268. GÁLVEZ. En la Bodega de la Constancia.

5 09 2010

galvez_gentedejerez

¿Se fueron las visitas! Queda sola La Constancia, De ella dije, “Templo”; y en su silencio se viven horas conventuales.
Cuando desaparece el último visitante y el eco de la última risa se pierde,
Las naves de la bodega se inundan de paz.
Embargado el ánimo por el baño de quietud, nos sentimos poseídos de ese encanto inefable que produce DETENER EL TIEMPO; y solo se cree percibir, el murmullo quedo del lento envejecer del vino.
Las grandes llaves de la cerradura antigua, despues de cerrar el portón de La Constancia” van sonando colgadas de la mano de Gálvez; se aleja el ruido de llaves y pasos,y la luz parece que les sigue.
Cierra la noche y creo oír algo así, como el débil eco una muchedumbre que rezase.
Es el vino, que llena mi cerebro de fantasía y le hace creer que se oye  como sigue envejeciendo entre el silencio y la oscuridad, el vino mejor  del mundo en el “Templo del Vino de Jerez” (Texto C. José María Orihuela).



267. EL PADRE GUERRERO. El recordado y querido jesuita.

3 09 2010

padre_pedroguerrerogonzalez_puertosantamariaHoy 3 de septiembre, se cumplen 37 años de accidente que costó la vida al jesuita Pedro Guerrero González, S.J., –el Padre Guerrero– quien desarrolló un importante trabajo en El Puerto de Santa María entre los años 1956 y 1962. Según cuentan quienes le conocieron, era raro verle descansando y siempre andaba entregado a tareas pastorales o caritativas, en todo momento abierto a ayudar a quien lo necesitase. Mostraba un notable afecto por los pobres y facilitaba importantes donaciones y ayudas a familias de limitados recursos económicos, a la par que atendía con especial atención y delicadeza a los enfermos. Ejerció, ademas, como capellán de la Base Naval de Rota.Todos, sus compañeros jesuitas y el resto de quienes con él se relacionaban veían su plena disponibilidad, su afán de servicio, su caridad y su humildad. Su causa de canonización se inauguró oficialmente el 3 septiembre 2001.

Nació en Jerez de la Frontera el 22 de marzo de 1918. Fue el mayor de cinco hermanos, hijos de padres ya mayores. Después de cursar los primeros estudios de bachillerato en Lausana (Suiza) y Madrid, tomó cursos de economía en Suiza y Milán. De 1936 a 1939 se enroló en el Tercio de requetés de la Virgen de la Merced, de Jerez, y fue a la guerra civil española, en la que dio un ejemplo heroico de caridad con los dos bandos enfrentados. Después de ampliar estudios de comercio en Jerez, ingresó en el noviciado de la Compañía de Jesús en El Puerto de Santa María el 6 de octubre de 1941.

JhsSu vida en la Compañía fue la de todos los jesuitas, sin distinguirse más que por su entrega a Dios y a los demás de un modo extraordinario: hay testimonios de sus compañeros jesuitas que así lo aseguran. Sus virtudes características fueron la caridad y la humildad. Se ordenó sacerdote el 15 de julio de 1953, en la Facultad de Teología de Granada.

EN EL PUERTO.
De los años en que ejerció el ministerio sacerdotal, la mayor parte de ellos los pasó en El Puerto de Santa María. Incluso cuando estuvo destinado como ayudante del administrador provincial en Sevilla, siempre siguió acudiendo a El Puerto, en donde ejercitaba la caridad apostólica con toda clase de personas, especialmente con los más pobres, que todavía lo recuerdan.

padreguerrero_aux_espirituales_puertosantamaria

Botiquín de ‘Primeros Auxilios Espirituales’ del Padre Guerrero, custodiados en la Parroquia de San Francisco. (El Puerto de Santa María).

Fue en todo momento un verdadero Hombre de Dios para todos. Pasaba muchas horas en el confesionario; asistía a los enfermos, hasta ayudar a los familiares a asearlos y darles la comida; llevaba la comunión a infinidad de impedidos; fomentaba la Adoración Nocturna, etc. A su muerte se supo que tenía dado el teléfono de su habitación a varios párrocos, para que lo diesen a las familias de enfermos que pedían auxilios espirituales durante la noche: de este modo, eran pocas las noches en que podía dormir durante algunas horas seguidas. Apenas tenía un rato libre de su trabajo en la oficina de la administración, acudía en una pequeña moto a asistir a enfermos o a llevarles la comunión.

ACCIDENTE Y MUERTE EN SEVILLA.
El 3 de septiembre de 1973 murió en Sevilla, cuando iba a asistir espiritualmente a algunos que lo necesitaban, en un accidente de moto.

pedroguerrerogonzalez_ornamentos_puertosantamaria

Ornamentos habituales del Padre Guerrero: sotanilla, alba y estola, custodiados en la Parroquia de San Francisco. (El Puerto de Santa María).

[Como se recoge en la documentación que obra en poder del propio obispado, «Vino a morir a consecuencia de un accidente. Iba en moto detrás de un camión que llevaba barras de hierro colgantes. El camión frenó y el P. Pedro chocó contra las barras, clavándoselas en las entrañas». El propio Guerrero, moribundo, en un alarde de generosidad más llegó a decir que el había sido el culpable del accidente, para que no actuaran contra el conductor del camión. El jesuita Manuel Tejera cuenta que en el Hospital de la Ciudad Sanitaria Virgen del Rocío de Sevilla, uno de los médicos «nos dijo que estaba muy grave. Que había sido como una cogida de toro en la femoral. Que estaban haciendo todo lo posible, pero que había poquísimas esperanzas. Al cabo de un rato volvió a salir para decirnos que no había sido posible salvarlo»].

Sevilla fue un clamor en aquella calurosa tarde de verano: “¡El P. Guerrero ha muerto!”, decía todo el mundo con mezcla de dolor y de asombro. Había muerto un hombre sencillo y cercano a todos los que le habían buscado para alcanzar misericordia. Desde Jerez y El Puerto de Santa María se trasladaron inmediatamente infinidad de personas (entre ellas, su madre), que lo velaron aquella noche y no querían separarse de él hasta la hora del entierro.

pedroguerrerogonzalez_tumba_puertosantamaria

TRASLADO DE SUS RESTOS A EL PUERTO.
A los 25 años de su muerte se tuvo una Eucaristía en su recuerdo en la Iglesia de la Compañía de Jesús de Sevilla. Fueron desde El Puerto dos autobuses llenos de gente para tomar parte en ella: allí estaban todos los que lo habían conocido y habían sido objeto de su inmensa misericordia, y los hijos de los amigos que lo habían visto de pequeños en sus casas. Desde su muerte son innumerables los que se encomiendan a su intercesión y alcanzan de Dios favores. Viendo esto, se pidió permiso al Obispo de Jerez para trasladar sus restos a la Iglesia San Francisco de El Puerto de Santa María, en donde había ejercido más su ministerio apostólico lleno de caridad con todos. Esto se realizó el 2 de octubre de 1999: la Iglesia de la Compañía, de grandes dimensiones, estaba a rebosar de toda clase de personas de El Puerto, Jerez y Sevilla. Sin duda allí se unieron en oración todos los que querían agradecer a Dios el haber conocido al P. Guerrero durante su vida.

pedroguerrerogonzalez_oracion_puertosantamariaCAUSA DE BEATIFICACIÓN.
Ante la insistencia de tanta gente, se pidió a Roma el permiso para introducir su Causa de Beatificación. Llegó el decreto “Nihil obstat” de Roma en mayo de 2001, y el 3 de septiembre del mismo año, coincidiendo con el 28º aniversario de su muerte, se tuvo la ceremonia de la Apertura Oficial de la Causa. La ceremonia tuvo lugar en la misma Iglesia de la Compañía de El Puerto, en donde descansan sus restos. Volvió a llenarse hasta rebosar la Iglesia de San Francisco, y esto después de 28 años de su muerte. (En la imagen de la izquierda, oración para pedir la beatificación del Padre Guerrero, con licencia eclesiástica para uso privado).

SIERVO DE DIOS.
Desde ese momento de la apertura de la Causa de Beatificación, se le denomina Siervo de Dios P. Pedro Guerrero González, S. J. El 7 de septiembre de 2003, en la misma Iglesia de la Compañía de El Puerto , se tuvo la solemne ceremonia de clausura del Proceso Diocesano de la Causa de Beatificación del Siervo de Dios P. Pedro Guerrero González, S.J. Con la iglesia abarrotada de nuevo por toda clase de gente, se tuvo la solemne ceremonia, presidida por el Obispo de Jerez, Juan del Río Martín.

fernandogarcia_sjDespués de esto, se trasladó el proceso de la Causa a Roma, donde se seguirá estudiando todo lo enviado allí desde la Diócesis de Jerez. La voz unánime de todos los asistentes a aquella ceremonia, como a todas la anteriores, era la misma: el Padre Guerrero era un hombre de Dios para todos. (Textos: Fernando García Gutiérrez, S.J., en la foto de la izquierda).

La dirección de la Causa de Beatificación es:

Causa de Beatificación del P. Guerrero, S.J.
Apartado 994. Tfno. y Fax. 956855009
11580 El Puerto de Santa María (Cádiz)



266. MARCELO SPÍNOLA MAESTRE. Obispo y Beato.

2 09 2010

retratospinolaEste insigne prelado tuvo una estrecha relación con lo que es hoy la Diócesis de Jerez. Como obispo de Málaga fue pastor de la zona de nuestra diócesis que entonces pertenecía a la diócesis de Málaga, y como arzobispo de Sevilla fue pastor de la otra parte que hoy compone nuestra diócesis y que entonces pertenecía al arzobispado hispalense. Vivió además una temporada en Sanlúcar de Barrameda, primero como abogado y luego como sacerdote.

Hijo de los Marqueses de Spínola, nació en San Fernando (Cádiz) el 14 enero 1835. Estudió la carrera de abogado en Valencia y ejerció en Huelva y Sanlúcar, con frecuencia gratuitamente a favor de los pobres. Decidida su vocación sacerdotal, se ordenó el 21 mayo 1864. Fue sucesivamente capellán de La Merced, de Sanlúcar, párroco de San Lorenzo de Sevilla, arcipreste de la misma y en 1879 canónigo de la Catedral. Obispo auxiliar de Sevilla (1880), obispo de Coria (1884), aquí funda la Congregación de Esclavas Concepcionistas del Divino Corazón, luego obispo de Málaga (1886), y finalmente arzobispo de Sevilla (1895).

escudospinolaPoco antes de su muerte fue creado cardenal por el papa San Pío X (1905). Murió el 19 enero 1906. No cabe en unas líneas la enumeración de sus excelsas virtudes como pastor, dedicado por entero al ministerio de la predicación, al contacto directo con las parroquias y los fieles, a la asistencia de los pobres, para los que pidió limosnas por las calles de Sevilla, y a todo lo que significara el servicio a la causa de la religión. Su vida pobre, humilde, abnegada y de plena entrega fue de edificación a cuantos lo conocieron. Beatificado el 29 marzo 1987.



265. ISAAC BEN JACOB ALFASI. Homenajeado en un vino de Jerez kosher.

27 08 2010

alfasisherrykosherEsta etiqueta de vino de Jerez para la exportación a Estados Unidos es un homenaje a Isaac ben Jacob Alfasi, con su nombre y la recreación de su figura. Isaac ben Jacob Alfasi (1013, cerca de Fez, Marruecos – 1103, Lucena, España) – también conocido como Alfasi o por su acrónimo hebreo Rif (Rabbi Isaac al-Fasi). Fue un intelectual judío marroquí. Pasó la mayor parte de su vida en Fez, pero en 1088 fue denunciado ante el gobierno y se vio obligado a huir a España. Se volvió dirigente de la comunidad judía en Lucena y fundó una reputada academia talmúdica, provocando un renacimiento del estudio talmúdico en España.

alfasi_gentede_jerezIlustración superior: Etiqueta Cream Sherry de Vinícola Jerezana. Producto Kosher, bajo la estricta supervisión rabínica, para el importador en Estados Unidos de América. (Colección José Luis Jiménez).

Su codificación del Talmud llamada Sefer Ha-Halachot (“Libro de las Leyes”), trata sobre la Halajá (Ley Hebrea) y está a la misma altura que las obras de Maimónides y Yosef Caro. Fue concluyente en el establecimiento de la supremacía del Talmud babilónico sobre el Talmud palestino. (Texto: Tarbut Jerez). (Ilustración: Isaac ben Jacob Alfasi)



262. MANUEL LUIS ORTEGA PICHARDO. Editor de Prensa.

17 08 2010

Nació en 1888 en Jerez de la Frontera. Marchó a Tanger donde se hizo pronto un hombre de negocios y donde fijaría su residencia a pesar de atender sus asuntos en diversos territorios españoles, muchos de ellos ligados al mundo del periodismo, como ya lo habría intentando también en la provincia de Cádiz. Fundó el Heraldo de Marruecos (1925) y en Ceuta fue cofundador de ‘El Mediterraneo’. El carácter internacional de Tánger le conquistaría para siempre.

EL_RAISUNI_ORTEGAPICHARDO_gentede_jerezEL HERALDO DE MARRUECOS. (1925-1932)
El periódico en español, fue fundado en Tanger y trasladado Larache. Contaba con imprenta propia, alcanzando una tirada de 8.000 ejemplares de 10 páginas diarias. Entre los colaboradores de esta publicación tangerina citamos a Manuel Álvarez Portal, que fue redactor jefe durante un tiempo, Samuel Benchetrit, tangerino, trabajo como redactor. Josph Benoliel, tangerino de origen judío, escribió durante un tiempo en el periódico; Jacob Bentata fue también redactor de este periódico. Alberto España, Santos Fernández, Messod, Santiago Otero,  etc.

Además fue fundador de diversos periódicos: De España y Marruecos
(Algeciras-Tetuán), El Noticiero (Jerez), Diario del Puerto (El Puerto de Santa María), Diario de Sanlúcar (Sanlúcar de Barrameda), Don Fastidio (Jerez). Fue Redactor Jefe de Diario de Jerez y Director de las colecciones España Colonizadora y creador de la Biblioteca Hispano-Marroquí (Madrid), así como de la Editorial Ciap y de la Revista de la Raza.

Escritor muy erudito en asuntos marroquíes, publicó Frivolidades, crítica de política y literatura, Jerez, 1910. Estudios sobre administración municipal, ibid., 1915. La Vida que pasa, impresiones de Andalucía, Madrid, 1916. El Raisuni, estudios de historia y política del Imperio de Marruecos en el s. xx, ibid., 1917. Guía del Norte de África y Sur de España, ibid., 1917. Los Hebreos en Marruecos, estudios de historia, política y social, ibid., 1918. El Riff Oriental, 1919. Los Hebreos en Marruecos, 1919. Historia de Santones, de Caídes, de Bandidos y de Guerrilleros.

En ‘El Amor y la Vicaría, Películas de Cine’, Manuel L. Ortega, escrito en 1911, recopila una serie de artículos costumbristas, advirtiendo en el prólogo «…ese libro no es otra cosa, que un cine de esos a perra gorda la entrada, en el que yo, como un saltimbanqui de la literatura, me he atrevido a enfocar varias vistas del encantado país del Amor’.

Amante de la buena vida, –podría considerársele un bon vivant–, murió en la pobreza, arruinado y sin ayudas, en el Zoco Chico de la ciudad tangerina.



250. JEREZ-ELPUERTO, PRIMER TREN DE ANDALUCÍA.

21 06 2010

11141

Estación de Jerez. Litografía de formato alargado. L. Mariani. «Guía del Viajero por el ferro-carril de Sevilla a Cádiz», de Antón Rodríguez. Sevilla: Lit. de las Novedades, 1864.

En el IV Congreso de Historia Ferroviaria se estableció de forma categórica y definitiva la cronología de las concesiones y puesta en marcha de líneas ferroviarias en España, confirmando que el tramo Jerez – El Puerto fue, con diferencia, el primer camino de hierro de Andalucía, en 1854.

Mañana 22 de junio se cumplen 156 años de ese evento. No es cierto, sin embargo, como se ha propagado en muchos textos y yo mismo he creído, que fuese la tercera de España, después de las líneas férreas de Barcelona a Mataró (1848) y Madrid-Aranjuez (1851). La realidad es que se inauguró tan solo dos días después de la línea Tembleque-Almansa, que hacía la 9ª en orden cronológico, habiéndose inaugurado en esos tres años transcurridos varias líneas en el país valenciano, (Valencia-Grao; Valencia-Silla; Silla-Benifayó; Carcagente-Alcira y Alcira-Benifayó) otra más en Cataluña (Barcelona-Molins del Rey) y el enlace de Aranjuez con Tembleque.

puenteferrocarril_puertosantamaria

Puente del ferrocarril, sobre el río Guadalete a su paso por El Puerto.

Dos años después se prolongaría la línea 13 kilómetros y medio hasta una terminal marítima en la zona donde había estado el fuerte militar del Trocadero, arrasado por los franceses un cuarto de siglo antes y, finalmente, llegaría a Cádiz en 1861. El año anterior se había completado el tramo Sevilla-Jerez, con lo que desde el 13 de marzo de 1861 estaban comunicadas plenamente y también por primera vez dos capitales andaluzas.

Para esa fecha el auge de este medio de transporte para viajeros y mercancías en media distancia en toda la península era espectacular e, incluso, una década después, con una diferencia de meses tan solo, dos ciudades bien distantes una de otra: Zaragoza y Jerez instalaron sendos servicios de ferrocarriles urbanos. El de Zaragoza tenía una extensión de 3,7 Km y el de Jerez (Jerez Estación-Jerez Pueblo) casi cinco kilómetros. De ahí se pasó a la gran distancia, uniendo los ramales construidos en cada región hasta formar las grandes líneas ferroviarias radiales que comunicaba la capital del estado con las más importantes ciudades y capitales de provincias.

1trenrota_puertosantamaria

EL TREN DE LA COSTA.
Otro hito histórico en la historia de los ferrocarriles andaluces lo marcó la creación y puesta en marcha de una línea que enlazaba las vecinas poblaciones de El Puerto con Sanlúcar de Barrameda. Por su trazado -El Puerto, Rota, La Ballena, Chipiona, Sanlúcar y Bonanza- se le denominó “Tren de la Costa”. Las obras duraron 16 años, inaugurándose la línea férrea con toda solemnidad el año que se conmemoraba el IV Centenario del Descubrimiento. Sin embargo los promotores locales en el primer año fueron a la bancarrota, haciéndose cargo de la concesión la Compañía Belga de Ferrocarriles Vecinales de Andalucía, cuyas oficinas estaban en la calle Cielo número 82, frente a la bodega de Velarde, actualmente un aparcamiento. Esta compañía mejoró la seguridad y la regularidad del servicio, aunque la rentabilidad no fue la esperada, abandonando la concesión a favor de la Compañía de Ferrocarriles Andaluces que mantuvo la explotación hasta 1936, fecha en que el estado expropió CFA como consecuencia de los constantes números rojos de sus cuentas de resultados. Y después de la Guerra Civil, con la creación de RENFE el servicio pasó a gestionarlo dicha compañía estatal hasta su cancelación por falta de rentabilidad, que forzó la cancelación de la línea al finalizar 1984. Le faltó un lustro y pico para ser una línea centenaria.

VICENTE MERELLO ALBERTI.
Estos dos eventos mencionados tienen una especie de complemento en un proyecto ferroviario que, si bien nunca llegó a realizarse, fue diseñado y registrado como propio por el portuense o porteño Vicente Merello Alberti. En la distancia de un siglo y cuarto que nos separa de esa fecha, y con la debida reserva, pensamos que fue su hermano Julio, el autor de dicho proyecto. Se trataba de una línea de carácter industrial que, partiendo de Jerez, llegaba a la margen del río Guadalete, navegable en esa época hasta El Portal, bordeando la Sierra de San Cristóbal, en cuyas canteras iría una estación de carga y descarga, al igual que otra en un muelle sobre el Guadalete antes del paraje denominado “La Corta”.

manueljosebertemati_gentedejerezEl 1 de agosto de 1886 presentó el proyecto de su trazado, de una longitud de 8.280 metros, a las autoridades municipales jerezanas, estando previsto su enlace en la Alcubilla con el tren urbano existente, al que nos referimos anteriormente. (A la izquierda Manuel J. Bertemati).

Un año después obtuvo la aprobación técnica del proyecto, (R.O. 10-8-1887) y la concesión de la explotación por 99 años. Dos meses después cede –vende, suponemos– el proyecto con todos sus derechos y obligaciones a Manuel J. Bertemati, de Jerez, el cual, tras no pocas incidencias e intentos de llevarlo a cabo, desiste del mismo antes de cumplirse el plazo de tres años que tenía para realizar las obras correspondientes. (Textos: Antonio Gutiérrez. A.C. Puertoguía).



247. JOAQUIN M. FERNÁNDEZ CRUZADO. Pintor.

16 06 2010

joaquinmanuelfernandezcruzado_jerezJoaquin Manuel Fernández Cruzado, pintor poco cono­cido fuera de la provincia de Cádiz y tal vez uno de los mejores de su época, era hijo del escultor ubriqueño José Fernánez Guerrero, naciendo en Jerez el 24 de diciembre de 1781 y bautizándolo en la parroquia de San Lucas, marchando a Cádiz al poco tiempo con sus padres y comenzando a dibujar en la escuela donde su padre era profesor, y asistiendo a las clases de Medicina y Cirugía, en las cuales, en presencia del natural, dibujó una colec­ción de láminas miológicas que pasaron a la Academia Gaditana.

En 1805, la Junta de ésta, acordó enviarlo como pensionado a Roma, pero los sucesos ocurridos con motivo de la invasión napo­leónica hicieron que se desistiera de tal viaje, enviándolo solamente a Sevilla a las órdenes de Ceán Bermúdez, y en cuya capital copió a Murillo y Zurbarán, trasladándose después a Madrid, donde bajo la dirección de D. Gregorio Ferro asistió a las clases de la Escuela de San Fernando y a los estudios de Goya y D. Vicente López. En la oposición de 1808 obtuvo el segundo premio de la Academia por el cuadro cuyo asunto es un episodio de la vida del Gran Capitán, y cuyo boceto está en el Museo de esta ciudad.

Los sucesos ocurridos en Madrid el 2 de mayo, le llevaron a for­mar parte de los grupos que se levantaron contra Napoleón, sir­viendo en la Puerta de Fuencarral una pieza de artillería, y pudiendo escapar con las tropas del Duque del Infantado, siendo nombrado subteniente por la Junta de Molina de Aragón, y haciendo toda la campaña, ascendiendo a capitán en 1819, y cayendo prisionero en el 23.

Restablecido el Gobierno de Fernando VII, pasó a Cádiz en e! año 30, con licencia, y la Cruz de San Hermenegildo; habiendo rea­lizado la campaña de América y llegado a actuar de capitán de Es­tado Mayor, sin dejar de olvidarse en todo este período de que era artista y pensionado de la Academia.

En la Escuela de Cádiz ocupó la vacante de D. Manuel Roca, y escribió un Tratado de Anatomía pictórica, muriendo el año 1856, después de una vida muy laboriosa, y dejando muchos cuadros y retratos, tanto de tamaño natural como en miniatura, en los que se muestra un pintor de gran talla, poco admirado de los críticos ac­tuales, a causa de que la mayoría de sus cuadros pasaron a América o quedaron en Cádiz en poder de particulares, entre los cuales eran muy apreciados. (Texto: Manuel Castro Rodríguez).



214. JOSÉ ESTÉVEZ DE LOS REYES. Empresario del vino.

26 04 2010

joseestevez_gentede_jerezJosé Estévez de los Reyes nació en Jerez el 24 de junio de 1931, y falleció en Sevilla el 20 de febrero de 2005. Pese a dedicarse al mundo de la empresa y del vino, llegó a estudiar Perito industrial.

Estévez estaba casado con Isabel Puerto y tenía siete hijos, José Ramón, Maribel, Silvia, María Jesús, Juan Carlos, Javier y Jaime, actuales responsables del Grupo Estévez, compañía que aglutina las bodegas del Real Tesoro y A.R. Valdespino.

El primer contacto con el negocio del vino llegó a través de las bodegas Domecq, en 1958, como director de Servicios Especiales. Posteriormente, en 1974, compró la Bodega Félix Ruiz Ruiz S.A. dedicándose con ella a la crianza y embotellado de vinos y licores. En el año 1984 adquirió la de Marqués del Real Tesoro y pocos años después Palomino y Vergara, creando en 1993 José Estévez S.A. Su última adquisición fueron las bodegas Valdespino.

Fue homenajeado y reconocido con la Medalla de Oro al Trabajo. Y llegó a ocupar el cargo de teniente alcalde en el Ayuntamiento de Jerez con Miguel Primo de Rivera. (Texto: José Luis Jiménez y Juan Gallegos) (Foto: José Luis Jiménez).

realtesoro_gentede_jerez

Bodegas del Marqués del Real Tesoro. (Foto: Juan Gallegos).

Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, el empresario presidía el Grupo Estévez, compañía que aglutina las bodegas Marqués del Real Tesoro y A.R. Valdespino. Además, fue teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jerez con Miguel Primo de Rivera. Su vocación empresarial fue temprana y a los doce años ya vendía medias, tabaco y coches de segunda mano, si bien logró estudiar Perito Industrial.

Su primer trabajo estable le llegó en la constructora Entrecanales y Távora, en Jerez, aunque más tarde volvería al pluriempleo, compatibilizando un trabajo en la fábrica de botellas con otro de tasador de compañías de seguros. El primer contacto con el negocio del vino llegó a través de las bodegas Domecq, de la que fue directivo. Sus inquietudes le llevarían a estudiar Geología en su afán por encontrar una arena de calidad para fabricar vidrio.

Años después era dueño de la explotación de los yacimientos de Arenas Silícias en Arcos de la Frontera, arenas que se emplean para la fabricación de vidrio, en la fundición de hierro y acero, en las pinturas y en la industria dentífrica. Por la venta de estas minas, en enero de 2001, obtuvo 72 millones de euros (12.000 millones de pesetas), liquidez que le permitió adentrarse en el negocio del vino, su verdadera vocación que ha mantenido hasta el final.

Asimismo, era propietario de una empresa de explotación agrícola, con una superficie de 450 hectáreas, que le garantizan el 70% de sus necesidades de uva de mosto, en tanto que el 30% restante lo ha seguido comprando a cooperativistas de la zona para así asegurarse el cien por cien de la producción. También en el año 2001 fue nombrado consejero del Banco de Andalucía, filial del Grupo Banco Popular. (TextoEugenio Camacho).

tio mateoGANANDO BATALLAS.

No siempre pasa, porque los de Jerez son vinos excelentes, pero hay algunas personas que sufren dolores de cabeza por consumirlos. Son individuos sensibles a las histaminas, y pasa con otros vinos y productos alimentarios. En Jerez, mi tierra natal, hablamos de vinos ‘cabezones’ . ¿Es posible hacer un vino más sano y poco ‘cabezón’? La respuesta es afirmativa. Han pasado diez años José Estévez fundador de la bodega, ya fallecido, no podrá disfrutar del éxito de una decisión que le provocó no pocos quebraderos de cabeza con el Consejo Regulador de Jerez. El Tribunal Supremo, Sección Cuarta de la Sala Tercera de Madrid, ha fallado a favor de Bodegas Estévez anulando la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 8 de junio de 2006, por la cual se impedía que la bodega pudiese incluir en su etiquetado el texto “prácticamente sin contenido en histamina”  en relación a su producto Tío Mateo.

La sentencia del Supremo oncluye que “la expresión prácticamente sin contenido en histamina: No induce a error, pues se limita a describir una información absolutamente real y verídica en relación con el producto TIO MATEO”, que en ningún momento fue negada ni siquiera por el tribunal que impidió su utilización. “La mención a la histamina que aparecía  en la etiqueta y en el librito que la acompañaba describe una característica más del producto y no se asocia ni a efectos preventivos ni a beneficios ante una molestia o enfermedad”  recoge el auto.

La Sala desconoce si puede o no tener trascendencia comercial la inclusión de la indicación a estar exento prácticamente de histaminas, pero indica que “no puede prohibirse ya que su veracidad está constatada por análisis efectuados en laboratorios oficiales”  e igualmente porque “La defensa del consumidor no puede argumentarse, puesto que la indicación de prácticamente sin histaminas es una afirmación real”. (Texto: Pepe Contreras).




202. MANUEL MAYOL RUBIO. Dibujante y periodista gráfico (y II).

13 04 2010

casa_mayol_cadiz

Mayol dejó a la ciudad un gran legado, la casa que hoy lleva su nombre, extraordinariamente cuidada por sus actuales propietarios, una finca de estilo modernista que edificó y habitó en nuestra ciudad, en la calle San José junto a la plaza de San Felipe Neri.

Pero hay que regresar a Buenos Aires y continuar con la expansión de “Caras y Caretas”. Su siguiente viaje a España habrá de esperar cuatro años, naciendo en Cádiz su segunda hija, Mercedes, conocida en la familia como “Melele. Por aquel entonces, Manuel y Rafaela alquilan un piso en la calle Novena.

comedor_mayol_cadiz

Mayol con su familia, en el comedor de la casa que se construyó en Cádiz, de estilo modernista, y que lleva su nombre.

El nuevo viaje de vuelta a Buenos Aires se hace más duro porque ha crecido en Manuel el deseo de regresar definitivamente a Cádiz, lo que hará en 1909, tres años después del nacimiento de su hija Melele. Será entonces cuando construya una de las casas más bonitas del casco histórico de Cádiz, la bien llamada casa Mayol, en la esquina de San José con Santa Inés, justo enfrente del histórico e hispanoamericano oratorio de San Felipe. El arquitecto municipal, José Romero, plasmará las intenciones de Mayol en esta casa gaditana de estilo modernista.

Manuel Mayol se ha convertido en un intelectual refinado, alegre, sencillo, afable, por cuyo despacho van a pasar pintores, escritores, músicos, periodistas… es una casa abierta a los más importantes próceres gaditanos del momento: Ramón de Carranza, José Moreno de Mora, los Aramburu, Blázquez, pero también acoge a aquellos artistas noveles que le solicitan ayuda, consejo y en muchos casos incluso financiación para sus proyectos.

despacho_mayol_casa_cadiz

El despacho del artista en su casa gaditana de la calle San José.

Una tarde, el que sería famoso maestro Padilla, visitó a Mayol y éste, al ver su aspecto, pidió a su mujer que le proporcionara artículos de aseo y ropa limpia, antes de sentarlo a su mesa y dar cuenta de una opípara cena. Tras los postres, Padilla se sentó al piano y tocó por primera vez una pieza que había compuesto y que más tarde se hizo famosísima, estrenándose así en privado el famoso pasodoble “Relicario”, que con tanto éxito cantó e hizo famosa en todo el mundo a la célebre artista Raquel Meyer.

manuelmayolrubio_cadizPara poder llevar a cabo ese tipo de vida había detrás un sustento económico importante procedente de los ingresos que le remiten periódicamente desde Buenos Aires, donde ha dejado sólidamente constituida su empresa periodística en forma de sociedad anónima. Pero en 1912 surgen problemas en la redacción de “Caras y Caretas”. Buenos Aires ya no es la ciudad virreinal que le vio llegar. Ahora es una gran urbe de un millón de habitantes, y el mercado publicitario ha evolucionado, lo que le obliga a regresar de nuevo para hacerse cargo de nuevo de la dirección plena del semanario. Sus antiguos redactores crean “Fray Mocho” y con ellos marchan muchos anunciantes, lo que obliga a Mayol a tomar en solitario las riendas y la propiedad de la empresa y a luchar por su relanzamiento, algo que consigue con más fuerza aún. Al lado, Manuel Mayol, abajo uno de sus óleos, pintado al natural en Puerto Real, donde no se escapa el colorido de sus pinares.

mayol_puertoreal_cadiz

Se instala en su casa propia de la avenida de Mayo, 1334, y se reincorpora a su estudio pintando nuevos cuadros. Su casa bonaerense era un centro de atracción para todo tipo de artistas, hasta el punto de que su madre Rafaela no sabía nunca cuántos cubiertos había que poner en la mesa, y esto ocurría a diario. Lo mismo departía con el presidente de la República que con un novel y modesto pintor. En 1914 nace su hija María Auxiliadora, madre de Félix Bragado, abogado y actual presidente de la Fundación Comes.

mayol_plusultra_cadizEsta segunda etapa de “Caras y Caretas” no es sino una recreación de su obra, con nuevas secciones, nuevos colaboradores, y con una certera visión del periodismo moderno, el semanario se sitúa como líder indiscutible del periodismo gráfico sudamericano. A la sombra de “Caras y Caretas”, y en principio como un suplemento, nace “Plus Ultra”, una nueva publicación que pronto se convierte en la principal referencia del periodismo artístico y literario de toda la América de habla hispana. (En la portada del primer número reproduce un óleo sobre tela en que se ven a tres personajes absortos en unas ilustraciones: son sus hijas Pilar y Melele y su sobrino Rogelio).

El número 1.000 de “Caras y Caretas” sale a la calle en 1917, regalándose a los lectores un grabado de la ilustración de Mayol publicada en la portada del primer número. “Caras y Caretas” se convierte en la publicación que más y mejor información ofrece en Sudamérica sobre el gran conflicto mundial, con un total de 1.553 artículos, reportajes e informes sobre la primera gran guerra.

carasycaretas_04_mayol_cadizPoco después, coincidiendo con el número 100 de “Plus Ultra”, Manuel Mayol vuelve a sentir la llamada de su Cádiz, entre otras cuestiones porque sus afecciones bronquiales, sin duda acrecentadas por ser un fumador empedernido, le fuerzan al retiro y a una vida más alejada del trajín que ha sido su vida. En 1919 deja a su amigo y mano derecha, Juan Carlos Alonso, como director de la empresa, y regresan definitivamente, ahora sí, a España, a su casa de Cádiz. En la revista “Río de la Plata” se publica: “Manuel Mayol, este prestigioso artista, que en la historia del periodismo gráfico argentino ocupa el puesto más culminante, después de larga y brillantísima labor, se retira a una vida de paz y descanso… continua, “Caras y Caretas” y “Plus Ultra”, son, cada una en su estilo, las dos revistas más notables de la América del Sur”.

Manuel Mayol puede considerarse un precursor del periodismo actual donde tan importante es la pluma como el lápiz, lo que se escribe como lo que se muestra o se explica a través de fotografías o gráficos en lo que ahora se denomina, con rango propio de especialidad, infografía. Un periodismo en el que el diseño era pieza clave, como ocurre ahora. Y es también un referente histórico. Mayol es parte fundamental en el entendimiento del tránsito de Argentina entre un siglo y otro y la conversión de Buenos Aires a gran urbe metropolitana en las dos primeras décadas del siglo XX. Mayol va a ejercer también un destacado papel como mecenas de artistas y va a ir haciendo acopio de una importante colección de obras artísticas, algunas de ellas de gran valor.

mayol_naipes_cadiz

(Naipes de la firma gaditana de barajas Olea, en la que tuvo intereses Mayol).

Su última empresa termina de catalogar a Manuel Mayol como un hombre de una personalidad incatalogable. Se trata de una pequeña fábrica de naipes junto a su antiguo compañero de estudios en Cádiz Segundo Olea. Sus diseños artísticos le hacen merecedor de varios premios. Finalmente la empresa será adquirida por una firma de Vitoria, la fábrica fundada por Heraclio Fournier, quien viaja a Cádiz personalmente para negociar los acuerdos de compra de las patentes de Olea-Mayol.

Sus problemas de salud, atenuados gracias a su amigo el doctor Ramón Ventín, le obligan a pasar largas temporadas en Grazalema y su sierra de Pinsapos; Chiclana y su mar; y Puerto Real y los pinos de sus Canteras, estancias que eran un bálsamo para sus estropeados bronquios. Cuando está en Cádiz son frecuentes sus presencias en las tertulias del Casino y el Ateneo.

mayol_esquela_cadiz

Manuel Mayol falleció en Puerto Real el 30 de marzo de 1929. Sus restos reposan en una modesta tumba del cementerio de Puerto Real. “Caras y caretas” sobrevivió a Manuel Mayol hasta 1939, cuando la falta de financiación publicitaria obligaron a su cierre, a pesar de que Félix Bragado, abogado del Estado y gran negociador, tratase de evitar en un viaje a Buenos Aires el final de la empresa, algo que finalmente no pudo evitar debido a lastre que arrastraba la publicación. (Extracto de la conferencia del periodista Jesús de Sobrino Grosso, pronunciada en el Ateneo de Cádiz, sobre su antepasado).



201. MANUEL MAYOL RUBIO. Dibujante y periodista gráfico. (I)

12 04 2010

caricatura_autoretrato_mayol_cadizManuel Mayol y Rubio nace en Jerez de la Frontera el 9 de abril de 1865, según la fecha del principal estudio que sobre su figura se ha realizado, por parte de Francisco Higuero. El otro gran estudioso de este verdadero artista cuyo merecido reconocimiento ha estado hasta ahora limitado al ámbito de su familia y conocidos, aunque es de esperar que el tiempo e instituciones como el Ateneo de Cádiz ampliarán estas fronteras sobre su conocimiento, fue Ramón Grosso Portillo, destacado ateneísta y otra personalidad digna de la misma atención de quien fuera su suegro, y a quien este Ateneo recuerda constantemente. Viene al mundo en Jerez, en el seno de una familia humilde. Segundo hijo de Juan Manuel Mayol, natural de Calatayud, y Petra Rubio, después de haber nacido la hija mayor del matrimonio, Pilar y antecediendo a Tomás, el hermano pequeño. Junto a estas líneas, ilustrando este texto extractado de una conferencia del periodista Jesús de Sobrino Grosso sobre su ilustre antepasado, una autocaricatura de quien fue pintor, ilustrador de prensa, periodista y editor.

bocetoestudiante_m_mayol_cadizSu padre, Juan Manuel se va trasladar a Jerez para ejercer como maestro, ciudad en la que va a nacer nuestro personaje. Manuel es un niño inquieto y menudo que crece en un ambiente humilde, pero tremendamente liberal para la época, y que muy pronto va a manifestar unas grandes dotes y una inusitada afición por el dibujo, motivo por el que su padre no duda en matricularlo, siendo muy pequeño, en la Escuela de Artes y Oficios de Jerez. Pasado este primer tramo de la infancia, Juan Manuel Mayol y su familia se mudan a Cádiz, donde Manuel asiste a la Academia Provincial de Bellas Artes para incorporarse como alumno de importantes artistas del panorama gaditano, como su maestro Ramón Rodríguez Barcaza. Manuel comparte aulas y amistad con quienes con el tiempo serían también prestigiosos representantes de una nutrida generación de artistas gaditanos: José Morillo Ferradas, Salvador Viniegra Lasso de la Vega, Antonio Accame Escassi, Federico Godoy. Al lado, un dibujo de juventud de Mayol.

manuelmayol_00_cadiz

Mayor posando para un retrato fotográfico, la estampa de un caballero del cambio de siglo en forma y un artista en el fondo, no en vano le cede protagonismo a algo que no escapa a la mirada de un pintor: una naturaleza muerta.

Todos estos nombres y apellidos se van a mezclar años más tarde, como veremos, con los de otros artistas noveles o consagrados cuyas inquietudes creativas explotan al unísono en Cádiz y su entorno, como una generación antes había ocurrido con la generación de Mayol, manteniendo entre ellos vivo contacto y más vivos aún intercambios de ideas y pareceres: José Felipe de Abarzuza, Francisco Prieto Santos, José Luis Ruiz Vila o Rafael Alberti Merello. Pero mucho antes que esta generación van a mediar para Manuel Mayol unos años que marcarán su prestigioso futuro fuera de nuestras fronteras, como periodista, ilustrador, pintor, y hombre de empresa, en el sentido más amplio que quepa definir este concepto.

buenosairespintoresco_mayol_cadizRecién finalizados sus estudios, Mayol decide, en compañía de sus compañeros Antonio Accame y Figal compartir un estudio de pintura en la Alameda, muy cerca de la Iglesia del Carmen. De allí Manuel Mayol llegó a Buenos Aires solo y casi pobre, con 21 años y con el documento de autorización paterna preceptivo para los menores de 25 años para viajar al extranjero “y residir en cualquier punto de la República Argentina, según convenga a sus intereses”, según el documento celosamente custodiado entre los papeles de la familia, que permitió ubicar el viaje trasatlántico en 1888. Manuel Mayol se convertirá en una persona muy conocida en la sociedad bonaerense, imprescindible en reuniones, haciendo gala siempre de su gracejo gaditano, con su laúd, bandurria o guitarra, instrumentos que dominaba, recordando tangos de su Cádiz. En sus inicios colaboró en periódicos como “El Guerrillero” o “Don Quijote”, como caricaturista de fina sátira. Eduardo Sojo, su editor, le permite firmar con su seudónimo “Demófilo”, lo que sin duda deja más libertad a Mayol para ocuparse de otros quehaceres en la publicación, especialmente durante las largas temporadas que dirige a solas “El Quijote” por las prolongadas estancias de Sojo en España. Entre los trabajos de Mayol, estampas de Buenos Aires como la de la ilustración, publicada en su legendaria revista “Caras y caretas”.

carasycaretas_1_mayol_cadizMayol estuvo tres años en esta publicación llegando a tener un salario importante, mil pesos mensuales, casa aparte. Mayol alternará su trabajo al frente de “El Quijote” con colaboraciones muy demandadas por otros editores, caso de “El Mosquito”, “El Guerrillero” y otras. Estas y otras publicaciones van a quedar en franca desventaja en el mercado nada más a salir a la calle los primeros ejemplares de la que va ser la revista de referencia de la actualidad y la cultura de Buenos Aires de principios del siglo XX: “Caras y Caretas”, de la mano y gracias al impulso de Manuel Mayol. Mayol es a “Caras y Caretas” lo que “Caras y Caretas” es a Mayol, un espejo que saca a relucir la gran imaginación de este gaditano ingenioso y tenaz. Junto a estas líneas una creación de Mayol, la revista “Caras y caretas”, todo un hito histórico en la presa argentina.

Durante sus primeros años de Manuel en Argentina va a conocer a un amigo de su padre, un andaluz también emigrado, Alejando María Riaño y Cáceres, casado con María de los Angeles González Montero, con seis hijas y un hijo, una de ellas, Rafaela, de la que se enamorará y casará. El enlace entre Manuel y su Rafaelilla, como la llamaba cariñosamente, tendrá lugar en 1896, en 20 de enero, en el Registro Civil de Buenos Aires y cinco días más tarde se celebrará la ceremonia religiosa en la parroquia de San Telmo de Buenos Aires. Mayol es un artista plenamente integrado en Argentina y uno de los muchos creadores que dan impulso a un movimiento intelectual que hasta entonces no había tenido la dimensión que alcanza con aportaciones como las de nuestro protagonista. En Argentina, a este elenco de poetas, escritores, pintores, políticos y militares se les llamó los de la generación del 80, y con ellos convivió, departió, colaboró y trabajó, como un patriota más.

mayol_casabuenosaires_cadiz

En 1990, según referencia de Diario de Cádiz, su esposa y su hija Pilar, de corta edad, viajan a España a visitar a la familia. En esa ausencia, Manuel Mayol ingresa como director del Area de Dibujo del Colegio Nacional Sud, de la capital. Por ello, el tránsito entre los dos siglos coge a Manuel Mayol inmerso en una actividad incesante, desarrollando su trabajo docente, pintando, con su proyecto de revista necesitando plena dedicación y, además, atendiendo a su familia. Arriba Mayol en su estudio bonaerense. Abajo, una muestra del sentido del humor del editor de “Caras y caretas”, revista donde se plasmó su personalidad.

etiqueta_mayol_cadiz

En 1902 va a viajar a Cádiz. Leo un recorte de “El Correo Español” de Buenos Aires: “Nuestro estimado amigo, el señor Mayol, director artístico de la apreciada colega Caras y Caretas, embarcará mañana en el trasatlántico Reina María Cristina, acompañado de su familia y en viaje de recreo para la Patria. Después de largos años de permanencia y de continua labor, vuelve este querido amigo a España en busca de un reposo bien ganado, y con la satisfacción de un éxito lisonjero en sus esfuerzos como artista y como perseverante trabajador.

manuelmayol_02_cadizMayol, que ha sido en esta República el precursor de la caricatura fina, artística, así como también el primer pintor que dedicó su talento a la ornamentación artística de establecimientos comerciales, obteniendo un verdadero éxito, como se recordará, sancionado por toda la prensa de la capital, con los lienzos que aún se exhiben en la casa seminario de la calle Cangallo, y que en aquella época marcaron una verdadera revolución en el adorno de los establecimientos de este género de esta población, no ha descuidado por eso su trabajo de estudio, y en varias exposiciones pictóricas hemos visto figurar lienzos con su firma que atestiguaban su perseverancia. Pero su último éxito, su reciente y empeñosa campaña en la creación del próspero semanario Caras y Caretas es la más palmaria demostración de la vena artística y de la ruda tarea que Manolillo (como cariñosamente le llaman sus íntimos) ha sabido sostener con tanta perseverancia como arte, saliendo vencedor gracias a su talento, que le ha sabido inspirar el justo medio tan necesario para mantener la nota humorística sin caer en lo chocante o en la obscenidad del género burdo de esta difícil tarea artística. Le deseamos al querido amigo un feliz viaje, una grata permanencia en la Patria y que su regreso no se alargue demasiado”. El pintor gustaba de tocar la bandurria, compañera en sus primeros días de su fructñifera estancia en Argentina.

carasycaretas_02_cadizDurante aproximadamente seis meses Mayol y su familia se hospedan en el hotel de Francia de la plaza de San Francisco, donde va a recibir a numerosos amigos, entre ellos a Manuel Grosso, director de una acreditada agencia de aduanas en Cádiz y que años más tarde va llegar a ser su consuegro. Pero hay que regresar a Buenos Aires y continuar con la expansión de “Caras y Caretas”. Su siguiente viaje a España habrá de esperar cuatro años, naciendo en Cádiz su segunda hija, Mercedes, conocida en la familia como “Melele. Por aquel entonces, Manuel y Rafaela alquilan un piso en la calle Novena. La agilidad del trazo y el humorismo, constantes en la obra americana de Mayol. (Continuará…)