387. Rosana y David De María en el otoño del Villamarta

6 07 2013

 

David de Maria

David de Maria

 

Ya se ha presentando la programación de otoño del Teatro Villamarta, que incluye grandes nombres de la canción y la escena española actual. Así, a las tablas del teatro vendrán Rosana y David DeMaría y actores como Fernando Tejero y Carmen Machi. El primero compartirá escenario con Pepón Nieto en la comedia ‘Mitad y mitad’, mientras que la popular actriz encabeza el reparto de ‘¿Quién teme a Virginia Woolf?’.

El teatro, protagonista

El teatro, protagonista

Tanto uno como otro montaje se encuadran en dos ciclos -el de Humor y Teatro de Hoy-, pero no serán los únicos. De dar vida a personajes y situaciones que harán reír al público también se encargarán Mariola Fuentes y Llum Barrera en ‘El manual de la buena esposa’. La tarea de dar a conocer a clásicos contemporáneos es uno de los objetivos de la Compañía Atalaya y su ‘Madre Coraje’ de Bertolt Brecht. La oferta teatral finaliza con el grupo jerezano La Zaranda, que presentará su último trabajo –‘El régimen del pienso’- a finales de noviembre.

Danza y copla

La danza tendrá un papel importante también en la programación, con dos grandes compañías: el Ballet Nacional de Cuba que, bajo la dirección de Alicia Alonso, traerá a Jerez su ‘Coppelia’ y el Ballet Imperial Ruso, con un clásico como ‘Cascanueces’.

La copla tiene como “cita ineludible” el espectáculo que rinde homenaje a Marifé y que reunirá sobre el escenario el 13 de octubre a Antonio Cortés, Joana Jiménez y Erika Leiva, todos ellos ex concursantes del célebre programa de Canal Sur TV.

Otra de las novedades de esta programación es el Ciclo Cultura Urbana, dedicado al hip hop, con dos espectáculos: uno centrado en el baile, que correrá a cargo de Brodas Bros, y en otro en la música, con Dúo Kie como protagonista.

La oferta infantil cuenta con el popular grupo CantaJuego, el musical La Cenicienta y, con el patrocinio de la Fundación La Caixa, se acercará a los más pequeños la música de otras culturas, concretamente la de África.

Finalmente, bajo el título ‘Navidad en el Villamarta’, en diciembre la Peña Tío José de Paula llevará a cabo su zambomba flamenca y María José Santiago dará su particular visión de las fiestas navideñas, también en clave flamenca.

Para Isamay Benavente, directora del Teatro Villamarta, con la programación de otoño “atendemos todas las sensibilidades, todas las edades y a todos los públicos”, partiendo siempre de la premisa de la calidad artística.

Todo ello se suma a los espectáculos que se han puesto a la venta de manera anticipada, como los de Raphael, Sara Baras y Miguel Poveda.

Las entradas se pondrán a la venta a partir del 2 de septiembre con importantes descuentos de lanzamiento. Y es que, a la habitual reducción en el precio por la compra de los abonos de los distintos ciclos, se suma un descuento mayor –de hasta el 40 por ciento- si se adquieren este tipo de localidades en butacas durante el mes de septiembre.

Cursos del Festival de Jerez

Por otra parte, también se dio a conocer el área formativa de la próxima edición del Festival de Jerez, que tendrá lugar entre el 21 de febrero y el 8 de marzo de 2014. Al igual que el inicio de venta de la programación de otoño, el plazo de matriculación de las más de 1.000 plazas disponibles en los 43 cursos y talleres del XVIII Festival de Jerez se abrirá el 2 de septiembre.

TEXTO E IMAGEN:AYTO.JEREZ



381. Cristina López dona a la Hdad. de la Cena una de sus obras

13 03 2013

La pintora jerezana Cristina López da de nuevo muestras de su solidaridad con la ciudad. Este próximo fin de semana donará una de sus últimas obras a la Hermandad de la Santa Cena en señal de respeto al mundo cofrade.

López pintó este cuadro para el concurso de carteles de Semana santa de este año y, aunque no ha sido el ganador, fue seleccionado y expuesto en el Alcázar de Jerez para deleite de todos. Trás a exposición se puso en contacto con el Hermano Mayor de la Hermandad de la Santa Cena para donar el cuadro.

En señal de agradecimiento el sacerdote de San Marcos benecirá  el cuadro en La Via Crucis que tendrá lugar en la iglesia de San Marcos el día 16 de marzo a las 21.00 horas. Primero se procederá a una Santa Misa con todos los hermanos, un breve discurso sobre la obra y posteriormente harán la Via Crucis donde estará la propia artista en un recorrido aproximado de unos 45 minutos.

Proyectos 

La joven Cristina López ha participado recientemente, concretamente en enero,  en la Galería Enma de Madrid en una exposición colectiva, y un mes despúes en otra en  Sala Sojo Ribera Cordoba.

Asimismo ha donado obras a la colección privada Gonzalez Byass en Febrero, y más recientemente ha participado en la exposición colectiva en Sala Castilla la Mancha en Cuenca  también en febrero. Iguamente sus obras han formado parte de la muestra colectiva de mujeres en Museo El pósito en Linares (Jaén), exposición actual.

Para lo que queda de año tiene pendientes varios proyectos en Churriana de la Vega (Granada) el próximo mes, Cuenca en junio, una exposición individual en Figueras (Gerona), y en el mes de agosto una exposición individual en el palacio de exposiciónes en Ronda. Durante el verano intervendrá asimismo en la Exposición colectiva Galería María Aguilar (Chiclana).



365. JEREZ EN EL RECUERDO (II)

7 12 2011


360. Las murallas de Jerez, según Delocraix

19 10 2011
 

A mediados de  enero de 1832, el reputado pintor francés, Eugene Delacroix (1798-1863), iniciará un viaje de seis meses que será crucial en su vida y que le llevará a visitar el norte de África, Marruecos y Argelia, incluyendo una breve gira por Andalucía. Este singular periplo influirá enormemente en su pintura posterior, haciéndole descubrir la deslumbrante luz y color de esos paisajes, la sensualidad y el misterio de sus gentes .La decisión de Luis Felipe de Francia de enviar una delegación especial a Marruecos, encabezada por conde Charles Edgar de Mornay, para mantener el control sobre el Mulay Abd ar-Rahman ibn Hicham, servirá para que la amante del conde, Mademoiselle Mars, le sugiera incluir en la lista de viajeros al pintor.En Toulon embarca en la fragata La Perle, zarpando el 11 de enero con rumbo a África. Ya en Tánger se desplazará a España a mediados del mes de mayo, acuciado por conocer la pintura española llegará  a Cadiz el 18 de mayo, siendo atendido por el viceconsul francés, M. Angrand. Pero lo que más nos interesa de esta historia es que a finales de ese mes, en el trayecto que va desde Cádiz a Sevilla, realiza una breve parada en Jerez para contemplar sus murallas y el Alcázar, de los que hace un ràpido boceto a lápiz de la torre octogonal y su entorno, titulado    Murailles á Xerez. Este sencillo dibujo formaba parte de su Album de voyage au Maroc, Espagne, Algerie, parte del cual adquirió el Museo del Louvre en 1983 para su conservación en el departamento de Artes Gráficas, donde se encuentra actualmente.

De esta breve estancia en la zona comentó en su Diario:”He hallado en España todo lo que había dejado entre los moros. Nada ha cambiado, salvo la religión; el fanatismo por lo demás es el mismo. He visto las bellas españolas que no desmienten su fama”.

Delacroix regresará a su pais, al mismo puerto desde donde partió, el 5 de julio, y en su equipaje llevaba una carpeta repleta con más de cien dibujos. Como curioso contrapunto a esta relación de Delacroix con Jerez, en 1833, y con motivo de la decoración del salón donde el escritor Alenjandro Dumas va a organizar un baile de disfraces, pintará un singular retrato del vencido rey godo, Don Rodrigo, tras la batalla de Guadalete.

La pintura es una témpera, sobre varios papeles, donde se muestra al rey desfallecido, herido de muerte en su enfrentamiento contra los árabes, y  que sólo se mantiene sobre el caballo gracias a su valor. Su corona y su cetro han caído en el lodo junto a su paje. Tras él, a la luz del atardecer, aparece representado el campo de batalla.

La obra, propiedad del Ayuntamiento de la ciudad de Bremen, se puede contemplar en la actualidad en la Neue Pinakothek de Munich.
 

 TEXTO E IMAGEN: José Luis Jiménez García

 

 
 

 



330. RAFAEL MANTARAS. Un veterano del deporte jerezano

23 02 2011

 

(Rafael en su actual gimnasio de la calle Juana de Dios Lacoste)

(Jerez, 1945). Rafael Mantaras es desde hace décadas un hombre ligado por méritos propios al deporte jerezano. Introdujo el Judo en la ciudad cuando tan sólo unos pocos habían oído hablar de este arte marcial. Maestro de maestros, e instructor de cientos de jóvenes en deportes como la natación o el kárate, completa un asombroso historial ligado a las hazañas deportivas más insólitas y por su puesto a una trayectoria profesional de peso en España.

Rafael de los Santos Reyes Magos (antiguamente en las adscripciones en las partida de nacimiento debía figurar una advocación) nació en Jerez un Día de Reyes casualmente del año 1945, justo el año de finalización de la guerra mundial más nefasta, la segunda.

(De niño, junto a sus compañeros de clase, arriba el segundo por la dcha.)

Noveno de diez hermanos, entre ellos el que fuera en su día alcalde de la ciudad, Jesús Mantara; y sobrino del inolvidable Tomás García-Figueras (alcalde de la ciudad y uno de los africanistas más reconocidos del mundo- su obra se donó a la Biblioteca Nacional).

Su infancia transcurre en la calle Francos, donde más tarde en 1963 montará su primer gimnasio; y su educación en el Colegio La Salle para posteriormente desembarcar en el Instituto Padre Luis Coloma donde estudia bachillerato. Inicia clases de Derecho con el profesor José Sánchez Esteve en un despacho de la calle Larga; pero su vocación de atleta y su interés por las artes marciales y el deporte en general es cada vez más creciente y finalmente le hacen desisitir en esos estudios.

 

“Cuando llega a mis manos el libro El arte de defenderse, editado en París por la casa Judo Internacional se me abre un nuevo horizonte y comienza un antes y un después en mi vida”, explica lentamente y con una memoria prodigiosa mientras conversamos con luz tenue en su actual gimnasio de la calle Juana de Dios Lacoste; un habitáculo salpicado de antigüedades, de reconocimientos públicos en forma de fotografias y cientos de títulos deportivos.

(Rafael posa para su carnet universitario)

“Mi primer tatami lo fabricamos con colchones viejos”- prosigue con una sonrisa que no se desdibuja de su faz de hombre maduro- “y luego me embarqué en las artes marciales y por hacerme autodidacta, haciendo cursos en Cádiz, Sevilla. Málaga…”. “Niguye Tai-Nang es el culpable de que hoy esté aquí recordando todo esto, y que de ahí compaginara todos los deportes a mi alcance: judo, natación, waterpolo y kárate”.

Desde los 13 años hasta los 70 que ya ronda, Rafael Mantaras hizo de todo y ocupó paginas y páginas de la prensa local de entonces, con hazañas todavía increíbles: “Recuerdo que me eligieron, de la mano de Kiko Legard el recordaro presentador del 1,2,3 como monitor para ayudar en una travesía del estrecho a nado con el peruano Daniel Carpio en 1977, y no lo olvido hasta que muera porque nunca lo he pasado peor en mi vida que en esa barcaza, con olas de varios metros de altura, y que olía a pescado y a gasoil en una mezcla repugnante”, añade.

Del deporte amateur es llamado por el ejército norte-americano como instructor en la Base Naval de Rota, donde se le reconoce profesionalmente por la Federación Americana de Judo. De ahí en adelante desarrolla un trabajo incansable por el deporte, pero también por la ciudad que lo vio nacer, como el que le llevaría en el año 1974 a organizar el I Festival de Artes Marciales de Jerez en el Polideportivo de Los Marianistas o las Fiestas de la Vendimia dedicadas a Japón, entre otros eventos.

Conocido y admirado como deportista, donde obtuvo como máximo galardón la Medalla al Mérito Deportivo de la Federación Española de Judo; y también como maestro de una inmensa chiquillería jerezana durante sus 40 años de instructor de natación en el Club Nazaret o en Piscinas Jerez y profesor en institutos y colegios de la ciudad.

(En su juventud, en algunas de sus acreditaciones deportivas)

Su vida personal discurre mientras paralela, y le lleva a casarse y a tener dos hijos: Rafael y Carolina. “Estaba en todos los charcos de la ciudad, organizábamos hasta la Cabalgata de Reyes antes de que la asumiera el Ayuntamiento”, dice entre risas. Casualmente años más tarde, en 1973, fue designado como Rey Mago junto a Miguel Primo de Rivera y Juan Pemán Domecq. 

(Recorte de  prensa local, como organizador de la cabalgata de los  Reyes Magos )

“El año pasado me dieron la estrella de Navidad de COPE 2010, y sigue siendo un honor recibir premios que recuerdo con mucho cariño como mi nombramiento como Miembro de la Orden del Catavino de Oro”, asegura mientras me enseña las decenas de carpetas con recortes de periódicos, debidamente clasificados y ordenados, con los que repasa visualmente su vida;  entre ellos muchos escritos de su puño y letra dedicados al “doping”.

Una vida plagada de éxitos deportivos, y experiencias únicas como la que le llevó en una ocasión a colarse junto a un amigo como reportero gráfico y vestido de smoking como no era para menos en la fiesta que la mismísima esposa del presidente de los EE.UU, la inolvidable  Jacqueline Kennedy ofreció en Sevilla y donde aparece en un plano al fondo de una de las portadas de las revistas de sociedad de la época.

(Distinción con la Medalla al Mérito Deportivo en Judo)

(Arriba al fondo y con cámara en mano Rafael logra colarse en la fiesta social donde acude Jackie Kennedy)

De Rafael Mantaras poco se puede decir más, y que no conozca el ejército de alumnos y alumnas que aún le recuerdan, pero su cariz entrañable y su dedicación a Jerez lo distinguen como un hijo pródigo. Él modestamente sólo pide que “me recuerden como una buena persona”.

A este verdadero estandarte y leyenda vida de la historia del deporte local más reciente lo pueden encontrar cada día rodeado de sus libros y de mil recuerdos de la ciudad en el gimnasio que todavía regenta en la calle Juana de Dios Lacoste, frente a la iglesia del Carmen.

TEXTO Y FOTOS: SUSANA PADILLA



328. JAVIER PALACIOS. Joven talento jerezano

19 02 2011

(Javier Palacios en una imagen reciente)

Javier Palacios nació en 1985 y ya desde muy pequeño muestra una gran inquietud acompañada de una indiscutible aptitud por el dibujo y la pintura. Su formación comienza en Jerez, en la Escuela de Arte, pasando por la Facultad de Bellas Artes de Sevilla y por último, acabando la licenciatura en Valencia, donde hoy en día se encuentra preparando el Doctorado en la Universidad Politécnica. Es en Valencia además  donde hizo un master de Producción Artística. 

Numerosas obras de Palacios forman parte de colecciones como la del Museo Histórico de San Fernando, TKV, la Fundación Winterthur o las que poseen los ayuntamientos de Jerez, Arcos, Chiclana, Algemesí. 

Actualmente expone una colección de 24 obras en Algeciras, en la Fundación Municipal de Cultura “ José Luis Cano” y que permanecerá abierta hasta el día 28 de febrero. “Respiraciones”, que es como presenta esta muestra “gira en torno a la cabeza, al rostro, al no retrato” y es la consecuencia de su estudio acerca de algo tan normal y natural como es la respiración, “siempre son estudios de respiración, análisis de cabezas respirando.”

(proceso de la respiración)

Para realizar dicha obra, se vale Javier palacios de lápices de colores, pinceles, carboncillo, tinta, etc.

Su obra ahora expuesta, es el fruto de año y medio de trabajo y constancia; todo para ofrecer al público, durante su visita a la muestra, la oportunidad de disfrutar con ella y reflexionar con lo que el pintor ofrece: “que reflexionen también sobre lo que están viendo y el contraste con el mundo en el que vivimos día a día. He querido buscar lo esencial de las cosas a través de la superficie, de lo que vemos.”

 

En la exposición podremos encontrar dibujos y pinturas de diferentes tamaños; desde unos pocos centímetros a grandes cuadros, además de una animación en pantalla y una tira de fotogramas en dibujo. “Javier Palacios dice que no sabe si aún hay algo a lo que aferrarse en esto que llamamos lugar de creación o lugar de vida y que en todo caso habría que dejarse llevar por el instinto de un cazador de insectos, porque si es posible descubrir, vivir aventuras, arriesgarse con coraje por algo, hay que mirar atentamente las apariencias de las cosas y respirar, respirar hondo,  acaso lo único que sigue siendo cierto.” (Rosa Artero).  Además Palacios ha colaborado en exposiciones colectivas a lo largo de estos años, tales como:

100 años de Escuela de Artes en Jerez, en el palacio de Villavicencio; en IKAS ART 2010, en el Bilbao Exhibition Center de Bilbao; Outlet, en Valencia; en el XI Certamen Fernando Quiñónez, en el Castillo de Santa Catalina de Cádiz; en 30 años de Minicuadros. MUBAG, en Alicante; en el XII Certamen Expresión Joven Pintura y Escultura, en la Casa de la Juventud y en el XVI Certamen Paleta de colores, en el Callejón de los Bolos y un larguísimo etcétera que sorprende por su juventud.

En 2008 expone de manera individual en la Sala Dolores de Jerez de la Frontera con el título de “Personas enteras”; en 2009 con “Incertidumbres, Cabezas Perplejas y la respuesta” en la Sala Cal de Jerez:

“Incertidumbre” es una moderna pintura figurativa que ejerce su absoluta función representativa; “ Cabezas perplejas” una serie que marca toda la magnitud pictórica del artista y “ La Respuesta”una serie de dibujos que señalan las rutas para un video donde se muestran actitudes humanas”

En 2010 obtuvo una beca de Producción Artística Grand Tour que lo llevó durante un tiempo a Gdansk, Polonia a parte de ser primer premio en innumerables certámenes y concursos.

La obra de Palacios “se aparta de los insustanciales desarrollos representativos de una humanidad sin carácter.(…) está muy bien sustentada desde un desarrollo plástico que permite cualquier otra buena intención artística”.

TEXTO Y FOTOS:  J. MANEL RGUEZ. GAY-PALACIOS “Juan de Winthuyssen”



323. ADIÓS AL PINTOR PACO TORO

31 01 2011

El genial artista Paco Toro Iglesias ha fallecido este fin de semana a los 72 años de edad, a consecuencia de un derrame cerebral y después de padecer durante diez años alzheimer. El Ayuntamiento de Jerez, curiosamente, dedicó recientemente el cartel de la Feria 2011 a una obra de este artista internacional.

El cartel se convierte así en un homenaje póstumo a la figura de un “genio de los pinceles”, que igualmente fue reconocido por la ciudad en 2007 con el Premio Ciudad de Jerez  a la Creación.

Biografía de Paco Toro

Francisco Toro Iglesias, Paco Toro en el mundo del arte, nació el 11 de febrero de 1939 en la calle Consistorio, en una vivienda del piso superior de la capilla del Señor de la Puerta Real. Hijo del también pintor Fernando Toro Ramírez, uno de los autores jerezanos que más influyó en las generaciones posteriores, se sintió interesado desde pequeño por la creación artística, llegando a ser con su esfuerzo, su dedicación y su trabajo diario, un gran exponente internacional del estudio y definición plástica del caballo cartujano, seña de identidad tradicional de nuestra ciudad.

Gran discípulo de su padre, la primera etapa de su vida transcurrió en los grises años de la postguerra, yendo y viniendo al taller familiar, limpiando pinceles, comprando pinturas en Quirós, haciendo recados, o volando los panderos que él mismo confeccionaba, con la ilusión de flotar en el aire. Entre sus prioridades los estudios no ocupaban lugares preferentes. Al contrario, dedicaba su tiempo a pintar barcos humeantes, luego temas de caza, toros, paisajes y cómo no, el caballo.

Tras una etapa en Madrid, donde pintó en el Círculo de Bellas Artes y recibió lecciones del gran pintor Vázquez Díaz, contrajo matrimonio con la también jerezana Carmen Perea. La pareja se estableció durante ocho años en Barcelona, donde nacieron sus cinco hijos. Allí Paco Toro compartió experiencias creativas con otros pintores, sobre todo con Luis Roura Juanola. Trabajó con una galería alemana, que llevó sus pinturas a Estados Unidos, así como con otras galerías catalanas. Sus obras se expusieron en la primera Bienal del Deporte de Barcelona, una muestra que recorrió diversas capitales europeas.

De vuelta en Jerez, Paco Toro se reencontró con sus raíces y comenzó una nueva etapa pictórica, influenciada por temas costumbristas. En esa época expuso en dos ocasiones en Madrid, en el Centro Cultural de Rumasa y también en México y en Jerez.

En aquella ocasión la galería F. Daza acogió una colección sobre la Romería del Rocío. El estudio del caballo, una constante en su pintura, no fue hasta 1987 el tema por excelencia en la plástica de Paco Toro. Con motivo de la inauguración oficial de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, el autor presentó su exposición ‘Monografía del caballo’, inaugurada por los Reyes, Don Juan Carlos y Doña Sofía. Se trataba de una colección de 42 obras de gran formato en papel, tintas y acrílicos, a través de las cuales Paco Toro mostró su evolución y una nueva forma de crear. Este hito en su trayectoria no sólo le reportó buenas críticas, sino la oportunidad de ser recibido por la Reina de España en la Zarzuela.

Un año después, con un proyecto novedoso junto al compositor y pianista Felipe Campuzano, el pintor volvió a sorprender gratamente a personas como Don Juan de Borbón, los duques de Badajoz o los Barones de Von Thyssen, que asistieron al acto en la galería de Enrique Moreno de Palma de Mallorca. También en esta época sus obras recorrieron Alemania, situándose en grandes muestras como la Semana del Caballo Barroco de Arolsen o la Feria Hipológica de Fráncfort.

Siguiendo con el recorrido por las exposiciones más destacadas de la obra de Paco Toro, hay que reseñar también la que el pintor tuvo oportunidad de presentar en la Expo 92, la colección ‘Los 14 caballos andaluces en el descubrimiento de América’, que se mostró en el Pabellón de Rank Xerox. Esta colección pudo verse después en Marbella, en la Galería Atenea’s de Madrid, en Kansas y en Hong Kong.

Las obras de Paco Toro están repartidas por los cinco continentes en colecciones públicas y privadas de París, Tokio, Nueva York, San Francisco, Atlanta, Caracas, California, Santa Fe, Hamburgo, Arolsen, Berlín, Fráncfort, Luxemburgo, Nimes, Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza, varias ciudades iberoamericanas más y, por supuesto, Jerez.

Tiene en su haber además haber realizado cientos de viajes que han enriquecido al artista y a la persona; la autoría de numerosos carteles anunciadores, entre ellos uno de la Feria del Caballo y en 2008 firmó el cartel de Semana Santa; cesiones de sus obras a beneficio de causas como los damnificados de la guerra de Bosnia; o la creación del grupo de artistas Azul y Blanco, integrado por jóvenes creadores con fines profesionales.

En reconocimiento a su prolífica tarea artística, que se ha caracterizado además por una especial atención a uno de los elementos fundamentales de la idiosincrasia jerezana como es el caballo.

TEXTO Y FOTOS: VARIOS



316. CRISTINA DE LA TORRE. Iniciativa Darme (de Comer).

13 01 2011

Cristina de la Torre tiene 29 años. Nació en Jerez, pero vive en Cádiz y trabaja en San Fernando. Sale por las mañanas de su casa y no vuelve hasta bien entrada la tarde, cansada y deseando tirarse un ratito en el sofá. Cocinar todos los días no entra en sus planes.

Sus lentejas son famosas entre sus amigos. Las hace sólo con verduras, “para que sean más sanas” exclama entre risas esta directora de marketing que está encantada con la respuesta que ha tenido su iniciativa, el intercambio de fiambreras de comida casera, que comenzó casi como una broma entre amigos. Una fiambrera de sus lentejas han ido a parar a casa de una pareja de jóvenes. Ellos, a cambio, le han dado otra con un guiso de pollo al que sólo hay que añadirle el arroz para disfrutar de un almuerzo casero.

El primer intercambio de la Iniciativa Darme (de comer): una fabada asturiana por un pollo guisao.

Cristina paseaba un día con su bicicleta por el Paseo Marítimo de Cádiz. En los últimos meses había cambiado de horario de trabajo, lo que le impedía ir a casa a comer. La solución, unas tapitas. El inconveniente es que engordó y subió la cuenta de sus gastos de forma notable. Quería volver a la comida casera pero no quería tener que cocinar todas las noches. Surgió la idea. Cocinar un sólo guiso a la semana, en cantidad, dividirlo en fiambreras, en raciones para dos personas y proponer a los amigos cambiar su comida por la que hacen ellos. Pero la cosa fue a más. Pensó que la idea no podía quedarse sólo entre los amigos y encontró la solución en internet, en Facebook, la red social más importante de la red. Allí colgó su proyecto en una página que se llama Iniciativa Darme (de comer), una página, una comunidad, destinada a servir como plataforma de comunicación entre todas las personas que quieran participar en este intercambio de fiambreras.

La fórmula de funcionamiento es muy fácil. Lo primero es darse de alta en Facebook, en el caso de que no se esté en esta red social. Lo siguiente darse de alta en la comunidad “Iniciativa Darme (de comer)” y ya con estos dos pasos previos hechos poner que se ofrece. El primer intercambio de la web fue, por ejemplo, un plato de fabada astuariana por otro de pollo “guisao” y el último ha sido un trozo de paté de cabracho por una ración de redondo de ternera en salsa de zanahorias.

El seguundo intercambio: redondo de ternera en salsa de zanahorias por un paté de cabracho.

SITIO PARA TODO EL MUNDO.

La iniciativa se pusó en la red a finales del mes de noviembre y ya el y ya el 12 de enero había 241 personas formando parte de la comunidad.  Cristina señala que no se trata de un sitio “ni para gourmets, ni para cocinitas que hacen grandes platos. Es un sitio de solidaridad entre personas que tenemos el problema de querer comer comida casera y sana todos los días y no tenemos tiempo para hacerlo”. De todos modos reconoce que el proyecto, que no tiene ánimo de lucro, acaba de comenzar y que no sabe muy bien como se desarrollará. Aclara que no es un proyecto local, ya que poco a poco pueden ir surgiendo comunidades de amigos en otras zonas de España o incluso en el extranjero que se intercambien comidas entre sí. Considera que lo lógico es que se haga entre amigos o “al menos personas que conozcas de algo ya que intercambiarse comidas con desconocidos considera que puede dar algo de miedo”. Por lo pronto ya ha surgido una primera comunidad de amigos que está haciendo intercambios y espera que se unan muchas personas más.

Lentejas con verduras, para chuparse los dedos si es que moja pan, que lo mojará…

Una vez que se ha colgado que fiambrera ofrecemos tan sólo hay que esperar a que otra persona proponga otro plato como intercambio. Ya entonces, ya a través de forma de mensajes privados (que sólo ven los dos usuarios que se han puesto de acuerdo) se queda en un sitio para el intercambio. Cristina lo explica en la página “cuando vayas a hacer lentejas, por ejemplo, haz el doble de lo habitual, guarda una fiambrera de medio litro y cámbiala con alguien que haya preparado otro plato. O mejor, si las lentejas te salen buenísimas guarda dos o tres fiambreras y cámbialas con distintos colaboradores. ¡Tú sólo has tenido que preparar una receta y te puedes llevar a casa varios platos para la semana!”. Se pueden incluso subir fotos de los platos que se quieren intercambiar y descripciones de estos.

No sabe muy bien si con el tiempo se harán reuniones en algún sitio, además de internet, para intercambiarse fiambreras o  se crearan “comunidades de madres que se cambien los potitos, o gente alérgica a un producto o no sé qué. La verdad es que es una idea abierta y que tambien queremos que sea “divertida y con su toque de sostenibilidad en el sentido de evitar tirar comidas y todas estas cosas.”

El nombre también tiene su toque de humor y surgió de la serie Lost (pérdidos). De una secta llamada “Dharma” que sale en la película. Con el giro gaditano la comunidad se quedó en alto tan conocido como “Darme”. (Texto y foto de Cristina: Pepe Monforte).



305. EL MUSEO DE LOLA, MÁS CERCA

23 12 2010

Finales de abirl será finalmente la fecha elegida para que el Museo de Lola Flores, la desaparecida artista jerezana, abra sus puertas en su tierra natal. Esta iniciativa promovida por el Ayuntamiento de Jerez en colaboración la la familia Flores supone una inversión de más de 770.000 euros para la creación de un importante equipamiento cultural que dinamizará el casco antiguo y de forma especial el barrio de San Miguel, donde se alza un momumento en su honor obra de Víctor Ochoa.

Así la semana pasada la junta de gobierno local aprobó la adjudicación provisional de uno de los proyectos “más emblemáticos” de la ejecución del segundo Plan E, como son las obras del Museo de Lola Flores, que se ubicará en el Palacio de Villapanés en una instalación moderna y muy atractiva, según el Consistorio.

Asimismo,  se adelantó que podría inaugurarse “a finales de abril”, aunque señaló que hay que hablar también con la familia para llegar a cabo el desarrollo de este proyecto. Hay que recordar, que Lolita, hija de la artista ya fallecida, señaló a principios de año durante la presentación del proyecto que lo que haya dentro del Museo de Lola Flores será de Lola Flores será , desde ropa a fotografías, premios, películas e incluso muebles.

Biografía

(Imagen de la placa situada en la casa natal de la artista en la calle Sol de Jerez)

Dolores Flores Ruiz; Jerez de la Frontera, 1922 – Madrid, 1995) Cantante y actriz española. Hija de un tabernero, Lola demostró desde muy pequeña sus cualidades para el cante y el baile. Su admiración por Pastora Imperio le llevó a seguir con sus inquietudes hasta que conoció a Manolo Caracol, quien la tuvo en su compañía durante unos meses cuando apenas contaba con quince años. Toda la familia estuvo un tiempo en Sevilla hasta que recaló en Madrid, no sin antes conocer a otras figuras importantes de la canción como Estrellita Castro o el maestro Manuel López-Quiroga, quienes la animaron a seguir con su carrera.

Cine y canción iban a ser los pilares sobre los que se asentaría la carrera artística de Lola tras la contienda civil. Su primera película fue Martingala (1940), de Fernando Mignoni, interpretando a una gitana. Su sueldo fue de 12.000 pesetas, algo nunca imaginado por ella. Durante los años cuarenta realizó una serie de giras por diversas provincias españolas con un espectáculo montado por el empresario Juan Carcellé. Su canción más importante de aquella etapa fue “El lerele”, que pasado los años se convirtió en un gran éxito.

  

Sin embargo, no contenta con deambular de una ciudad a otra o ir de pueblo en pueblo, decidió montar su propia compañía con la ayuda de uno de sus primeros acompañantes. Para su proyecto (espectáculo que llamó Zambra) contrató a Manolo Caracol, iniciando una de sus etapas más fructíferas y populares, además de vivir un apasionado y turbulento romance.

De su trabajo en común se conserva la película Embrujo (1946), de Carlos Serrano de Osma, director que logró uno de sus trabajos mas personales y ambiciosos, aunque a la pareja protagonista no le reportara más popularidad, y La niña de la venta (1951), de Ramón Torrado, que sí les ayudó a alcanzar un éxito mayor, aunque su unión ya tocaba a su fin. Lola ya era conocida en el extranjero. Su repertorio aumentaba sin descanso y comenzó a grabar discos y a consolidar su carrera. “La zarzamora” fue una de sus canciones más emblemáticas de la época.

(Manolo Caracol y Lola Flores)

Firmó un importante contrato con el productor Cesáreo González, quien no sólo la incorporó al reparto de películas como La estrella de Sierra Morena (1951), de Ramón Torrado, sino que diseñó largas giras por países americanos, en alguno de los cuales rodó alguna película. Fueron años de coproducciones con México, país con el que estableció un fuerte vínculo artístico alcanzando una popularidad sorprendente, tanto que después de rodar La Faraona (1955), de René Cardona, se quedó con ese nombre para siempre; también años de trabajo intenso en los que siguió combinando su interpretación cinematográfica con los espectáculos en los que cantaba muestras de su nuevo repertorio. Miguel Morayta la dirigió en Pena, penita, pena (1953) y Limosna de amores (1955), y Miguel Zacarías en Sueños de oro y Maricruz (ambas de 1956).

Desde El balcón de la luna (1962), de Luis Saslavsky, sus apariciones cinematográficas se fueron espaciando más en el tiempo, dedicándolo a sus espectáculos teatrales. Su único premio en cine se lo concedió el Sindicato Nacional del Espectáculo por su trabajo en Una señora estupenda (1967), de Eugenio Martín. Después intervino en títulos tan dispares como Truhanes (1983), de Miguel Hermoso, o Juana la Loca… de vez en cuando (1983), una parodia histórica disparatada dirigida por José Ramón Larraz. También trabajó en la serie de televisión Juncal (1989), de Jaime de Armiñán, al lado de Francisco Rabal, y Carlos Saura recogió su arte en el mediometraje Sevillanas (1992). En 1957 contrajo matrimonio con Antonio González “El Pescailla”. De su matrimonio nacieron Lolita, Rosario y Antonio, todos dedicados a la música. El último de ellos murió unos días después de que lo hiciera su madre, el 30 de mayo de 1995.

(Lola Flores y Antonio González “El Pescailla”)

 

(Entrevista de Lauren Postigo a Lola Flores en el progama Cantares- You Tube)



289.LA ZARANDA. Premio Nacional de Teatro

5 12 2010

La veterana compañía jerezana La Zaranda, que tiene en su haber más de 30 años de historia, ha sido galardonada recientemente con el Premio Nacional de Teatro 2010, que concede el Ministerio de Cultura y que está dotado con 30.000 euros.  Según explica el Ministerio, el jurado le ha concedido esta distinción por “su capacidad de conjugar una decidida y comprometida puesta en escena y un texto global que entronca con la tradición ibérica del esperpento, a través de un lenguaje contemporáneo de gran carga poética, puesto de manifiesto en 2009 en el espectáculo Futuros difuntos”.

La compañía La Zaranda (Teatro inestable de Andalucía la Baja) lleva treinta años girando por España y América con una propuesta teatral diferente, enraizada en la tradición de nuestra Cultura, de Zurbarán a Valle-Inclán, arraigada a la identidad popular, desde el juego hondo con el idioma hasta la presencia de fiestas y tradiciones, jugando con la ligereza de un tono menor que provoca la sonrisa y con una mirada transida de espiritualidad.

El Teatro Villamarta.

Sus espectáculos han sido valorados por el público y la crítica hasta convertir a esta compañía en una de las más prestigiosas de nuestro país. Los textos de Eusebio Calonge, escritos sobre la piel y la voz de Paco de la Zaranda (Francisco Sánchez), Gaspar Campuzano y Enrique Bustos, nos llevan a lugares habitados por un espíritu antiguo, tal vez a la esencia del hecho teatral.

La Zaranda, como cernidor que preserva lo esencial y desecha lo inservible, desarrolla una poética teatral que lejos de fórmulas estereotipadas y efímeras, se ha consolidado en un lenguaje propio, que siempre intenta evocar a la memoria e invitar a la reflexión”, señala su página web.

“Su trayectoria tiene como constantes teatrales: los objetos, el expresionismo visual, la depuración de textos y la creación de personajes límites; y como método de trabajo, un riguroso proceso de creación en comunidad”, añaden.

En la imagen, representando a ‘Futuros Difuntos’, por la que han obtenido el Premio Nacional de Teatro.

HISTORIA.

El trabajo de La Zaranda, fundada en 1978, comienza a ser conocido en toda España en 1983 con el estreno de Los tinglados de Mari Castaña. En 1985 inicia su andadura internacional con la gira de Mariameneo, Mariameneo, que inaugura una intensa relación de La Zaranda con América y muy especialmente con Buenos Aires.  Vinagre de Jerez (1989) llega a grandes festivales internacionales, Perdonen la tristeza (1992) se representa en una veintena de países, Obra póstuma (1995) se estrena en Nueva York, etc. Ha continuado su andadura hasta Futuros difuntos por la que ha recibido el Premio Nacional de Teatro, y la recién estrenada Nadie lo quiere creer. La patria de los espectros (2010). (Texto: Agencias)