198. INÉS SÁNCHEZ CRISTÓBAL. Luna de miel en Cádiz.

7 04 2010

INESSANCHEZCRISTOBAL_jerez

La fotografía de boda, con su marido. (Archivo de la Experiencia).

NI MUJER NI HOMBRE, YO ERA PERSONA.
Inés pasó su infancia en el campo y aunque trabajó desde pequeña, en su etapa adulta se siente orgullosa de ello porque, según ella, el trabajo enseña a vivir. En su relato, nos cuenta cuáles eran algunas de sus tareas. También nos habla de sus padres y de cómo le inculcaron el respeto hacia las personas. Recuerda que su padre le decía que antes de hombre o mujer, ella era persona y, como tal, podía hacer de todo.

APRENDER MÁS ALLÁ DE LOS LIBROS.
A partir de una fotografía de su infancia, Inés relata cómo se vivía antiguamente, qué trabajos diarios se realizaban en el campo y cómo era la vida de una familia humilde. Según nos cuenta, cuando ella era pequeña todo era aprovechable, de hecho, cuando se gastaban las zapatillas colocaban las suelas en un cubo para prenderlas con fuego. Así obtenían una lámpara improvisada que les servía para salir por la noche a buscar algo de comida para la cena. Desde entonces, el modo de vida ha cambiado mucho e Inés considera que, en la actualidad, la juventud, centrada en los estudios, se olvida que hay valores y enseñanzas que se aprenden más allá de los libros.

“HAY GENTE DENTRO DE LA RADIO”
Inés estaba junto a su familia sentada en la puerta de su casa y pasó un hombre con un gran receptor de radio encendido. Mientras escuchaban qué decía, alguien exclamó “¡hay gente dentro!” y todos empezaron a reír. Aquella tarde su padre pensó que, algún día, inventarían un aparto que reflejara imágenes y, años después. Se inventó la televisión. Inés recuerda que su programa favorito se llamaba “Reina por un día” aunque su marido, en cambio, prefería ver el fútbol o los toros.

AMOR DESDE EL PRIMER DÍA.
Desde que conoció a su marido, Inés nunca se ha separado de él. Le vio por primera vez en un bautizo y aquella misma tarde empezaron a salir. Recuerda con satisfacción el día de su boda, que celebraron en la catedral de Jerez de la Frontera e hicieron el convite en el patio de vecinos. El menú lo elaboró su madre a base de grandes ollas de carne, puchero, caldo y vinos y, de viaje de novios, se marcharon en tren hacía Cádiz. Tras regresar se despidieron de la familia y se trasladaron a Barcelona, ciudad en la que él trabajaba.

DEVOCIÓN EN JEREZ: FERIA Y SEMANA SANTA
Para Inés, Jerez de la Frontera es tierra de importantes bodegas y vinos, aunque lo que más le gusta de su ciudad es a Feria y, sobre todo, la celebración de los miércoles, dedicada en exclusiva a las mujeres. En su relato, también explica la devoción de los jerezanos por la Semana Santa. Su explicación transmite el fervor y el amor por esta festividad religiosa. Le gusta ver los pasos, escuchar el silencio de madrugada, observar a los jóvenes emocionarse y oír la música las saetas.

INÉS Y SU SECRETO PARA VIVIR LA VIDA LO MEJOR POSIBLE.
A lo largo de todo su relato, Inés demuestra que es una mujer muy activa. Nos explica en qué situación se encuentran las personas de la tercera edad de su municipio y nos cuenta la importante labor que realiza el centro El Abuelo de Jerez de la Frontera. La institución ofrece diversas actividades para los mayores, tales como chicún, baile regional, pintura o costura.


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree