209. MARÍA CALA. Mariquita de toda la vida.

21 04 2010

mariacala_kiki_gentede_jerez

María Cala. O Manuel en su carné de identidad. (Foto Kiki).

María Cala de Jerez, jerezana del campillo, del Barrio de San Miguel, mariquita de toda la vida de Dios, de los que se sacaban los pechos con las chuponas del cuarto de baño. Fue ayudante de camerino en los comienzos de Lola Flores en el Teatro Villamarta de Jerez. La faraona es para María Cala su gran pasión. María fue emigrante en París, y trabajó y se educó como mayordomo en las mejores casa ricas de Madrid sirviendo a toda la nobleza decadente, lo que le ha valido saber más por lo que calla que por lo que cuenta. (Berasaluce)

«La indumentaria era de fiesta. No era para menos. Ella, a sus 65 años ya cumplidos, protagonista de un libro. Ella, que viajó con Lola Flores, que admira a Rocío Jurado porque era la más grande, sentada en el Salón Regio de la Diputación que, como muy bien dice el Libi, con tanto dorado, parece una caja de bombones.

elduendedecadizLa habían sentado en la Presidencia, con los principales e incluso en un momento del acto se levantaría para hablar. Chaqueta verde botella, más bien brillante, pañuelo al cuello, pantalón. Dos salzillos como de estrellitas, gafas de sol, por aquello de mantener el misterio y ocultar un poquito esas señales que en los alrededores de los ojos te deja la edad. Sólo ella podía lucir con arte ese sombrero, una especie de gorro como de vaquero pero con un adorno de cuerda de esparto. En cualquiera hubiera sido objeto de cachondeo. En ella era un toque de glamour, porque con ese se nace y con la edad hasta se multiplica. (En la imagen, El libro cuyos autores han sido el periodista de la Cadena SER Fernando Pérez Monguió, el Historiador José Berasaluce y el Director de Radio formula de Unión Radio en Andalucía, Dani Aragón, ha contado con las fotografías del prestigioso Joaquín Hernández KIKI de Diario de Cádiz).

María Cala o Manuel Cala, que es su nombre de carné de identidad, es uno de los siete personajes que recoge el libro El Duende de Cádiz que en la noche del viernes se presentaba en la Diputación con la presencia de su autor, el periodista de la Cadena SER Fernando Pérez Monguió.

mariacala_diputacion_gentede_jerez

María, cuando se levantó para contar a pregunta de Fernando qué es el duende de Cádiz, contó cómo a los mariquitas en Jerez durante la posguerra se les perseguía y por el mero hecho de pasearse por las noches por las calles eran conducidos por la Guardia de Asalto hasta la prevención.

María contaba cómo cuando llegaban hasta el cuartelillo no las encerraban en los calabozos, ni les ponían las esposas, sino que cogían fregonas y cubos para que les vistieran de limpio la Comisaría. Así una y otra vez.

María lo cuenta como un cuento y es capaz de llevar estas desgracias de su vida con una dignidad que muchos quisieramos lograr. María, ahora estrella por un día en la Diputación de Cádiz, personaje de libro, homenajeada a sus 65 años, es uno de tantos mariquitas que sufrió mucho durante la Dictadura, como La Petróleo de Cádiz, la más escamondá del barrio de La Viña, que las aceras de la calle Misericordia estaban relucientes de lo que le pasaba esa mujer la fregona ataviada con un yersy de piquito ajustao para que se vieran bien sus estrenadas tetas de silicona.

mariacala_c_algarve_gentede_jerez

«En la calle Évora, muy cerca del revuelo de la plaza por donde paso a diario. Que me gusta un ambiente bullanguero… Con mi sombrero de paja y mis sandalias de verano (regalo de un hermano de Amor y Sacrificio que dejó de salir en la cofradía porque tenía un reuma mu grande). La camiseta que llevo en la foto me la regaló un marinero del Dédalo que estaba de operaciones militares en la base de Rota hace 30 años…» María Cala.

Son una generación de personas ya mayores, que no salieron del armario, porque ni eso tenían y que han tenido la virtud de tomarse a cachondeo sus desgracias. Ellos también fueron víctimas de la Dictadura y de la sociedad que la apoyaba siempre dispuesta a humillarles por el mero hecho de ser diferentes. Es el racismo…pero el de lo que se denominaba la gente bien.

mariacala_semanasanta2010_gentede_jerez

«Con mis amigas Caty Tejero y con Salu de Jerez, guapísimas y con mucho arte, un Viernes Santo precioso que vivimos este año. Yo estoy vestido de hombre, elegantísimo, serio como corresponde a un día importante. Un traje azul marino, con su chaleco, que se lo hicieron a medida en una sastrería de París a un conocido aristócrata, y que yo recibí en herencia…» María Cala.

Ahora, esta misma gente bien, los que vigilan la moral aquí, los que entienden que la única educación para la ciudadanía es la que manda la ley de Dios, los que aquí defienden la vida y allí en Irak defienden la muerte, quiere de nuevo abrir el debate del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Es mucho el camino conseguido y no es hora de echarse atrás. Estas personas que ahora, gracias a Dios, pueden pasearse por la calle sin ser enviados a la Prevención a limpiarle los retretes a la Policía, tienen el mismo derecho que nosotros a casarse y a vivir en paz y a disfrutar de ese día vestidos de etiqueta, aunque seguro que el traje de novia de María Cala tendría más glamour que el rizo de Estrellita Castro.  (Texto: Pepe Monforte).

cala+tio+pepeMARÍA EN EL CORAZÓN.

La reina del Magazine Rosa. La actualidad del Corazón. Todos los jueves a las 13.00 horas en el Hoy por Hoy de Radio Jerez Cadena Ser (1026 AM). Escúchame, corazón…

Radio Jerez Cadena SER
El Blog de María Cala.


Acciones

Informacion

Una respuesta a “209. MARÍA CALA. Mariquita de toda la vida.”

21 04 2010
Tamara García (01:27:40) :

No cabía un alma en la sala de las velas de mentira, “en la trastienda de Mundo Lámpara”, que diría El Libi, justo antes de la carcajada general. Dentro del Salón Regio del Palacio Provincial llovían risas, fuera caía la mundial. Un día oscuro el de ayer, sí, pero sorprendentemente iluminado por el ingenio que viaja a la velocidad de la luz. El duende de Cádiz. Conversaciones gaditanas. Disparate, surrealismo, el arma del superviviente. De los supervivientes. Estuvieron seis de los siete -¡ay Chanito!- que acudieron, prestos a la llamada del periodista Fernando Pérez Monguió, que materializa en tinta y en imágenes el alma burlona del gaditano.

La gracia venció al boato que condena a las presentaciones. Los guardianes del ánge gaditano estaban allí, con las lenguas afiladas y las mentes chispeantes para enredar al auditorio en un sinfín de historias de aquí: Emilio Gutiérrez Cruz, El Libi, José Guerrero Roldán, Yuyu, Juan Luis Muñoz, El sabio de Tarifa, Manuel Cala, María Cala, Gabriel Gómez, Gabi de los Tarantos y José Ruiz Calderón, Pepe el Manteca.

Sin prisas pero sin pausa, porque como recordó el sabio de Tarifa, citando al Beni de Cádiz, “prisa, ná má, tiene que tener el camarero”, Pérez Monguió, que actuó de sacapuntas del talento, lanzaba a los protagonistas la pregunta del millón: “¿Qué es el duende de Cádiz?”

Libi habló de “los dos cundis” que se han encontrado en el horno fenicio del Cómico, “y dicen que un jarrón, pero yo creo que si siguen excavando por la calle Londres encuentran el lavavajillas”. Toquetazo puntero. Juan Luis tiró por el cambio climático y la imposibilidad de que Dios creara el mundo en siete días: “Los permisos del Ayuntamiento, las obras, Dios que era mayor, y además, en Dragados no hablan nada de Él”. Truenos de carcajadas. El Manteca recordó “las catorce veces que hizo la comunión el Beni” y la gran coba que le dio al gobernador de Puerto Rico cuando le vendió unos zapatos de ante. Sonrisas socarronas. María Cala habló de arte, el de Lola y el de la más grande (“anda ome la más grande era la madre de Romay”, Libi puro). El de los Tarantos se creció en embustes y medias verdades. El Yuyu rememoró a un duende perdido, El Peña, en aquellos tiempos cuando él vendía sus variados artículos en la plaza de las Flores “y las marías le pedían el libro de El Lute y él les decía: “no lo tengo pero llévate este que es igual”.

El duende de Cádiz, el lenguaje de un alma, la reflexión detrás de la puntilla, el mundo visto desde una óptica diferente.

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree