29. JOSÉ, EL DE LOS CAMARONES.

27 06 2009

joséeldeloscamarones_jerezLa trayectoria de José Galán, anteriormente llamado El Bizco de los Camarones, se relaciona con la heroicidad cotidiana de Andalucía La Baja, que perduró mucho más allá de la posguerra. José Galán, he ahí su nombre, nació en el barrio de San Miguel de Jerez de la Frontera, en 1955. Primogénito de una familia en la que contaba con trece hermanos, desde muy joven acompañó a su padre en su humilde oficio como mariscador: «A los nueve años, alternaba el canasto y el cante», recuerda el antropólogo Juan Sevilla Ordóñez, que firma un sabroso comentario musical y biográfico a su nuevo disco, “Recapacitando”, una producción de Unga Camelo y el primero que firma con su actual nombre artístico, José de los Camarones. (Foto: Marc Rosés Vega. 2008).

Sevilla ofrece algunas pinceladas vitales del cantaor de La Plazuela, como el hecho de haber contraído domicilio en Ubrique, casi un retiro espiritual que le permitió la estabilidad suficiente como para afrontar una grabación como la que ahora ha puesto en circulación y que reconcilia una seguiriya que arranca por martinetes, con el cante por alegrías, una balada por bulerías o una secuencia –”Transformación” es su título–, en cuatro partes que él desgrana en forma de fandango, granaina, soleá y seguiriya. Habrá cambiado de apodo, pero no de metal: su voz poderosa le hace merecer una mayor consideración que de la que hoy goza en la flamenquería. No en balde, en 1998 y en la localidad cartagenera de Lo Ferro, se hizo con el preciado Melón de Oro de su festival; seis años más tarde, regresó allí y volvió a sorprender tanto por el rigor de su repertorio como por el sabor burlesco de algunas de sus composiciones, como su celebrado “Pregón del Bizco”, que congenia la milonga con las bulerías.

bizcocamaronesNo es la primera vez que entra en un estudio de grabación “el de los Camarones”, cuyo mote profesional –por cierto– es el único lazo de unión que le vincula con el genio de La Isla. Ya grabó en su día un solvente disco titulado con justicia “El cante en su pureza” y, tras figurar en antologías como ‘Jerez canta por soleá y seguiriya’, en la que compartía cante con Manuel Simón, Pepe Alconchel y Joaquin El Zambo. Pero su obra más madura fue “Cuatro jinetes negros”, con un contundente repertorio que conciliaba tangos, fandangos, bulerías, soleares, pero también granainas entreveradas de verdiales, cartageneras o lo que él llama aires de La Unión, con la fuerza del Levante, claro es. En dicha obra, le escoltaba la guitarra del algecireño Salvador Andrades.

josedeloscamarones_2_jerezY en “Recapacitando”, lo hace el hijo de este tocaor, ese brillantísimo José Manuel León, un discípulo de Gerardo Núñez que ha sorprendido a la afición con su primer disco en solitario, “Sirimusa”. Aquí, se codea con músicos como Andrés Herrera “el Pájaro” –guitarra eléctrica y española–; Carlos Ortega, a la percusión; José Pulido, al bajo; Francisco Ruiz, a la trompeta y la estadounidense Sarah Haraldson, a la flauta. Se trata, en primer lugar, de un buen disco flamenco. Pero su sabiduría jonda no sólo es obra del talento sino también del sacrificio que ha llevado a la decantación de un ser humano. José ha librado con suerte la mayor de las batallas: contra el lado oscuro de sí mismo. Texto: Juan José Téllez.

‘En calma la noche’. Video original de José Maza Cozar, realizador ubriqueño asentado a caballo entre El Puerto de Santa María (Cádiz) y Miami (EEUU).



028. JOSÉ LUIS JIMÉNEZ. Pasión por Jerez sin fronteras.

24 06 2009

José Luis Jiménez

José Luis Jiménez

José Luis Jiménez García nace el sábado 1 de diciembre de 1956 en Jerez de la Frontera  en la calle Justicia nº 42 en pleno barrio de San Mateo. Como curioso investigador y apasionado entre otras muchas cosas por la literatura y el cine,  con el tiempo comprobó que ese mismo año había recibido el Nobel de Literatura el gran poeta español Juan Ramón Jiménez, había fallecido el dramaturgo alemán Bertolt Brecht, también que los actores Andy García y Mel Gibson eran coetáneos suyo y que se estrenaron excelentes películas como Atraco perfecto de Stanley Kubrick, Gigante de George Stevens o Moby  Dick de John Huston.

Su padre, Ramón Jiménez,  era camarero de profesión y el resultado social de haber vivido la guerra y la posguerra.  Comenzó de botones en el Hotel Los Cisnes y en 1954 entró en la Base de Rota para trabajar en los clubes de los militares americanos, y en ese empleo se jubiló. Su madre, Juana García, como todas las mujeres de la época se dedicó a “sus labores” José Luis cuenta de sus padres que a pesar de tener una formación limitada,  no eran insensibles a la cultura.  Tienes 2 hermanos, el mayor nacido en 1953 y el benjamín que nació en 1957. Ese afán de sus padres para que sus hijos sacaran la cabeza, ha permitido que los tres tenga una importante formación académica.

José Luis Jiménez con Santiago Segura

José Luis Jiménez con Santiago Segura

José Luis con su familia se muda con 14 años a las Palmeras en la Ronda del Caracol.  Para José Luis y sus hermanos el cambio fue fantástico, dado que en el piso nuevo había cuarto de aseo. Ya por fin podían dejar atrás el baño de cinc en el que se bañaban en la calle Justicia con el agua previamente calentada por el sol en la azotea.  Cuenta que en esa época apenas le gustaba salir de casa solamente para disfrutar más tiempo del cuarto de baño. Hace unos 15 años vive en una casa que se compró en el Palacio Carrizosa.  Como suele decir, siempre he vivido en el barrio de San Mateo.

Toda su vida José Luis ha sido un lector empedernido y desde pequeño se fascinaba con las novelas de Julio Verne.  Más tarde solicitaba a Espasa Calpe sus títulos de bolsillo, por no encontrarlos en Jerez en ningún sitio. Posteriormente fue visitador asido de  las librerías DH, Manolo, Papel y Tinta, La Alternativa o la Luna Nueva. Le gustaban también los coleccionables que adquiría en el Kiosco de Paco en la Porvera. Posteriormente se aficionó a los libros de cine de los que llegó a tener una excelente colección. Parte de los cuales los cedió a la Biblioteca Municipal de Jerez, creando uno de los centros  de documentación audiovisual más importante de Andalucía. Reconoce en estos momentos que ahora es muy selectivo a la hora de elegir sus lecturas y últimamente vuelve casi siempre a los clásicos.  Tiene prevención con los best-seller y lo que realmente les fascina es acudir a esas librerías de lance a la búsqueda de ese libro curioso, perdido y olvidado. Hace poco tiempo visitó una en Oporto,  llamada Chaminé da Mota, según José Luis maravillosa, en la que el dueño le permitió acceder a un sótano lleno de libros. Encontró un ejemplar en portugués de La Bodega de Blasco Ibáñez editado en los años veinte.

José Luis Jiménez con Arturo Pérez Reverte

José Luis Jiménez con Arturo Pérez Reverte

Un acontecimiento muy importante que a la larga determinó su vida, fue cuando entró en el Cine-Club Popular en 1976, año de su fundación. José Luis tenía exactamente 19 años. Ahora más de treinta años después es el presidente de dicha asociación cultural, con un gran prestigio nacional e internacional, lo que le permite estar invitado con mucha frecuencia en congresos y simposios en multitud de lugares: Murcia, La Rioja, Barcelona, Madrid, Las Palmas, Oporto,  Escocia, Santiago de Chile, etc.  Precisamente hace pocos años coincidió en Chile  con el grupo de teatro jerezano La Zaranda que además de paisanos mantiene con ellos una especial amistad. Para José Luis encontrar a Gaspar Campuzano o a Paco Sánchez a once mil Km. de La Moderna dice que fue una gratísima experiencia. Este prestigio ganado por José Luis fuera de las fronteras de Jerez se lo ha ganado a pulso por una trayectoria impecable en sus trabajos de investigación en multitud de campos.  Por poner un ejemplo: Así como tiene recogida de una manera exhaustiva las citas del jerez o Sherry en toda la filmografía mundial de todos los tiempos, ha realizado la misma investigación en relación al oporto en Revista Douro de la Universidad de Oporto. A ningún portugués se le había ocurrido investigar esa curiosidad,  y en el país vecino se quedaron alucinados con su trabajo.

José Luis Jiménez con el actor francés Jean Reno, de padre sanluqueño y madre jerezana.

José Luis Jiménez con el actor francés Jean Reno, de padre sanluqueño y madre jerezana.

Estuvo un tiempo trabajando en la Filmoteca Regional de Murcia, hasta que en 1987 se incorpora al Ayuntamiento de Jerez donde ha pasado por la Biblioteca Municipal  en la que estuvo siete años en las secciones de audiovisual e investigadores. También ha trabajado en la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Jerez también durante siete años. Desde el año 2000 desarrolla su labor en  Jerez Film Comission, una iniciativa del Ayuntamiento de Jerez para ofrecer un servicio completo de información y ayuda a aquellas producciones audiovisuales que tienen lugar en el área de Jerez, facilitando el trabajo a las productoras cinematográficas o televisivas, fomentando la industria audiovisual en Jerez y su entorno. Es verdad que la situación estratégiga de Jerez entre la montaña y el mar además del variado urbanismo de la zona y el clima,  ofrecen a los profesionales del cine, televisión y publicidad un crisol de posibilidades para realizar sus proyectos. Sin lugar a dudas José Luis Jiménez es el alma máter de este departamento municipal  que ha sido elogiado entre otros por Christoph Friedel, productor de TV alemán;  Neil Ravan,  jefe de localizaciones británico; Xavier  Pérez, director de fotografía mexicano,  Sergei Bodrov, director ruso o el productor cinematográfico Antonio Saura Medrano, segundo hijo de Carlos Saura. Sin lugar a dudas es un privilegio tener a José Luis en esa labor; no hay otro mejor que él ni en Jerez ni en muchos sitios,  porque estoy convencido que en sus mejores sueños le hubiera gustado ser actor, director,   productor  o cualquier otra cosa relacionada con el cine. Tengo que decir que su aspecto, tipología e indumentaria se puede equiparar con esa fauna relacionada con el séptimo arte.

José Luis Jiménez   -   4

José Luis Jiménez con la actriz María Asunción Balaguer, viuda de Paco Rabal

José Luis Jiménez se considera un jerezano no fronterizo pero lo que está claro es su amor indeclinable por la ciudad que le vio nacer. Sería prolijo pormenorizar sus investigaciones en multitud de campos, aunque voy a intentarlo:

Rescatar del olvido a jerezanos de todos los tiempos e incluso postular que se les otorguen nombres de calle.

Acontecimientos ocurridos en Jerez en la historia, por ejemplo el eclipse de sol del 22 de diciembre de 1970.

Películas rodadas en todo o en parte en Jerez de la Frontera.

Etiquetas de vinos y brandy

Citas del vino de Jerez en el cine

Citas del vino de Jerez en la literatura universal (narrativa y poesía)

Citas del vino de jerez en canciones

Diseño gráfico del jerez

José Luis Jiménez   -   12

José Luis Jiménez con Miguel Littin (Director de cine, televisión, guionista y escritor chileno)

Para más información sería bueno que conocieran su web www.jerezdecine.com, como decían aquellos antiguos speaker de los circos: pasen y vean; no se arrepentirán.

Otra cosa que demuestra su amor por la ciudad y su altruismo son las constantes donaciones a nuestra Biblioteca Municipal para el disfrute de sus conciudadanos. Tal vez algún jerezanito del siglo XXII se preguntará rebuscando en su importante legado a la ciudad de Jerez, quien sería aquel paisano generoso que dedicó una gran parte de su vida  al bien ajeno aunque fuera a costa del propio.

José Luis Jiménez   -   9

José Luis Jiménez con Pilar Bardem

Además de todo eso, José Luis Jiménez es un tipo magnífico con el que no se agota nuestra capacidad de sorpresa y una verdadera delicia tratar con él asuntos siempre estimulantes e interesantes, como una especie de oasis en un entorno en el que demasiadas veces la vulgaridad se ha instalado para quedarse.



027. AÑO NUEVO: 1930 EN EL CASINO.

23 06 2009
Fin de año 1929 en el Casino Jerezano

Fin de año 1929 en el Casino Jerezano

Esta foto que me ha enviado mi buen amigo Pepe Salas Rosado,  me ha provocado una gran emoción que voy a tratar de transmitir. Se trata de la fiesta de Fin de Año 1929 celebrada en el antiguo Casino Jerezano que estaba ubicado en la confluencia de la calle Larga y Honda que en ese tiempo se llamarían Duque de Almodóvar y Marqués de Mochales respectivamente. Solamente puedo reconocer en la fotografía a Miguel Primo de Rivera y Orbaneja que en aquellos momentos presidía el Directorio Civil (1925-1930).

Gracias al precioso reloj que aparece arriba de la foto, sabemos que se hizo a la 1 y 25 horas del 1 de enero de 1930. Al General le faltaban 7 días para cumplir los 60 años (8-1-1930), 27 días para presentar su dimisión a Alfonso XIII (28-1-1930) y 74 días para morir en su exilio de Paris (16-3-1930). 93 días antes, el domingo 29 de septiembre de 1929, estuvo Miguel Primo de Rivera en la inauguración de su monumento en la Plaza del Arenal, uno de los mejores conjuntos escultóricos del valenciano Mariano Benlliure. Las personas que estaban cercanas al General en la inauguración, comentaban que inaugurar su monumento en vida la daba un poco de hindoi  y tenía razón pues murió en menos de 6 meses.

Los jerezanos y jerezanas que aparecen en la fotografía, por cierto excelentemente vestidos,  tienen la mayoría la apariencia de veinteañero. Los componentes de la de la orquesta también vestidos impecables. Y me hago la reflexión de que sería de sus vidas ¿Cuántas parejas se jurarían amor eterno en aquella noche que finalizaba la década de los felices veinte? ¿Cuántos morirían en la inminente guerra civil? ¿Cuántos de ellos fueron felices en su paso por este mundo? ¿Cuántos desgraciados? ¿Cuántos morirían prematuramente simplemente por una pulmonía, una tuberculosis o una pleuresía? (aún  faltaba algún tiempo para que Fleming inventara la penicilina). Cada uno de ellos configuraría su pequeña historia que todas juntas conforman la historia de Jerez de la Frontera.

Lo que si puedo afirmar sin lugar a dudas, es que muchos de ellos estarían en la inauguración del Teatro Villamarta en febrero de 1928, la inauguración del monumento a Primo de Rivera poco tiempo antes o habrían seguido con asombro las obras del Gallo Azul o de la Estación de Ferrocarril del magnífico arquitecto sevillano Aníbal González.

Ojalá que alguna persona que tenga la gentileza de entrar en este portal, reconozca a un abuelo, abuela, padre, madre, etc. Me haría mucha ilusión identificar a bastantes personas de las que aparecen en la foto y que en estos momentos, al menos para mí,  son anónimas…

Desde aquí quiero rendir homenaje a todos esos hombres y mujeres que a la 1 y 25 del 1 de enero de 1930,  disfrutaban su juventud  en una noche entrañable,  con esperanzas de futuro y sin telarañas en el alma.

El mismo lugar en el que se hizo la foto histórica en la actualidad casi 80 años después, hoy convertido en uno de los formatos de Inditex.

El mismo lugar en el que se hizo la foto histórica en la actualidad casi 80 años después, hoy convertido en uno de los formatos de Inditex.

José Prudencio López Campuzano



026. GRAN CINEMA.

20 06 2009

Gran Cinema

Esta fotografía que me ha facilitado José Luis Jiménez, corresponde al Gran Cinema, cine de verano que estuvo ubicado en el Alcázar. Por la indumentaria de las personas que aparecen en la instantánea, pudo ser tomada en la década de los años veinte. Los más viejos del lugar alguna vez me han comentado que había dos localidades: preferencia, que eran las más caras y con  sillas colocadas delante de la pantalla y general con sillas colocadas detrás. Al ser la pantalla una especie de lona transparente, los espectadores veían la película como una imagen reflejada en un espejo y lógicamente los subtítulos lo veían igualmente. Parece ser que las personas que asistían a la localidad más modesta adquirieron una gran  habilidad para leer los subtítulos del revés.

Alguna vez  ha comentado un señor ya de cierta edad, que el sábado 18 de julio de 1936 se disponía a asistir a ver una película al Gran Cinema y una persona mayor que se lo encontró le dijo: ¡Niño dónde vas! ¿No sabes que se ha formado una revolución? El chiquillo salió corriendo hacia el barrio de Santiago y cuenta que antes de llegar a su casa ya escuchó tiros.

Gracias al libro de mi abuelo Francisco Campuzano Gayol, Con pólvora sólo puedo recrear como era la Alameda Vieja en el verano de 1935. El capítulo se titula Las tardes de la Alameda y le voy a reproducir con toda fidelidad para no perder el estilo que se utilizaba hace más de setenta años:

Alameda Vieja en los años treinta.

Foto de la Alameda Vieja, realizada por el afamado fotógrafo francés LUCIEN LOISIN BESNARD (1876-1942) que hizo postales de todos los lugares del territorio español.

“Yo voy a la Alameda en calidad de ostra: rara vez ocupo otro asiento que el democrático banco el paseo y me es completamente indiferente la hora; voy cuando me place sin preocuparme de que a una determinada solo se encuentran en ella, domésticas, niños y militares sin graduación.
Bajo este aspecto la alameda está clausurada para infinidad de personas que no les gustan los niños ¡ni dormidos!, a mí me sucede todo lo contrario: los chiquillos me encantan y las niñeras… bueno, de las niñeras hago poquísimo caso. Si alguna vez miro a una de ellas, es porque forma un solo cuerpo con el crío que lleva en brazos y no es posible contemplarlo sin reparar al mismo tiempo en la rubia que lo lleva.
¿Dije rubia? Pues ya ven ustedes lo poco que me fijo. Era morena, guapa, y con tal indiferencia la miré que apenas reparé que era esbeltita, bien formadita, apretadita, superiormente calzada, con una media a tano del zapato, un primoroso vestido, un delantal de peto con lazo de mariposa atrás y un bolso del brazo, donde muy bien podía meter a la pequeña y echárselo a la espalda.
Como ya comprenderán ustedes que al no fijarme en ella maldito el interés que me inspiró, me dediqué a contar los ejemplares que había por allí de su categoría. Ochenta y dos sumé en aquel crepúsculo y calculando que cada una de ellas llevara a su cargo tres criaturas, por término medio, dan un total de 246 bebés, que con el barquillero, las viejas del cacahuet y los novios de las criadas, constituyen el público alamedil, de siete a nueve, de cualquiera de estas tardes estivales.
¿Qué si me aburro?
Al contrario: me distraen en grado sumo las escenas que se suscitan entre mis compañeros de asientos: por sus conversaciones adquiero referencias interesantes: a menudo escucho saladísimos coloquios.
En alguna ocasión son dos criadas que desde allí “vigilan” el juego de sus niños y describen de paso el carácter de las personas a quienes sirven.
-¿Tú ves mi señorita que parece una mosquita muerta? Pues “es la má de inresistible”; me vuelve loca con sus gritos.
- Pues a la mía no le sale palabra del cuerpo pero es de debilidad “¡deficencia de la cocina!”
En el asiento opuesto, dándome la espalda, un soldado y una rolliza muchacha, que lleva en brazos una criatura, entablan la charla-
-Oiga joven ¿es usted nodriza por un casual?
-“¡Señó!” tengo yo cara de haberme “pasao eso”
-Lo decía por las “aparencias”
-Pues no “señó”; no soy ama más que de mi persona.
-Y de la mía, porque Vd. Manda en mí más que “er Coroné”…. ¿Me va Vd. A “queré” mucho?
-¿Y que voy a “hacé” con mi novio?
-Si es de tropa, licéncielo Vd.; y si es paisano, yo me encargo de espantarlo.
Al llegar a este extremo, la criaturita, presintiendo quizá la traición que se proyecta, rompe a llorar a grito pelado y el idilio queda interrumpido.
A mi derecha, dos mujeres consumen el tema de las subsistencias: una de ellas, por lo que deduzco, debe estar  “a fruto por pensión”   pues no tiene nada que hacer en la plaza ni sabe siquiera lo fabuloso de los precios.
-¿Ha visto Vd. las patatas?
-Eso mismo iba a preguntarle. ¿Qué les pasa? Yo oigo que dice todo el mundo: ¡Cuidado con las “papas”! ¡Cuidado con las “papas”! ¿Están quizá venenosas?
Han encendido los focos. Inadvertidamente el personal anterior ha sido sustituido por otro que va llenando el paseo. El timbre del cine repiquetea con estridencia lamentable. Tras el Cuartel de Infantería aparece una luna grande y rojiza que majestuosamente se eleva para presidir la velada.”



025. AQUELLAS CARRERAS DE MOTOS.

19 06 2009

carreras_motos_mercajerez_jerez

En esta primera instantánea, Carreras de Motos en Mercajerez, celebrándose durante dos o tres ediciones en dicho lugar. Fue la primera vez que la retransmitió Televisión Española (TVE).

carrera_motos_sanbenito_jerez

En la segunda instantánea, Carreras de Motos en el Polígono de San Benito. No hay que olvidadr que el Gran Premio ‘La Merced’, se corrió durante mucho tiempo en el Circuito de La Constancia, siendo los inicios en Valdelagrana, en El Puerto de Santa María.



024. LARGA, A PRINCIPIOS DEL S. XX

18 06 2009

cine_maravilla_jerez

Esta foto tan curiosa me la ha facilitado mi buen amigo José Salas Rosado que regentó durante más de treinta años el Bar Salas sito en la Alameda de las Angustias esquina con la calle Higueras. Dicha instantánea probablemente de principios del siglo XX, tiene la curiosidad  de que todavía no existía el Teatro Cine Maravilla., curioso edificio que aún hoy existe y que fue construido por el arquitecto Fernando de la Cuadra e Irízar,  con un precioso estilo modernista que ha llegado hasta nuestros días. De ese asunto me ocuparé otro día, cuando logre encontrar una buena foto y contaré mis experiencias personales relacionadas con ese recordado lugar y que son muchas. Sí puedo adelantar que probablemente fue inaugurado en 1948 y que estaría en uso en su primitiva función calculo que hasta 1964. Llama  la atención el edificio que aparece a la izquierda, que afortunadamente se conserva en todo su esplendor y que popularmente era conocido como la fábrica de la luz. El precioso edificio que aparece a la derecha de la fotografía es la sede de la oficina central de BANESTO desde hace mucho tiempo.



023. ASIDONIA-JEREZ Y SUS OBISPOS (y II)

16 06 2009

delvalgallo_jerez(Continuación). Obispo Auxiliar Juan del Val Gallo.
Nació en Barrio Panizares del Tozo (Burgos), el 13 de junio de 1916. Pero vivió su niñez en Udías, en la casa de la Cotera la Roza. Llegó a la diócesis el 16 de enero de 1972, cursando sus estudios y graduándose en la Universidad Pontificia de Comillas (Santander). Párroco de Mortera –diócesis de Santander-. Profesor en el Seminario diocesano de Psicología empírica y filosófica. Canónigo en 1954 y director del Secretario Catequístico diocesano de Santander, donde ejerció su actividad pastoral hasta 1969. Fue nombrado por Pablo VI obispo auxiliar de Sevilla y Vicario de la comarca de Jerez de la Frontera (Cádiz). Al mismo tiempo fue nombrado auxiliar de Sevilla don Antonio Montero. Después de varios años en la comarca de Jerez, fue nombrado obispo de Santander. Juan Pablo II aceptó el 23 de  agosto de 1991 su renuncia por razones de edad.

bellidocaro_jerezObispo Auxiliar y Titular Rafael Bellido Caro.
El tercer obispo vicario fue nombrado por Pablo VI el 1 de diciembre de 1973, designando al sacerdote arcense, don Rafael Bellido Caro, obispo auxiliar de Sevilla y vicario general con residencia en Jerez. Nació el 10 de marzo de 1924 en Arcos de la Frontera (Cádiz). Estudió el bachillerato en el Colegio de Nuestra Señora de la Nieves. Ingresó en el Seminario Metropolitano de Sevilla a los 17 años, donde cursó Filosofía y Teología. Fue ordenado sacerdote el 7 de noviembre de 1948 en Sevilla por el cardenal-arzobispo don Pedro Segura y Sáenz. Su labor pastoral la desarrolló en los Seminarios Menor y Mayor de la Archidiócesis hispalense y como consiliario de movimientos juveniles y Vicario Episcopal de laicos y de Apostolado Seglar. El 1 de diciembre de 1973 es nombrado obispo auxiliar de Sevilla con residencia en la zona pastoral de Jerez de la Frontera. En 1980 es erigida la nueva diócesis de Asidonia-Jerez y don Rafael es nombrado su primer obispo. Estuvo 20 años al frente de la diócesis de Asidonia-Jerez y se distinguió por su preferencia por el mundo de los pobres, su profundo amor al Seminario y a los sacerdotes y el compromiso con los apostolados seglares. En 1999 fue nombrado hijo adoptivo de Jerez.  Murió el 16 de marzo de 2004.

juandelrio_jerezObispo Juan del Río Martín.
A los pocos meses de la jubilación de don Rafael Bellido, el 29 de junio de 2000, fue nombrado segundo obispo titular de la diócesis asidonense, don Juan del Río Martín. El nuevo obispo nació el 15 de octubre de 1947 en Ayamonte (Huelva). En 1973, realizó los estudios de Filosofía y Teología en el Centro de Estudios Teológicos de Sevilla. En 1974 obtuvo el título de Graduado Social por la Universidad de Granada y, en 1975, la licenciatura en Ciencias Sociales en la misma Universidad. Enviado a Roma en 1979, a la Universidad Pontificia Gregoriana, se doctoró en Teología Dogmática, con una tesis sobre San Juan de Ávila. Ordenado sacerdote en el Seminario Menor de Pilas (Sevilla)el 2 de febrero de 1974, se incardinó en la Archidiócesis hispalense. Tras su ordenación fue profesor en Pilas y vicerrector del Seminario Mayor de Sevilla. A continuación fue párroco en Pilas y en Dos Hermanas y profesor de Teología en el Centro de Estudios Teológicos de Sevilla. Asimismo,  actuó como director del Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad y director espiritual de la Hermandad de Estudiantes. Fue también director de la Oficina de Información de los Obispos del Sur de España.
El 29 de junio de 2000 fue nombrado obispo de Jerez por Juan Pablo II. Ha regido la diócesis de Asidonia-Jerez durante 8 años. En este período, ha desarrollado importantes obras estructurales, como la Casa de la Iglesia y residencia del obispo, el Seminario Diocesano y el Centro de Estudios Teológicos para seglares. En junio de 2008, fue designado arzobispo castrense y, en septiembre del mismo año, tomó posesión del cargo y de la sede madrileña militar.

mazuelos_jerezObispo José Manuel Mazuelo Pérez.
El 19 de marzo de 2009, fue nombrado obispo de Asidonia-Jerez por el Papa Benedicto XVI, siendo el tercero de los obispos de la sede jerezana desde que fue fundada la diócesis en 1980. Nació en Osuna (Sevilla) el 9 de octubre de 1960. Ordenado sacerdote en la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios de Sevilla el 17 de marzo de 1990. Licenciado en Medicina por la Universidad Hispalense y Doctorado en Moral por la Universidad Lateranense de Roma. Párroco de San Isidro Labrador de El Priorato en Lora del Río (Sevilla) y,posteriormente, de Santa María de las Nieves de Benacazón. Director del Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla, delegado de Pastoral Universitaria y director de la Hermandad de los Estudiantes de la Universidad de Sevilla. Canónigo Penitenciario de la Iglesia Catedral de Sevilla y miembro del Colegio de Consultores. Profesor de Teología Moral de la Facultad de San Dámaso de Madrid, profesor auxiliar de Teología de la Facultad Redemptoris Mater del Callao (Perú), profesor del Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Jerez. Consultor de la Subcomisión de Familia de la Conferencia Episcopal Española.
Fue consagrado obispo el día 6 de junio de 2009 por el cardenal Arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, el nuncio de S.S.el Papa Benedicto XVI en España, el cardenal de Colombia, dos arzobispos y 14 obispos. Más de 1.600 fieles  y unos 200 sacerdotes asistieron a la consagración.   (Textos: Juan Leiva).



022. ASIDONIA-JEREZ Y SUS OBISPOS (I)

15 06 2009

La diócesis actual jerezana  apenas tiene treinta años de vida, pero sus antecedentes se remontan quince siglos atrás. Hay que buscarlos en la diócesis Asidonense, con sede en la ciudad de Medina Sidonia y, posteriormente, en la de Jerez. Comprende dos períodos: el visigótico, desde el principio del cristianismo hasta la llegada de los árabes; y el musulmán, desde la llegada de los árabes (711), hasta los Reyes Católicos.

vistadesdealcazar_jerez

Grabado de la Catedral de Jerez, visto desde el Alcázar.  S. XIX.

Anteriores al siglo VII. Los nombres de los obispos asidonenses, que se conocen del primer período, son Máximo, Manurcio, Puperio, Basiliano, Rufino, Pimenio, Suetonio, Paciano, Fulgencio, Teoderaces y Geroncio (antes del siglo VII). Eran varones apostólicos elegidos por el pueblo, según las circunstancias que se vivían; es decir, hombres de fe profunda y costumbres sanas, zarandeados por dos circunstancias: los martirios de muchos  cristianos y las herejías surgidas de la misma convivencia con otras religiones.

Del siglo VIII al siglo XIII. Los del período musulmán son: Cesario, Exuperio, Juan Monge, Miro, Pedro y Esteban (s.VIII-XIII). Los sigue eligiendo el pueblo, pero les exigen, además de la fe y costumbres, una preparación acendrada y depurada frente a las influencias de los visigodos, de los mudéjares (árabes convertidos al cristianismo) y de los mozárabes (cristianos bajo la dominación árabe).

En el siglo XVII. Existe un silencio hasta el siglo XV, en que Cádiz se erige en diócesis y la archidiócesis de Sevilla asume la antigua de Asidonia-Jerez. En el siglo XVII, durante el mandato del arzobispo de Sevilla, Luis Salcedo y Azcona, es nombrado obispo auxiliar del arzobispado, Fray Manuel Tercero de Rozas. Nació en El Puerto de Santa María, perteneciente por rama paterna a una familia noble, oriunda del lugar de Busta, Valle de Soba, situada en las montañas de Burgos. Había tomado el hábito de San Agustín en el convento de Jerez de la Frontera, el 24 de mayo de 1698 y, después residió en el de Sevilla algún tiempo. Asistente al Solio Pontificio ya en 1736, fue predicador de tabla y obispo desde 1727 hasta su muerte en 1752. Se le dio el título de obispo de Icosia, antigua ciudad cristiana situada cerca de Argel (diócesis extinta). Nombrado visitador general del arzobispado, lo recorrió sin descanso y fue muy estimado por los fieles. En 1737, el arzobispo Salcedo le encomendó la visita eclesiástica de Jerez, consagrando la Iglesia Prioral de Nuestra Señora de los Milagros de El Puerto de Santa María, su localidad natal, el 19 de mayo de 1748. Asimismo consagró, el 28 de abril de 1749, la iglesia parroquial de María Santísima de la Asunción de Arcos de la Frontera.

En el siglo XX. Otro largo silencio atraviesa la zona eclesiástica de Jerez desde el siglo XVIII al XX.

cardenalsegura_jerezCardenal Pedro Segura y Sáenz.
Durante el mandato del cardenal Pedro Segura y Sáenz, arzobispo de Sevilla, intenta también nombrar un obispo auxiliar para Jerez. Llegó a Sevilla en plena Guerra Civil, en 1937. Era también oriundo de un pueblecito de Burgos, Carazo, donde sus padres eran maestros y tenían sangre burgalesa. Segura, adusto y severo, desconfiaba del carácter abierto y alegre del clero sevillano. Se trajo a sacerdotes burgaleses de la Bureba (Burgos) para confiarles los cargos de responsabilidad de la archdiócesis. Uno de ellos fue don Pedro Riaño Campos, natural y canónigo de Burgos, preparado en ciencias eclesiásticas y avezado en la curia. Lo trajo a la Colegial de Jerez como canónigo, abad y párroco del Salvador, en los años de 1950, con la promesa de hacerle obispo auxiliar de Sevilla para la Vicaría de Jerez. A don Pedro Riaños le agradó la idea y llegó con ilusión a la Colegial. Pero las relaciones de Segura con Franco se fueron enfriando y no le concedía ningún favor, sobre todo en la promoción de obispos de su confianza. Fue cesado de la archidiócesis de Sevilla en 1954, con el nombramiento de un nuevo arzobispo para Sevilla.

bueno_monreal_jerezCardenal José María Bueno Monreal.
El 27 de octubre de este año, nombran al obispo de Vitoria, José María Bueno Monreal arzobispo coadjutor, con derecho a sucesión, del cardenal Segura y Sáenz de Sevilla. Bueno Monreal había nacido en Épila (Zaragoza) el 11 de septiembre de  1904.En 1927 fue ordenado sacerdote en Roma. Elegido obispo de Jaca (Huesca), fue consagrado en Madrid en 1946. A la muerte del cardenal Segura, ocupó la sede de Sevilla en 1957 y, en 1958, Juan XXIII lo nombró cardenal de la Santa Iglesia.
El abad Riaño Campos aguardó hasta 1960, en que aparece en el Boletín Oficial del Arzobispado de Sevilla la designación de José María Cirarda Lachiondo, como obispo auxiliar, para ayudar en la labor pastoral al cardenal Bueno Monreal en la Vicaría de Jerez. En la presentación, el cardenal Bueno Monreal muestra la satisfacción que la designación del obispo le produce al recaer en la persona de don José María Cirarda Lachiondo, colaborador suyo en la diócesis de Vitoria. El abad de la Colegial y arcipreste de la ciudad, Riaño Campos, expresó su gratitud al cardenal por la designación y su complacencia al señor obispo por su llegada. A sus setenta años y enfermo, supo estar a la altura de las circunstancias, se fue con dignidad y sin haber alcanzado el obispado, a Madrid, a cuidar de su salud. Allí murió.

cirarda_lachiondo_jerezObispo Auxiliar José María Cirarda Lachiondo.
Fue el primer obispo-vicario de Jerez. Nació en Baquio (Vizcaya) el 23 de mayo de 1917. Licenciado en Filosofía y Teología. Ordenado sacerdote el 5 de julio de 1942, fue profesor de Teología Dogmática en el Seminario de Vitoria.. El 29 de noviembre de 1960 fue consagrado obispo auxiliar por el cardenal Bueno Monreal en Sevilla. Poco después fue nombrado Vicario General de la Vicaría de Jerez de la Frontera. En julio de 1983 fue nombrado obispo de Santander y, en noviembre del mismo año, Administrador Apostólico de Bilbao. El 4 de diciembre de 1971 fue nombrado obispo de Córdoba hasta su traslado a Pamplona como arzobispo el 29 de enero de 1978 y, a la vez, se hacía cargo de la diócesis de Tudela como Administrador Apostólico. Presentó su renuncia el 22 de mayo de 1992 hasta que fue nombrado Monseñor Fernando Sebastián como Arzobispo de Pamplona y Tudela.  (Continuará). (Textos: Juan Leiva).
____
1. Eugenio J. Vega y Francisco A.García. Origen e Historia del antiguo obispado Asidonense. Relación de los obispos del período visigótico y del período musulmán. Consejo Superior de Investigaciones científicas, Centro de Estudios Históicos Jerezanos. Pág.159.
J.Alonso Morgado. Prelados sevillanos o Episcopologio de la Santa Iglesia Metropolitana y Patriarcal de Sevilla con noticias biográficas de los señores obispos auxiliares. Sevilla, Librería e Imprenta de Izquierdo y Compañía. Sevilla, 1906



021. ENCUENTRO NÚM. 12 CON LOS LIBROS.

11 06 2009

encuentrolibros_prog12_jerez

Esta fotografía se realizó el 29 de enero de 2008 y corresponde a una grabación del programa número 12 de  “Encuentro con los Libros” en la Bodega Los Reyes de González Byass. En ella aparecen de izquierda a derecha: Manuel Bernal Romero, profesor, periodista y escritor, José Prudencio López Campuzano, director del programa, María del Mar Moreno Filóloga Hispánica y bailaora y José Luis Jiménez García, director del Cine Club Popular.

En breve Manuel, María del Mar y José Luis tendrán su nótula en Habitantes y Gente de Jerez.



020. LA PLAZA DEL ARENAL EN LOS 60.

10 06 2009

plazaarenal_1960_jerez1

En la foto, hecha en la Plaza del Arenal,  aparecen de izquierda a derecha José Luis Jiménez, presidente del Cine Club Popular, nacido el 1 de diciembre de 1956, su hermano Rafael, nacido en 1953 y actualmente licenciado en Filología Inglesa y Ramón, nacido en 1957 y que se licenció posteriormente en Bellas Artes.  Detrás aparece su padre, Ramón Jiménez,  observando la escena.

Calculo que la foto pudo tomarse un domingo del año 1960 o 1961 dado que José Luis Jiménez representa unos 4 años  Ya existía el edificio de la Caja de Ahorros de Jerez que creo que se inauguró en 1959. En esa misma ubicación estaba el Hotel Victoria que en los años treinta se denominaba Fonda de la Victoria, Restaurante.

En el edificio que está entre el padre de los niños  y un señor de espalda (actual Banco de Santander), haciendo esquina con la Corredera estaba el Bar El Bombo. En la primera planta una peluquería de señoras cutre. Al fondo en la Lancería todavía existiría el Restaurante Joaquín y el Bar La Alianza a la derecha y El Callejón a la izquierda.

La flecha grande sobre el coche de caballos creo recordar señalaba al Nuevo Hotel, sito en calle Caballeros. A la derecha del coche de caballos todavía estaría COFARGA (Cooperativa Farmacéutica Gaditana), que hacía esquina con la calle San Miguel. El caballo del fotógrafo está mirando para La Polar y el Edificio del Sindicato Vertical. Probablemente en esa época no existía ya la clínica del 18 de Julio.

El señor que está sentado en la butaca del Bar creo que Las Palmeras, tiene que estar a pocos metros de la fuente de Primo de Rivera. Al fondo se ve el precioso y emblemático Edificio del Gallo Azul, que está presente desde 1929 y ha sido lugar para quedar de varias generaciones de jerezanos. Si hay alguna persona que acceda a esta página y pueda aportarnos algún dato más de los que hemos expuestos, seguro que enriquecerá la información. (Foto Colección de José Luis Jiménez). (Texto: Prudencio López Campuzano)