254. MIGUEL ÁNGEL MONJE PÉREZ. Tonelero de raza.

25 06 2010

 

Desde que tenía 14 años Miguel Ángel Monje se ha dedicado al gremio tonelero, tan característico de Jerez. Su padre y sus tíos ya trabajaban fabricando botas, por lo que desde pequeño le fascinaba este mundo. Asegura estar enamorado de su trabajo, y por este motivo se ha dedicado en cuerpo y alma durante más de cincuenta años a elaborar toneles. Tanto ha luchado en su trabajo, que ha conseguido ser galardonado en tres ocasiones con la distinción de Campeón Nacional de Toneleros, en un certamen donde los participantes tenían que fabricar una vasija totalmente nueva. El primer premio que ganó fue en 1963, y los posteriores en 1971 y 1975. Por aquella época, Jerez era el centro neurálgico de este gremio, por este hecho cada cuatro años se reunían los mejores toneleros del país para concursar e intentar llevarse el primer premio.

 

__

Miguel Ángel recuerda con anhelo las celebraciones de la Fiesta de la Vendimia, tradición que se ha perdido hace años. Durante estas fiestas los toneleros tenían que arreglar las botas viejas con las duelas rotas, las rehabilitaban y luego las exhibían por la ciudad en un desfile que llegaba hasta el Consejo Regulador. “Es una lástima que la Fiesta de la Vendimia se haya perdido, al igual que haya descendido el oficio por culpa del auge de la mecanización del gremio”, asegura. En Jerez, esta profesión es fundamental para la crianza del vino. Es la única forma de sacar solera a los caldos de la tierra, su principal característica. “El oficio del tonelero es el que ha hecho pueda existir el vino de Jerez, ya que sólo aquí se ha trabajado de esta manera”.

Empezó en un pequeño taller como aprendiz, luego estuvo en Casa Román como oficial. De allí, pasó a trabajar a Zoilo-Ruiz Mateos, donde ganó dos concursos. Con tan sólo 20 años ya era oficial de tonelería. Miguel Ángel Monje ha dado su vida en su oficio, ha sacrificado muchas cosas trabajando durante todo el día, ya que por aquel entonces se ganaba el dinero por trabajo realizado, y solían hacer dos botas por día, cada una de 500 kilogramos. Asegura que es un trabajo muy duro, porque se ponían las vasijas abiertas al fuego, la madera se emblandecía, y a base de martillazos conseguíamos la forma de la bota. Posteriormente, se hacían las muescas para ponerles los fondos”. Se fabricaba con madera americana porque es la mejor para criar vinos con solera. Además de ser un trabajo muy duro, se necesitaba tener maña. De sus seis hijos ninguno ha seguido con esta tradición familiar, porque ya el sector no tenía tanto futuro como cuando él empezó. “Ahora son otros tiempos”. 

Hace quince años que se jubiló y desde entonces se ha dedicado por completo a los trabajos manuales. En su tiempo libre fabrica con sus propias manos tonelerías en miniatura, cuidando al máximo cada uno de los detalles y herramientas que se usan en los talleres. Para conseguirlo afirma Miguel Ángel que ha necesitado mucha paciencia. No sólo, ha reconstruido toneles de pequeño tamaño, sino que le gusta pintar cuadros, con los que tiene decorada su casa. Sin duda, otra forma de expresarse con mucho tesón.


Acciones

Informacion

Una respuesta a “254. MIGUEL ÁNGEL MONJE PÉREZ. Tonelero de raza.”

27 06 2010
pepebouza (14:04:56) :

Hola, Gentedejerez. En primer lugar, enhorabuena por vuestro blog, que recomiendo en el mío con un enlace permanente. Permitidme comentaros que mi Blog ha iniciado una nueva encuesta, en esta ocasión sobre la tasa de la basura y el agua. Estáis invitados a participar vosotros y vuestros lectores. Lo cuento en http://elblogdepepebouza.blogspot.com/2010/06/nueva-encuestablog-la-basura.html

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree