147. JEREZANOS EN LA HISTORIA. La familia Orihuela.

31 01 2010

Orihuela1_jerez

Las fotografías que traemos a esta nótula hoy han sido enviadas por José María Orihuela, un jerezano que vive desde hace ya muchos años en Argentina, a donde llegó de pequeño con sus padres en el año 1931 acompañado por algunas pertenencias, como postales y fotografías como éstas que ahora reproducimos. Pero en su recuerdo permanece Jerez y ahora la comparte con todos.

Orihuela2_jerezLa imagen de arriba es de sus abuelos, probablemente entorno al año 1930 en Jerez. Como se puede comprobar, en el borde inferior se puede leer “Pequeño Jerez”. Se trata de un estudio fotográfico antiguo que existió en esa época en la ciudad.

Por su parte, en esta imagen se puede ver al padre de José María, Antonio Orihuela Soto, caminando por las calles de su ciudad, Jerez, en el mes de marzo del año 1930. Muy buenas imágenes para el recuerdo y para seguir engrosando esta historia de las gentes que hacen y han hecho de esta ciudad lo que ahora es y siempre fue.



146. MANUEL RODRÍGUEZ ‘MARO’. El ingenio del humor.

30 01 2010

Maro1_jerezEl dibujante y humorista gráfico Manuel Rodríguez Romero ha sido uno de los más singulares humoristas gráficos que ha dado el periodismo en Jerez. Maestro de muchos que siguen en activo y dando lo mejor de sí, nació en Jerez hace 76 años, aunque él sólo pudo cumplir 75, después de que la muerte lo sorprendiera hace ahora un año.

Jerezano de nacimiento, toda su vida la entregó al dibujo y el humor gráfico. Los primeros trabajos los realizó, con 19 años, en la revista ‘Vida y Luz’ bajo el seudónimo de ‘Maroro’, y fue algo después, en el periódico ‘Ayer’, donde comenzó a conocerse como ‘Maro’. Hombre de una enorme personalidad, destacó por su ácida y original crítica en clave de humor de la actualidad y sus dirigentes, como gran defensor de la libertad de expresión, lo que le trajo algún que otro problema. Su carrera fue prolífica: Además de llevar su humor a revistas extranjeras, caso de ‘El Embotellador’ de Nueva York y la agencia Kopan, colaboró en infinidad de publicaciones como ‘La Cordoniz’, ‘Hermano Lobo’, ‘Dígame’, ‘Siete Fechas’ y periódicos (‘Pueblo’ o ‘El Correo de Andalucía’), haciéndolo también en la revista ‘Caso’. Estas colaboraciones le llevaron a su ingreso en la Agrupación Vanguardista Hispana de Caricaturistas Personales, realizando también exposiciones en España y México. También publicó tres ‘comics denuncia’ sobre las vidas de Lucrecia Borgia, Catalina la Grande y Eduardo VIII. Escribió una novela (‘Nerón y su vidorra’), un libro de enseñanza (‘Sea usted caricaturista’) y el de chistes ‘Jerez en el humor’. ‘Maro’ volvió a trabajar en la prensa local del Movimiento, ya con la cabecera de ‘La Voz del Sur’ desde 1983, tras el cambio en la dirección del rotativo. Tras su desaparición , comenzó a trabajar en la edición de Jerez del ‘Periódico del Guadalete’, hoy ‘Jerez Información’.

Maro2_jerez

Maro, que también fue un gran pintor, en 1968 ante una exposición de sus cuadros en el tabanco La Reja. Archivo Juan de la Plata.

Agudo, perspicaz, hiriente a veces, honrado siempre, a Maro le costaba hablar porque lo suyo era el dibujo, el apunte gráfico de la actualidad de cada a día, a la que sabía sacar punta de una forma distinta, única. Lo mismo que le costaba hablar, le costaba salir de su Jerez y engrosó esa larga nómina de jerezanos que prefirieron las calles de su ciudad antes que el triunfo en la diáspora. Amigo de sus amigos, motero empedernido, vivía con el corazón de un chaval de veinte, aunque echaba de menos su cigarrito, ése que durante tantos años le acompañó, y amaba el jerez. Maro era un personaje singular, que en su vida trazó muchos ángulos profesionales, no sólo el del humor gráfico, aunque tuvo la oportunidad de dedicarse en exclusividad a lo que siempre fue su pasión, desde que Antonio Mingote, le apadrinase dentro del mundo de los periodistas de humor. Quiso ser periodista de carné, pero se lo impidieron, aunque consiguió regresar a la prensa diaria tras años de ausencia en el año 1983 de la mano de Benigno Cid, a la sazón director recién llegado a La Voz del Sur.  Al cierre del periódico en marzo del 84 volvió a la letra impresa con la aparición del Periódico del Guadalete y después con su sucesor Información, ya dentro del Grupo Publicaciones del Sur al que ha estado vinculado durante los últimos veinte años, sin faltar ni un día a la cita ni siquiera en el periodo vacacional en su segundo pueblo, como era Chipiona. Maro desapareció en el mes de enero de 2009.

Maro3_jerez

Uno de sus chistes publicados en los últimos años en los periódicos locales de Publicaciones del Sur.

El Ayuntamiento de Jerez le ha concedido poner su nombre a una calle para que quede constancia del agradecimiento de su ciudad por su trabajo. Apenas tres años antes de su muerte, la Asociación de la Prensa de Jerez le rindió un merecido homenaje, junto a su compañero Peris -dibujante gráfico en Diario de Jerez- por su labor editorializante y periodística a través de sus muy queridos y seguidos chistes gráficos. Fue el último homenaje antes de que le sorprendiera la muerte.



145. DUQUE DE GOR. El primer español que participó en unos Juegos Olímpicos.

29 01 2010

Olimpiadas1_jerez

El duque de Gor (de oscuro) junto a un grupo de tiradores de esgrima. “Gran Vida”, enero de 1908 (El blog del olimpismo de Fernando Arrechea).

El 14 de mayo de 1900 debutó en el Gran Salón de Fiestas de la Exposición en la prueba de florete (también participaría en las de espada y sable) para aficionados el primer español que participó en unos Juegos Olímpicos de la Era Moderna: don Mauricio Álvarez de las Asturias Bohorques y Ponce de León, 4º duque de Gor, marqués de los Trujillos, conde de Canillas de los Torneros de Enríquez, Grande de España, Gran Cruz de Carlos III y gentilhombre de cámara con ejercicio y servidumbre.

Nacido en Jerez de la Frontera el 4 de noviembre de 1864, casado con Rosa de Goyeneche y de la Puente, dama de la Reina (nacida en 1870 en Lima, Perú, hija del conde de Guaqui y de la marquesa de Villafuerte, familiar del que fuera jinete olímpico español y presidente del COE Alfredo de Goyeneche y Moreno) y fallecido el 24 de febrero de 1930.

Olimpiadas2_jerezSu hijo José Álvarez de las Asturias Bohorques y de Goyeneche, marqués de los Trujillos (1895-1993) participó en los JJOO de París 1924 y Ámsterdam 1928 en las pruebas de hípica, ganando el oro en la prueba de saltos por equipos en los Juegos del 28 junto a sus compañeros José Navarro Morenés y Julio García Hernández, el duque de Gor les recibió en Hendaya con botellas de champagne para celebrarlo.

En la primera ronda de florete se enfrentó al francés Debax y fue clasificado por el jurado, siendo eliminado en segunda ronda frente al también galo León Thiébaut.

En espada (pruebas disputadas en la terraza del Jeu de Paume, en el jardín de las Tullerías) cayó en la primera ronda (en la mañana del 6 de junio) al no superar en su grupo al francés León Sée, el argentino Eduardo Camet y el peruano Carlos de Cándamo. (En la imagen, el Duque de Gor).

En lo que respecta al sable las cosas le salieron un poco mejor y superó la primera ronda (19-20 de junio) para caer en semifinales al ganar al húngaro (súbdito del Imperio Austrohúngaro, en puridad) Todoresku y perder frente al italiano Stagliano.

Olimpiadas3_jerezFue la suya la única presencia española en las pruebas de esgrima: el barón de Ezpeleta estaba en el comité organizador del concurso de florete y el conde de Cartagena, Louis de Hérédia y Manuel de Santa María (franceses los dos últimos según el libro oficial) en el jurado de espada. (En la imagen, Rosa de Goyeneche y de la Puente)

El duque de Gor fue el primer español en participar en unos JJOO, obviamente el primer andaluz y el primer tirador de esgrima, lo que no es óbice para que hoy en día sea un desconocido y su nombre esté ausente de la web del COE, de la mayoría de los libros de olimpismo que se han publicado en nuestro país e incluso de las recopilaciones de “olímpicos andaluces” que se han efectuado. Tampoco prácticamente nadie se acordó de él cuando en Beijing 2008 José Luis Abajo logró la primera medalla olímpica de la esgrima (deporte de origen español) nacional. (Textos y fotos: Blog Olimpismo de Fernando Arrechea Rivas, Wikipedia, José Luis Jiménez en la wikipedia jerezsiempre).



144. GERMÁN ÁLVAREZ BEIGBEDER. El músico que traspasó las fronteras del cuerpo y del alma.

28 01 2010

Beigbede1_jerezrAunque su apellido a priori resulte el de una persona natural de tierras ajenas a nuestras fronteras nacionales, en realidad fue un compositor natural, que ha traspasado frontera pero con la belleza de su música. Nacido en 1882 fue músico mayor de la Armada y fundador de la banda municipal de Jerez. Los primeros estudios musicales los realiza de manos de Ángel Fernández Pacheco en la única Academia de música existente por aquellos años en Jerez, Filarmónica San Isidoro, más tarde fue Camilo Perez Montllor, Director Músico Mayor de Infantería de Marina en San Fernando (Cádiz) quien le dotó de los primeros conocimientos de armonía y composición. (En la imagen, el maestro jerezano dirigiendo la Orquesta Sinfónica de Madrid).

Por su parte, sus primeras composiciones están fechadas en 1898 y 1900, correspondiendo la primera a un pasodoble que llama “Viva mi jerezana”, y la segunda a un género musical muy extendido en esta Andalucía: las denominadas por el maestro “Marchas fúnebres”. La titula “Al pie de la Cruz”, cuya melodía es de una madurez anormal para los pocos años que tenía.

En 1910 marcha a Madrid a completar su formación como músico bajo la instrucción del maestro Pérez Casas, por entonces catedrático del Real conservatorio y fundador de la Orquesta Sinfónica de España.

Durante el período que transcurre entre los años 1913 a 1926, primero como director de la Banda del Regimiento Expedicionario de Marruecos, pasando destinado después al Ferrol y a partir de 1918 como Director de la Banda del Regimiento de Infantería de Marina en San Fernando. Durante los años 1913-1926 su madurez musical llega al cenit de su inspiración y producción, mantiene una estrecha vinculación con el gran compositor Manuel Manrique de Lara y Berry, coronel de su regimiento en el período que estuvo en Alcazarquivir y Arcila (Marruecos).

Beigbeder2_jerezDurante los años 1926 a 1929 simultanea su destino en San Fernando con las próximas ciudades de Cádiz y Jerez, activando la cultura musical en dicha zona como Delegado de la Asociación de Cultura Musical, dando a conocer a los grandes intérpretes del momento.

En el año 1926, un grupo de entusiastas gaditanos a la música, señores Viniegra, Aramburu, de la Viesca, Pemán y el filántropo Elías Ahuja, le hacen responsable del nuevo conservatorio que por aquel año nace en Cádiz, “Alejandro Odero”, en su dirección permanece hasta 1930 que por mandato del Consejo de Ministros se ordena la fusión de los dos conservatorios existentes en la ciudad, el anteriormente nombrado y la “Academia Filarmónica Santa Cecilia”, interviniendo como árbitro José María Pemán. El nuevo que se crea se llamó “Conservatorio Oficial de Música y Declamación”.

Durante los tres cursos que estuvo como director en el conservatorio Alejandro Odero, destaco la intensa vida cultural que mantuvo en la capital. Conservo programas de la época y compruebo que el número de audiciones al público que se celebra sólo en el curso escolar año 1927 son siete, todos ellos conciertos con unos densos contenidos donde intervienen alumnos y profesores.

En el año 1929 Enrique Rivero Pastor, alcalde de Jerez, le encarga la organización de una banda municipal. Germán le hace entrega de un proyecto, el cual se acepta y a partir de esa fecha abandona su vida castrense y se entrega, como es habitual en él, a la nueva faceta encomendada. El siguiente año 1930, y con motivo de la celebración del Patrón de la ciudad, San Dionisio, el 9 de octubre, hace su presentación la nueva Banda Municipal, con un concierto público cuyo programa estaba compuesto por las siguientes obras: Santander, Der Freyschutz, La Revoltosa, Escenas Alsacianas y el Baile de Luis Alonso.

Beigbeder3_jerezAl objeto de contar con unos programas más diversificados y sobre todo poder dar a conocer la música de los clásicos, inicia una nueva faceta para lo que es necesario tener muy claras las técnicas de instrumentación y unos grandes conocimientos de composición: la Trascripción, faceta ésta muy bien acogida por las dos editoriales existentes en el país, la Unión Musical Española en Barcelona y Harmonía en Madrid, editándose obras como Rienzi, Tristán e Isolda, el Allegreto de la Séptima Sinfonía de Beethoven, Der Freyschutz, La Gruta del Fingal, Parsifal y el Miserere de Eslava entre otras.

En el año 1938 el Ayuntamiento de Jerez se adelanta cincuenta años al Sistema Educativo actual creando “El Servicio de Instrucción Musical Complementaria y Canto” en las escuelas públicas, nombrando como director del Servicio a Germán que inicia una nueva labor de culturización entre los más pequeños y al mismo tiempo captando voces. Posteriormente amplía este servicio a los centros religiosos. Como resultado de ello, en la década de los cuarenta, son varios los Orfeones existentes en la ciudad.

A finales de la década de los treinta, le llega de manos de Pedro Perez Clotet, gran poeta y entusiasta folclorista, los Romances de la sierra de Cádiz, que él armoniza y que la Sociedad de Estudios Históricos Jerezanos se lo publica en 1940.

Beigbeder4_jerez

Lápida que en Jerez recuerda la casa donde Germán Álvarez Beigbeder nación. Foto: blog jerezsiempre, Juan Gallego).

En el año 1941 la editorial Labor S.A. pide a Germán su colaboración para la confección del diccionario de la música, y es su director Joaquín Pena quien al final de su colaboración le envía un carta en la que se puede leer: El estudio que hace usted de la música andaluza, releva el dominio que posee usted en esta materia y responde cumplidamente a nuestros objetivos.

En el año 1948, la Permanente Municipal, con fecha 20 de mayo le honra con hacerle Hijo Predilecto, quedando su nombre incluido en el callejero de la ciudad.

El Ministerio de Justicia por Resolución del 29 de septiembre de 1959, le concede a sus hijos y descendientes la unión de apellidos Álvarez-Beigbeder: Por haber acreditado suficientemente que dichos apellidos han sido prestigiados en sus actividades artísticas, donde alcanzó gran relieve en sus creaciones musicales.

Está en posesión de la “Cruz del Mérito Naval”, condecoración concedida en reconocimiento a los méritos contraídos con la Marina Española. Es autor, con José María Pemán en la letra, del Himno de la Armada Española.

El 11 de octubre de 1968 rodeado de los suyos, entrega su alma a la Santísima Virgen del Carmen.

Beigbeder5_jerez

Fragmento inicial de su célebre marcha de Semana Santa ‘Cristo de la Expiración’.

En su aportación a la Semana Santa se puede destacar marchas, además de la ya citada “Al pie de la Cruz” (1900), “Nuestra señora del Rosario” (1910), “Cantemos al Señor” (1923) o la famosa dedicada al “Cristo de la Expiración” de su Jerez natal.

El genial músico jerezano es hijo predilecto de la ciudad y tiene concedida una calle desde finales de los años cuarenta, que se encuentra entre Tomás García Figueras y la avenida de Trebujena. A don Germán se deben piezas musicales no scofrades, sino que también creó sinfonías, pasodobles, obras para piano o marchas militares, ya que también dedicó gran parte de su vida a la dirección de bandas en la Infantería de Marina por distintos puntos de España.



143. JULIO DOMÍNGUEZ GIL. Maestro de un oficio que se pierde.

27 01 2010

Tonelero1_jerez

Julio Domínguez en su taller junto a un tonel que arreglar. (Foto Jorge Miró).

Hubo una época, y no muy lejana, en la que el vino era el principal motor de esta ciudad. Medio Jerez vivía directa o indirectamente de ello y las bodegas se multiplicaban por todos los rincones. Hoy día, el jerez vive uno de sus momentos más difíciles, el paro se apodera de la ciudad y muchas de las bodegas de antaño se han demolido o, directamente, se han reconvertido en viviendas, discotecas o museos.

Hijo de aquella época gloriosa es Julio Domínguez Gil (Jerez, 31 de septiembre de 1941), uno de los pocos maestros toneleros que todavía existen en Jerez. Julio nos atiende en la oficina de su taller de tonelería en la Hijuela de Montealegre alto. Al preguntarle cuántos maestros toneleros quedan en Jerez señala que “–cada vez menos. Se pueden contar con los dedos de una mano“. Para más inri, asegura que hace escasas fechas tuvo que enterrar a un gran amigo y compañero de oficio.”Era uno de los grandes“, señala.

Toneles2_jerez

Toneles en una bodega jerezana.

Desde su taller, Julio echa cuentas. Se ha pasado 53 de sus 68 años ligado a este mundo que, lamentablemente, está abocado a la desaparición. A diferencia de la mayoría de profesiones de hoy en día, en las que se puede empezar de prácticas con 18 ó 19 años si no con más, la tonelería exige un aprendizaje muy avanzado para llegar a ser maestro tonelero. “–Un chaval con 18 años ya es demasiado viejo para aprender. Aquí tendrían que empezar con 14 ó 15 años, pero claro, eso hoy es imposible“. Lo dice un hombre que con esa edad ya comenzó a trabajar entre botas, duelas de roble y aros metálicos.

Aún así, su taller está muy animado. Un camión procedente de Sanlúcar trae una remesa de botas para ser reparadas, mientras cinco personas trabajan a las órdenes del hijo de Julio, que ha decidido seguir la estela de su padre. En el taller no se fabrican botas, se reparan. “–Las fabricación de las botas se hace mayoritariamente de manera mecánica”, puntualiza Julio. “–Nuestro trabajo es muy importante porque las bodegas lo que quieren es que estas botas sigan manteniendo la esencia de sus vinos“. Efectivamente, para la elaboración de nuestros afamados caldos, las bodegas utilizan el sistema de criaderas y soleras, un método de envejecimiento del vino que se basa en el uso continuado de las botas.

Toneles3_jerez

Imagen de una fábrica de toneles del Marco. (Foto Cinco Días).

Hace dos años la bodega Lustau rindió homenaje a un grupo de toneleros, los últimos de este gremio. “–Ha sido el único reconocimiento que hemos tenido durante todos estos años“, lamenta.  Fuera, en el patio del taller se acumulan las botas que han de ser reparadas. Julio enseña sus herramientas de trabajo, útiles que en su mayoría solamente se utilizan en este laborioso oficio. “Esto se pierde”, sigue lamentando antes de despedirse. Es el último de una estirpe. El recuerdo vivo de unos tiempos gloriosos que, lastimosamente, nunca volverán. (Textos: Jorge Miró).



142. ANTONIO PICA. El actor y modelo.

26 01 2010

Pica1_jerez

Antonio Pica (nació en Jerez el 24 de febrero de 1931) es un actor cinematográfico y uno de esos jerezanos cosmopolita que han recorrido medio mundo con el nombre de Jerez a cuestas. Antes de ser actor, se dedicó a trabajar en el sector petrolífero en diferentes lugares del mundo, compaginándolo con numerosos anuncios publictarios para marcas como Veterano, Fundador, Iberia, LM, etc. Destacó en el mundo del cine durante las  décadas de los sesenta y setenta en coproducciones internacionales, interpretando papeles de genero como el westerns, de acción, aventuras y policiacas. En su haber tiene más de setenta películas. Su ciudad natal le ha concedido una Plaza situada en la urbanización de Torres de Córdoba a propuesta del Cine-Club Popular de Jerez

Muy pronto se trasladó a San Fernando, Las Palmas, Sevilla, donde se crió, Cádiz y Barcelona. Cumplido el servicio militar marcha a Argelia donde trabajaría once años en una petrolera como submarinista.

En 1961 regresa a España y se instala en Madrid y casualmente arranca su carrera al fijarse en él mientras toma un café el director de los Estudios Moro. A los pocos días de hacerle una prueba debuta en televisión.

Fue su época dorada en la que hizo moda para el Corte Inglés y graba anuncios como el de Veterano y el de Iberia, en el que un atractivo jinete galopaba sobre un pura sangre blanco.

Entre 1966 y 1969 fue el compañero inseparable de la sugestiva Elena Balduque. En el último periodo de estos anuncios, Pica tuvo de partenaire a la famosa modelo inglesa, Jane Shrimpton, traída expresamente de Inglaterra.

Pica2_jerezSus facciones y prestancia marcadamente anglosajonas, unidas a sus elegantes maneras y a una fotogenia natural, hicieron de Pica un icono imprescindible para muchas agencias del momento, trabajo que intercalaba con sus apariciones en producciones cinematográficas, de las que llego hacer 70 largometrajes y su profesión de técnico del petróleo en todo el mundo.

Saltó a América y vive la década de la cinematografía hasta que llega el declive de las coproducciones: Pica se va al Mar del Norte y sigue con sus inmersiones, pasando, cada dos o tres meses, largas temporadas en España, y en una de ellas, le llama Duccio Tessare para un papel con Giuliano Gemma. Rueda en Almería, y al finalizar su vida laboral como submarinista, el periodista José Antonio de las Heras le ayuda a reiniciar su carrera. Ha trabajado con todas estrellas del cine en películas españolas y extranjeras.

Filmografía

1963. Llanto por un bandido, de Carlos Saura.
Tela de araña, de José Luis Monter.
1964. The Fall of Román Empire (La caída del imperio romano), de Anthony Mann.
1965. Lola espejo oscuro, de Fernando Merino.
Persecución a un espía, de Maurice Labro.
Cartas boca arriba, de Jesús Franco.
1966. Anónima de asesinos, de Juan de Orduña.
Pica3_jerezEl hombre que mato a Billy el Niño, de Julio Buchs.
Comando de asesinos, de Julio Coll.
Cartas boca arriba, de Jesús Franco.
1967. Técnica de un espía, de Alfonso Brescia.
Un diablo bajo la almohada, de José María Forqué.
Dos cruces en Danger Pass, de Rafael Romero Marchent.
Bandidos, de Massimo Dallamo.
Una bruja sin escoba, de José María Elorrieta.
Encrucijada para una monja, de Julio Buchs.
Como robar un quintal de diamantes en Rusia, de Guido Malatesta.
El rancho de la muerte, de R. R. Marchen.
1968. Dos hombres van a morir, de Rafael Romero Marchent.
Hombre en la trampa, de Pascual Cervera.
Las Vegas, 500 millones, de Antonio Isasi.
Cuidado con las señoras, de Julio buchs.
Objetivo Bi-ki-ni, de Mariano Ozores.
Pago cara su muerte, de León Klimowsky.
Satanik, de Piero Vivarelli.
Mr. Dinamita, mañana os besara la muerte, de Franz Josef Gottlieo.
Sin aliento, de Fernando Cherchio.
S. O. S. Invasión, de f. Balbuena.
1969. Hora cero: operación Rommel, de Julio Buchs.
Manos Torpes, de Rafael Romero Marchent.
No disponible, de Pedro Mario Herrero.
No importa morir, de León Kimowky.
Las trompetas del apocalipsis, de J. Buchs.
Viva América, de Javier Seto.
El taxi de los conflictos, Mariano Ozores.
1970. Santo contra los asesinos de la Mafia, de Manuel Bengoa.
Sin un adiós, de Vicente Escrivá.
Una señora llamada Andrés, de Julio Buchs.
Misión secreta en el Caribe, de Enrique Leguiluz.
1971. La orilla, de Luis Lucia.
Españolas en Paris, de Roberto Bodegas.
El arquero de Sherwood, de Giorgio ferroni.
La folie des grandeurs (Delirios de grandeza), de Gerard Oury.
Matar es mi destino, de Pino Mercanti.
La novicia rebelde, Luis Lucia.
Pica4_jerez

El actor jerezano con el autor del texto, José Luis Jiménez, ante el rótulo de la calle jerezana que lleva su nombre.

1972. El jorobado de la Morgue, de Javier Aguirre.
La rebelión de las muertas, de León Klimosky.
Los ojos azules de la muñeca rota, de Carlos Aured.
Ella, de Tulio Demicheli.
Travels with my Aunt (Viajes con mi Tia), de George Cukor.
1973. Los héroes millonarios, de Duccio Tessri.
Santos contra el doctor Muerte, de Rafael Romero Marchent.
Los mil ojos del asesino, de Juan Bochs.
El último viaje, J. A. de la Loma.
1974. Una mujer prohibida, de José Luis Ruiz Marcos.
Una abuelita de antes de la guerra, de Vicente Escrivá.
1975. Los locos del oro negro, de Ehzo G. Castellari.
Tres suecas para tres rodríguez, de Pedro Lazaga.
1976. Nuevas aventuras del Zorro, de Franco Locascio.
El hombre que desafío la Organización, de Sergio Grieco.
1985. Tex e il signore degli abissi, de Duccio Tessari.
1996. Licántropo, de F. Gordillo.
2000
Un dios selector, F. Borgia. ( corto )
2001. Capo´s, de J. Peterson.
2002. E Viva España ( T.V Belga )
2003. Gente, de J. J Caballero ( corto )
Campaña de San Valentín, A. Jerez.

(Textos y fotos: José Luis Jiménez)



141. CULTURA. Gitanos y gastronomía, un binomio singular.

25 01 2010

gitanos

Manuel Morao, a la derecha, con su sobrino Manuel Valencia, chef gitano autor del libro ‘La cocina gitana de Jerez’, durante una firma en una bodega. La imagen se extrae del libro ya citado).

“En la Baja Andalucía, se entiende que en la zona comprendida entre Sevilla y Cádiz, existe lo que el colectivo de aficionados al cante llama el famoso ‘Triángulo del cante gitano andaluz’. Cádiz, los Puertos, Jerez y Sevilla son, junto con Alcalá de Guadaira, Utrera y Lebrija, donde nace y se desarrolla ese arte tan grandioso que forma parte principal de la cultura de la etnia gitana y de Andalucía.

El motivo del nacimiento del cante gitano allí es porque en esta zona es donde están las familias y las casas cantaoras de la raza gitana. Pero otra parte muy importante de la cultura de los gitanos de la Baja Andalucía es su gastronomía, no extensa pero sí muy interesante, puesto que aporta productos naturales de la tierra a la gastronomía andaluza”. (Palabras del guitarrista Manuel Morao en el prólogo del libro de su sobrino Manuel Valencia ‘La cocina gitana de Jerez. Tradición y vanguardia’, editado por la Escuela de Hostelería de Jerez).



140. PERIODISMO. La Asociación de la Prensa camina hacia su centenario.

24 01 2010

prensa1_jerez

Una de las comidas del patrón de la Asociación de la Prensa, celebrada en 2006 en la Escuela de Hostelería, y a la que asistió el obispo de la Diócesis de entonces, Juan del Río (ese año galardonado con el premio Pluma de Oro de la entidad de periodistas), la alcaldesa, Pilar Sánchez, y hasta tres presidentes de la asociación.

Un año más, la Asociación de la Prensa de Jerez celebra el 24 de enero a San Francisco de Sales, el considerado como el patrón de los periodistas en todo el país. Una misa con el obispo para aquellos que profesan la fe cristiana y una convivencia algo más tarde para laicos y creyentes reunirá de nuevo a todos los profesionales de la información, en una ciudad que puede presumir de un periodismo rico en plumas selectas y trabajadores incesantes y de una asociación que es casi centenaria. Así lo recuerda en este artículo Juan de la Plata, Socio de Honor y decano de los profesionales en activo.

La asociación jerezana comenzó su andadura el 24 de noviembre de 1919, con el nombre de Sindicato de Redactores y Corresponsales, “para la defensa y fomento de los intereses morales y materiales de los periodistas”; hasta convertirse a principios de los años veinte en Asociación de la Prensa, nombre con el que aparece ya en 1925, celebrando un festival taurino a su propio beneficio, el domingo 11 de octubre de dicho año, con reses del ganadero-poeta Fernando Villalón; lidiando dos utreros de rejones, el “sportman” de Utrera, don Eduardo Gutiérrez de los Ríos; y matando dos toros el diestro Bernardo Muñoz (Carnicerito) y dos novillos, el novillero Angel Pérez “Angelillo de Triana”.

Prensa2_jerezEl sindicato lo fundaron el periodista Rafael Pozo Roldán y 22 compañeros más, estableciendo su sede oficial en el Real Alcázar de Jerez, y eligiendo como primer presidente del mismo a José Luís Fernández Cala, que vivía en la calle San Cristóbal, núm. 16, planta baja. Pozo era redactor de “El Guadalete” y corresponsal de “El Noticiero Sevillano”.

El domingo, 20 de diciembre de 1925, la ya denominada Asociación de la Prensa, celebra una junta general extraordinaria, presidida por su nuevo titular y director, a la vez, de ‘El Guadalete’, Diego Brocardo Forcade, a la que asisten los socios Luis de la Sierra, director de Diario de Jerez, y los periodistas Antonio Palma Chaguaceda, Rafael Pozo Roldán, Joaquín Moguer Fernández, Manuel Pareja Isla, Ramón de Cala Rodríguez, Luís Cruz, José Fernández Cala y el fotógrafo Alberto del Castillo; nombrándose tesorero al señor Moguer y miembros protectores a don Luís de la Calle Corrales y don José González Pineda. (En la imagen, Rafael Pozo Roldán (a la derecha), fundador de la APJ, realizando una entrevista a Manuel Ysasi, encargado de la administración de loterías núm. 1, ‘La Afortunada’ de la calle Larga, el año 1925).

Como socios activos fueron admitidos el que ya era miembro honorario Onofre González Quijano, además de Manuel Cintado Pelín, Francisco Guerra Tenorio, Manuel Chacón Sánchez, su hermano Domingo Chacón Sánchez y Domingo Romerales Quintero. Antonio Palma Changuaceda presenta su dimisión como secretario, debido a sus muchas ocupaciones como abogado y catedrático, sustituyéndole Joaquín Moguer que, como tesorero, hasta entonces, rinde cuentas del pasado festival taurino, a beneficio de la APJ.

La nueva junta de gobierno la preside Diego Brocardo, que resulta reelegido; nombrándose tesorero a Luis Llanos Sevil y vocal a Joaquín Fernández Baena, director de “El Mensajero”, quien se encontraba en Madrid, en tratamiento médico, tras ser operado por el Dr. Raoul Mentaud.

prensa3_jerezasistentes tuvieron conocimiento del reciente ingreso de la asociación en la Federación Nacional de la Prensa, ratificándose la completa adhesión de la APJ a los acuerdos de la Asociación de la Prensa de Madrid, respecto a su iniciativa a favor del descanso dominical de los periodistas españoles.

La junta de gobierno sería de renovación anual. Fernández Cala, su presidente, editó desde 1921 hasta 1934, año en que falleció, la revista anual “Xerez en fiestas”, juntamente con su compañero Rafael Pozo Roldán quien, tras su muerte, la continuaría publicando, como álbum de nuestra feria. La APJ contó, desde casi sus inicios, como una de sus primeras iniciativas, con un médico y un practicante, para atender a sus asociados. (A la izquierda, una imagen del santo patrón de los periodistas).

Estos facultativos eran el Dr. José Molle Gutierrez, director de la antigua Casa de Socorro de la calle Arcos, y Juan Montes de las Torres, que tenía su gabinete de practicante en la calle Sevilla, número 27.

El presidente de la APJ, señor Brocardo, además de dirigir “El Guadalete”, era profesor de la Escuela de Artes y Oficios, pero falleció el 3 de febrero de 1943. Estaba casado con Teresa Miró, y un sobrino suyo, Diego Campoy Miró, seguiría sus pasos como periodista, durante muchos años, haciendo entrevistas y especializándose en temas deportivos.

prensa4_jerezEn los años de la república, la APJ cambió de nombre, llamándose entonces Asociación Profesional de Periodistas de Jerez de la Frontera, con cuya denominación aparece en la prensa de la época, con motivo de una reunión general celebrada en el Casino Jerezano, el 8 de marzo de 1935. Y, un año después, en otra junta general, celebrada en el mismo casino, el 7 de abril de 1936, presidida por Rafael Pozo Roldán, siendo secretario de la misma Antonio Solís Pascual, gira bajo la denominación de Agrupación Profesional de Periodistas, acordando constituir un montepío de periodistas, con los fondos de otro festival taurino, que habían celebrado por aquellas fechas, organizado por la citada agrupación. Por lo que se ve, lo de los festivales taurinos, a ejemplo de la AP de Madrid, que siempre los celebró, y aún sigue celebrando, era la solución más lucrativa, por aquellos tiempos, para allegar fondos a la caja común de los plumíferos, con destino a sus obras sociales. (El autor del artículo, Juan de la Plata, socio de honor de la APJ).

Pasada la guerra, mediados los años cuarenta, bajo la presidencia de Alejandro Daroca de Val, primero director del diario “Ayer” y, luego, de “La Voz del Sur”, la APJ parece alcanzar sus momentos más brillantes, instituyendo nada menos que todo un completo cuadro médico para sus asociados y celebrando, anualmente, la víspera del comienzo de cada Fiesta de la Vendimia, una gran verbena, con muchos regalos, música y baile, en los jardines de ‘El Bosque’ del Parque González Hontoria. La fiesta del patrón de los periodistas, San Francisco de Sales, el 24 de enero, es conmemorada anualmente con una función religiosa y otros actos.

Aún recuerdo los inicios de dicha celebración, a la que asistíamos todos los compañeros, en la iglesia de las Angustias, oficiando la misa el recordado padre don Juan Torres Silva, promotor de la gran obra salesiana en Jerez y miembro honorario de la asociación. (Texto: Juan de la Plata).



139. ANGEL PUERTA. Un novillero con ganas de gustar.

23 01 2010

Pueta1_jerez

Un pase de pecho de Ángel Puerta, un nuevo profesional que se define como un torero al que le gusta encajar los riñones y llevar a los toros largos, y que tiene el aroma jerezano.

La historia comienza cuando un niño jerezano, con familia en Guadalajara y que pasaba temporadas allí, se deslumbra con los festejos tradicionales de La Alcarria: sueltas de toros, capeas y agrestes novilladas. Con ocho años se apunta a la Escuela de Jerez.

Hoy es un novillero que ha debutado con caballos y ha rematado una temporada de éxitos, pero Jerez y su afición no lo saben: “–en la escuela, toreé siete becerradas, luego doce novilladas. Como quería aspirar a cosas mayores y plazas importantes, una persona de Gudalajara que hoy me apodera, el matador Regino Ortez, me habló de irme a la escuela de allí, que está en el coso de las Cruces y así fue”., comenta.

El resultado ha sido espectacular. En 2009 toreó 30 novilladas sin caballos, novilladas fuertes: Brihuega, La Mesilla del Oro, Aldeanueva del Ebro, Cifuentes… y además quedó segundo en la final de novilladas del suroeste de Madrid.

“..Este año he estado sin caballos en Barcelona, Málaga, he sido finalista del bolsín de Tudela y toreé unas catorce sin caballos”. Fogueándose y aprendiendo el oficio sin concesiones, casi a la antigua, porque a Puerta se le ve el aire profesional, y se analiza a sí mismo sin rubor: “–en septiembre debuté con caballos en Las Virtudes de Ciudad Real, una novillada de Fernando Peña. Fue el día 8; el 9 toreé en Méntrida una novillada de Monte la Ermita, donde corté tres orejas, el 10 toreé en Los Santos de la Moza de Guadalajara que fue una novillada muy dura; al día siguiente un festival en Meco; el 13 en Toledo, en Caleras y Chozas donde corté cuatro orejas; luego Cadalso de los Vidrios en el Valle del Tiétar; también he toreado en Azuqueca de Henares una novillada de El Cubo, en Numancia de la Sagra otro festival22.

Puerta2_jerez

Ángel Puerta en el podio de ganador del certamen ‘Ciudad Condal’.

¿Uno sin caballos que debuta y torea tan seguido?: “–son seis novilladas y es que mi apoderado se ha movido mucho. Llevábamos el arma de que había ganado el concurso de Barcelona y que en Málaga había hablado muy bien en la prensa, pero no ha sido fácil”.

Su fuerte: “–por aquellas novilladas no puedo ir con el corte de artista porque aquello es muy duro y la mentalidad es que hay que pagarle pases a todos los toros y toreando bien, y al que se deje, cortarle las orejas. Si en los pueblos quiere la gente que pegues rodillazos, pues hay que darle al público lo que pide. A mí me gusta ver muchos vídeos, me fijo en todas ls figuras, pero me gusta encajar los riñones y llevar lo más largo que pueda al toro”.

El problema gordo es que es de Jerez y va a ser difícil que le veamos por aquí, tal vez si fuera gallego podría torear alguna novillada por aquí , pero siendo de Jerez… ni una. Tendremos que ir a verlo a Guadalajara “–pero seguro que los ganaderos de por aquí me echan una mano y por lo menos me dan becerras. Yo vengo desde Guadalajara o de donde sea a pegar un muletazo en mi tierra”.

Le gusta el capote, profundiza en la muleta y está matando los toros. De encaste le encantaría cogerle el aire a los toros santacolomeños porque “se disfruta muchísimo con esa embestida”.

Ahora sigue entrenando con Matías Tejela y soñando que en su tierra lo tengan en cuenta, y cuajar una gran temporada 2010. No lo pierdan de vista. (Texto: Francisco Orgambides).



138. ALFREDO VEGA MARTÍNEZ. Un artesano de las artes gráficas.

22 01 2010
El trabajo realizado por Alfredo Vega Martínez desde que era muy joven puede ser considerado como un oficio en extinción en Jerez. Él es el último artesano de las artes gráficas que queda en nuestra ciudad, una actividad que ha tenido una larga tradición y a la que han pertenecido nombres sobresalientes en este campo de la creación artística.
Nacido en 1943, su más que merecida jubilación está cercana, sigue manteniendo un aspecto físico envidiable y una capacidad de trabajo inagotable. En su sencillo lugar de trabajo de la calle San Juan, en los bajos del Palacio Melgarejo, donde el desorden es un orden adaptado a las formas y maneras de su espíritu inquieto, imaginativo y solitario como es el de Alfredo, continúa recibiendo los encargos de muchas bodegas del Marco. Su formación se inició junto a los creativos Manuel Lepe y Manuel Jiménez del Barco.
Recientemente ha intervenido en el documental Las catderales del Vino: Jerez y La Rioja, del realizador Eterio Ortega.

Vega_jerez

Alfredo en su taller de trabajo en la histórica calle San Juan.

El trabajo realizado por Alfredo Vega Martínez desde que era muy joven puede ser considerado como un oficio en extinción en Jerez. Él es el último artesano de las artes gráficas que queda en nuestra ciudad, una actividad que ha tenido una larga tradición y a la que han pertenecido nombres sobresalientes en este campo de la creación artística.

Nacido en 1943, su más que merecida jubilación está cercana, sigue manteniendo un aspecto físico envidiable y una capacidad de trabajo inagotable. En su sencillo lugar de trabajo de la calle San Juan, en los bajos del Palacio Melgarejo, donde el desorden es un orden adaptado a las formas y maneras de su espíritu inquieto, imaginativo y solitario como es el de Alfredo, continúa recibiendo los encargos de muchas bodegas del Marco. Su formación se inició junto a los creativos Manuel Lepe y Manuel Jiménez del Barco.

Recientemente ha intervenido en el documental Las catedrales del Vino: Jerez y La Rioja, del realizador Eterio Ortega.

(Texto y foto de José Luis Jiménez).