288. JOSÉ LUIS REPETTO BETES. Hijo Adoptivo de Jerez.

4 12 2010

Siempre ha gozado del respeto y admiración tanto de la comunidad religiosa como de la civil y llegó la hora de su reconocimiento público como jerezano adoptivo de pro durante muchos años en la ciudad. Monseñor José Luis Repetto Betes, párroco de San Salvador y San Dionisio Areopagita y prelado de honor de Su Santidad el Papa, ha recibido de manos de la Corporación municipal el título de hijo adoptivo de Jerez de la Frontera.

El acto solemne celebrado como manda el protocolo en el Salón Noble del Cabildo Antiguo, ha estado presidido por la alcaldesa Pilar Sánchez Muñoz acompañada por monseñor José Mazuelos Pérez, obispo diocesano de Asidonia-Jerez.

48 AÑOS EN LA CIUDAD.

Natural de Sanlúcar de Barrameda, Repetto, que se encuentra en situación de sacerdote jubilado activo, nació el 8 de agosto de 1936 y fue ordenado en Sevilla el 21 de junio de 1959. Sólo tres años después ya comenzara su ministerio en la ciudad. Durante los 48 años de su pastoreo en Jerez ha estado al frente de la parroquia de Santa Ana, que dejó  en 1973 al sacar, por oposición, la plaza de abad de la entonces Colegial. Allí pasó a ser deán del nuevo Cabildo Catedral tras erigirse la Diócesis.

Hace sólo unos meses era relevado de la responsabilidad en el primer templo diocesano para mantener el de párroco de San Salvador y San Dionisio Areopagita. Ha sido también responsable diocesano de Arte Sacro y lo sigue siendo de Liturgia.

INVESTIGACIÓN HISTÓRICA.

Ha desarrollado, además, una amplia labor de investigación histórica con importante producción bibliográfica en terrenos como la hagiografía, en especial la vida de San Juan Grande en cuyo patronazgo de la Diócesis y canonización en 1996 tuvo un papel importante.

Pero, del mismo modo, ha abordado una importante labor de estudio sobre otros temas locales de gran interés. Dirigió el Centro de Estudios Históricos Jerezanos y es miembro de número de la Academia San Dionisio de Artes, Ciencias y Letras.

Toda esta faceta, junto con su gran labor como eclesiástico, ha contribuido también de modo decidido a este reconocimiento.

La alcaldesa en su intervención, dijo que “al otorgar a José Luís Repetto el título de Hijo Adoptivo,  este Consistorio  hace suyo y comparte los grandes méritos acumulados por nuestro homenajeado a lo largo de los años y que le han hecho acreedor del reconocimiento, gratitud y afecto de esta ciudad”. Asimismo añadió que es un “gran honor poder escenificar en este pleno solemne el homenaje que hacemos a un jerezano que desde hoy ya lo es de hecho, merced al título de Hijo Adoptivo que le concedemos. Y digo que es un honor porque me corresponde reconocer públicamente, en nombre de la Ciudad, los méritos que acumula José Luís Repetto Betes en sus más de 50 años de ministerio sacerdotal y al mismo tiempo, medio siglo dedicado a otras facetas de su prolija vida”.

Pilar Sánchez se refirió a la destacada aportación cultural del padre Repetto a la ciudad: “el padre Repetto ha dedicado y dedica gran parte de su tiempo a una pasión que no oculta en absoluto: la investigación histórica, sin dejar de lado su constante preocupación por la conservación patrimonial y de ser generoso, muy generoso, regalando sus conocimientos, fruto de muchas horas de estudio e investigación que ha sabido compatibilizar con su vocación sacerdotal.  Nuestro Hijo Adoptivo está presente en todo aquello donde su sabia opinión y su docta aportación son imprescindibles para entender el ayer y el hoy de no pocas instituciones civiles, religiosas y del propio Jerez. Su origen sanluqueño, que lleva con orgullo, jamás ha sido óbice para que su jerezanía fuera una seña de identidad inequívoca en nuestro homenajeado. Tanto es así que el nombre del padre Repetto y su enorme personalidad forman parte del paisaje social de una ciudad que lo aprecia y que en muchos aspectos le ha reconocido ya su indudable vocación de servicio a cuanto contribuya a mejorar la imagen de Jerez, divulgar la riqueza de su patrimonio histórico artístico y en definitiva fomentar los valores de la cultura universal”.

La alcaldesa no pasó por alto su vida dedicada al sacerdocio “con una vocación revestida del oro de la entrega a su ministerio, Abad de nuestra histórica Colegiata del Salvador, anterior deán de la Iglesia Catedral y antes de dichos ministerios, Párroco de Santa Ana, miembro del Centro de Estudios Históricos Jerezanos, del que fue su director; académico de la de San Dionisio, en cuya Corporación desempeñó un destacado papel y de la que sería Vicepresidente y de la de Santa Isabel de Hungría, de Sevilla, autor de más de 40 obras, en su inmensa mayoría dedicadas a temas jerezanos… En definitiva, estos son algunos de los hitos más relevantes que podemos destacar de entre los otros muchos que ya se han reseñado con anterioridad”.

Pilar Sánchez subrayó la gran pasión del homenajeado por Jerez, pero además “es un luchador incansable, una forma de ser que se refleja en su trabajo para que la Catedral y San Dionisio fueran ysigan siendo un legado que se escribe en un presente esplendoroso, orgullo patrimonial de la ciudad y que seguramente sería muy diferente sin el concurso fundamental del padre Repetto. Camina por la vida transmitiendo firmeza en su vocación y convencimiento en sus firmes valores siendo una referencia ineludible a la hora de interpretar el ayer de la Iglesia local, haciendo grandes los valores del Jerez creyente, su historia y sus más grandes precedentes”.

Tampoco pasó por alto “sus desvelos por recuperar y enaltecer la vida y obra de san Juan Grande. Tanto es así que el 2 de junio de 1996 fue un día memorable para él y el fin de un largo camino por la canonización en Roma del que hoy es Patrón de la Diócesis de Jerez”. “Ha recorrido los senderos de la investigación de la implicación y del compromiso; ha sido constante, una perseverancia digna de admiración porque la consecuencia, al final, es el logro de los objetivos. Una vida difícil con unos caminos no menos complicados en los que se ha empeñado sin querer llenar sus alforjas con nada excepto con el orgullo personal de seguir sumando a favor de esa entrega a su ministerio y a su vocación vital generosa e inquebrantable”, dijo la alcaldesa. (En la imagen, procesión con el paso con San Juan Grande).

En la vertiente cofrade destacó que “es otra de sus fuentes inspiración. Las hermandades encuentran en el padre Repetto un colaborador cercano al que han recurrido cuando se ha querido realizar una investigación histórica completa y rigurosa que lo ha sido si llevaba su aval, toda una garantía de que el trabajo cumpliría con las exigencias que todo trabajo de este carácter demanda. Querido y respetado, su entrega sin ambages, y mostrando siempre con rotundidad su enorme personalidad, se ha ganado el reconocimiento del mundo cofrade local donde es uno de los nombres fundamentales para entender la etapa más contemporánea de este movimiento en la ciudad, tal es así que en 1979 fue  pregonero de la Semana Santa. Y lo fue también de otros importantes acontecimientos que ya están en la historia cofrade jerezana”. (En la imagen, una de las publicaciones de Repetto Betes).


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree