092. ASTRONOMÍA. El astro rey se coronó en Jerez.

7 12 2009

sol1_jerez

Unos días antes de ese hecho, donde se descubrió por Charles Augustus Young la corona solar, se tomó esta imagen. Archivo de José Luis Jiménez.

Todo rey tiene su corona, y el sol no podía ser menos. Pero lo más curioso de l asunto es que el conocido como ‘astro rey’ se coronó en Jerez. Y es que, lo más granado de la astronomía y la astrofísica americana (dirigida por el profesor Joseph Winlock, que aparece en primer lugar en la fotografía que se trae a esta página), se desplazó a Jerez para estudiar el eclipse total de sol que tuvo lugar el 22 de diciembre del año 1870.

El lugar escogido para las observaciones fue la finca el olivar de Buena Vista, situada en el terreno que actualmente ocupa el hotel NH de la Avenida Álvaro Domecq. Precisamente, en el año 2008 fue publicado por la Fundación Teresa Rivero un pequeño opúsculo donde documentaba este hecho y del que es autor José Luis Jiménez García, que explica de esta manera los pormenores del asunto:

sol2_jerez

La expedición científica que viajó a la provincia de Cádiz para observar el eclipse de sol en 1870.

“Cuando a mediados de noviembre de 1870 vino a Jerez el filósofo y científico estadounidense Charles Sanders Peirce, miembro de la United States Coast and Geodetic Survey, principal organismo científico americano por aquel entonces, pocos sabían en la ciudad cuales eran realmente sus motivos. La ciencia del estudio de los astros era aún poco conocida para muchos y un eclipse de sol era considerado por la superstición popular como un hecho insólito relacionado con desastres imprevisibles y desconocidos. Por otra parte, dos grandes potencias europeas, como Francia y Alemania, estaban en guerra por lo que los autoridades políticas y militares reforzaban todas las precauciones de control.  Sin embargo, seis meses antes de la fecha señalada, Peirce había recibido el encargo de su padre, Benjamin Peirce, superintendente de la mencionada institución, de realizar las localizaciones en Europa de los lugares donde se debían de apostar los diferentes equipos de especialistas norteamericanos para la observación y estudio del eclipse total de sol que iba a tener lugar el 22 de diciembre de ese año.

sol4_jerez

Imagen de la corona solar.

Es muy probable que en Jerez visitara el lugar que el responsable del grupo americano en España y a la sazón director del Observatorio Astronómico de Harvard, Joseph Winlock, eligió para analizar este fenómeno de la naturaleza, considerando para ello los datos estadísticos meteorológicos y sobre todo la proximidad de Cádiz para el transporte en tren de los materiales y, como no, la cercanía del Observatorio de San Fernando, cuyo director, el capitán Cecilio Pujazón García, ofreció todas las facilidades y apoyo.

sol3_jerezEl lugar escogido fue el olivar de Buena Vista, a kilómetro y medio del casco urbano y hacia el nordeste. Allí se apostaría lo más granado de la astronomía y la astrofísica estadounidense del momento. Entre estos, además de Winlock, estaban Charles Augustus Young, Alvan Clark, Samuel Pierpont Langley, Edward Charles Pickering, astrónomo y físico responsable del polariscope, y el fotógrafo Ëtienne Léopold Trouvelot, entre otros. A este grupo se unirían dos ingleses, entre ellos el pintor Paul Jacob Naftel, y un observador español.

Fue Young quien obtuvo el primer espectro relámpago colocando una rendija en su espectroscopio tangencialmente al borde solar, que consistía en el negativo de un espectro transformándose las rayas oscuras (absorción) en brillantes (emisión). La capa atmosférica solar responsable se llamó capa inversora o reversing layer. (En la imagen, la portada del pequeños libros relatando el acontecimiento y del que es autor el que suscribe este artículo).

Hay que considerar que hasta la fecha había desacuerdo entre la comunidad científica en cuanto a la naturaleza de la corona solar. Hasta ese momento nadie podía asegurar que la corona estuviese conectada físicamente con el sol. Este momento excepcional e histórico para la ciencia quedó inmortalizado gráficamente en la acuarela pintada por el artista inglés Paul Jacon Naftel, comisionado a tal fin por Inglaterra. La obra puede verse en los fondos del Museo de la Ciencia en Londres. Una copia de este cuadro se reprodujo en forma de grabado en la revista ilustrada de Londres, Graphic Newspaper, el 21 enero de 1871. Naftel no solo lo pintó si no que dejó unas anotaciones de cómo se fue desarrollando el fenómeno. “En el primer momento de completa ocultación del sol, la oscuridad total lo lleno todo, nubes de color púrpura aparecieron en el horizonte entremezcladas con rayas anaranjadas. La distante ciudad de Jerez paso del blanco a un intenso y denso azul”.

De este hecho dieron cienta diversas revistas de la época como La Ilutsración Española y Americana, de enero de 1871, con un artículo del ingeniero de minas Emilio Huelin, o la publicación especializada de la Royal Astronomical Society de Inglaterra, enre otras. Con toda razón se puede decir que en Jerez los astrónomos coronaron al astro rey, el sol”.  (Texto: José Luis Jiménez García)


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree