235. EL JEREZ: HACIA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ! El vino preferido por los autores de ciencia-ficción.

22 05 2010

El mismo Julio Verne (1828-1905), uno de los precursores de la ciencia-ficción, en su obra, De la Tierra a la Luna, escrita en 1865, hace mención a nuestro vino. Cuando describe los preparativos del lanzamiento del cohete y al numeroso y variado público asistente a tan curioso acontecimiento, ya nos habla de un combinado de moda en esa época:”Todos hablaban, peroraban, discutian, aprobaban, aplaudian, lo mismo los ricos muellemente en el sofá de los bar rooms delante de las copas de sherry cobbler, que el batelero que se emborrachaba con su aguardiente en las temblorosas tabernas de Falls Point”.

raybradbuyr

Con el tiempo la supremacía creativa en éste género literario la van a ostentar los norteamericanos, donde la influencia de Poe y su barril de amontillado se dejará sentir en autores consagrados como Ray Bradbury, o más actuales como Ben Bova.

Las referencias al jerez en la obra de Ray Bradbury son frecuentes y, como hemos dicho, especialmente al amontillado. En su relato, escrito en 1953, Las doradas manzanas del Sol: “¿No has pensado que sería una buena idea sentarte aquí conmigo y mis amigos a tomar una copa de jerez Amontillado con nosotros?”.

ben bova

Argumento que asume con buen gusto el personaje creado por el escritor Ben Bova en su serie Grand Tour, Dan Randolph, al ser su bebida preferida. Pero Bova no evita mencionarlo en otros de sus libros como en The Green Trap, publicado en el 2006: “Amontillado”, lo estoy bebiendo desde que leí por primera vez a Edgar Allan Poe”.

En cambio, Isaac Asimov (1920-1992), se decanta por el jerez dulce, en concreto por el Bristol Cream como en la historia Murder at the Aba se puede leer:”Tenía un poco de jerez Bristol cream…”. Afición a los cream que compartía en la vida real con el británico Arthur C.Clarke (1917-2008), tal como me confesaba el mismo Ben Bova en una reciente carta: “He like the sweeter cream sherries and I favor the drier Amontillado”.

arthur c clarke

En su famosa novela-guión llevada al cine por Stanley Kubrick en 1968, 2001: una odisea espacial, rinde su peculiar tributo al vino de Jerez, del que disponen en la base lunar a donde el Dr. Heywood Floyd ha sido enviado para descubrir el misterio: “Floyd se hundió en un cómodo sillón de cuero, siéndole ofrecida una copa de jerez, obsequio de los laboratorios biológicos lunares“.

dandelionwine

No hay que olvidar, como colofón, que en dos capítulos de la popular serie televisiva, Star Trek:The Next Generation, hace acto de presencia el jerez. En uno de ellos, el titulado En Teoría (In Theory), el personaje del androide, Data, alaba el buen gusto de la oficial humana, Jenna, cuando ella elige “jerez” como aperitivo en la cita romántica que mantienen en su camarote. Le pide: “calaman sherry“. Lo que deja claro que en el futuro, y en algún lejano lugar del espacio, se seguirá demandando jerez. Después de todo, y visto lo expuesto, el jerez parece tener futuro, mucho futuro. Esperemos que no sea tan sólo en el mundo de la ciencia-ficción.

Texto: José Luis Jiménez García.


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree