372. MARÍA DEL CARMEN GARCÍA. Olor a óleo

7 05 2012

Toda una vida entre óleos, acuarelas y pinceles. MarÍa del Carmen García González, casada y con tres hijos, ilumina cada semana de color sus aulas y de paso su vida y la de quienes la rodean.

En el Centro Social La Granja y en el colegio que lleva el mismo nombre, es un referente para las familias en lo que a las bellas artes respecta; y un ejemplo de ser humano, con la candidez y la sencillez como bandera.

Autodidacta, pintora y creadora, lleva desde los 18 años haciendo de la pintura no sólo un arte sino una forma de vida. Y sus alumnos y alumnas lo saben.

Por sus delicadas manos han pasado cientos de escolares que se han iniciado gracias a su buen hacer en una senda creativa que, aún de adultos, muchos continúan. “Les abro una vocación, y me gusta enseñar lo que yo sé”, asegura con una sensibilidad a flor de piel.

Jerezana “por los cuatro costados”, como ella misma se define, María del Carmen asegura que lo mejor de trabajar con niños es “lo fácil que resulta que se abran a nuevos conocimientos, que comiencen a coger el lápiz desde pequeños e ir limando sus imperfecciones”. “Aunque tenerlos sentados- añade es difícil, resulta muy gratificante comprobar como el arte les estimula a todos los niveles”.

 No en vano, la pintura se recomienda especialmente por los expertos para procesos terapéuticos en niños con minusvalías e hiperactividad, “porque pintar es relajante, les ayuda además con la agudeza visual de los colores… y en suma porque asumen la iniciativa”, nos relata esta veterana pintora.

Hablar con ella y observar como los menores aprenden es toda una experiencia. El tiempo pasa lentamente y la creatividad rebosa a raudales. Si quieren conocer su maestría, los lunes y miércoles a partir de las 5 de la tarde sus clases huelen a óleo…

 

 

TEXTO E IMAGENES: SUSANA PADILLA



368. Jerez, presente en el Bicentenario de Dickens

20 01 2012

Durante el año 2012 Londres celebrará lo que será el acontecimiento cultural más importante del año: el Bicentenario del nacimiento del escritor Charles Dickens (1812-1870).

Con tal motivo su Casa-Museo de Londres coordinará una serie de eventos alrededor de la figura y la obra del escritor más popular de la literatura británica, entre ellas la de su fecha de nacimiento, el 7 de febrero de 1812, acto compuesto por una serie de intervenciones y conferencias en las cuales los asistentes será agasajados con vino de Jerez.

El director de la Casa-Museo de Dickens, y comisario de la celebración del Bicentenario, Mr. Florian Schweizer, ha cursado invitación al académico jerezano, José Luis Jiménez, para exponer su trabajo Sherry with Dickens, que tratará de las especiales relaciones del afamado novelista inglés con el jerez, tanto en su obra como en su vida privada.

En doce de sus más importantes novelas está presente el vino de Jerez; y era conocida su afición por el reconfortante candié en sus momentos de decaimiento, sin olvidar que su bodega estaba ampliamente surtida de una variada selección de vinos de Jerez.

Las bodegas Williams&Humbert, a través de sus departamentos de internacional y de relaciones públicas, serán las que gentilmente aportarán los vinos para tales eventos, así como en otros previstos a lo largo del año, considerando los especiales vínculos que esta empresa ha tenido y tiene con Inglaterra. Sus productos siempre han gozado del aprecio y consideración de los consumidores anglosajones.

Así en la cena de gala del día 7, que será ofrecida por el alcalde de Londres en la Mansion House, con asistencia de 350 personas, y se ofrecerá Manzanilla Alegría como aperitivo y Dry Sack Solera Especial de 15 años en el cierre del acto. Igualemente, el dia 8, con motivo de la clausura del Congreso sobre Charles Dickens en el Museo de Londres, los ochenta congresistas saborearán asimismo el  palo cortado ‘Dos Cortados’ VOS de 20 años.

Para finalizar, en el acto cultual-literario que tendrá lugar en la Casa-Museo se llevará a cabo una degustación de distintos tipos de Jerez para unos veinticinco invitados con Manzanilla Alegria, A Winters Tale Amontillado y de la colección Williams & Humbert un oloroso de 12 años.

Recientemente la Delegación de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Jerez, a propuesta del Cine-Club Popular, y en reconocimiento a esta labor de promoción de los vinos de la tierra como por sus valores humanos y literarios ha aprobado dedicarle un vial público.

TEXTO E IMAGEN: JOSÉ LUIS JIMÉNEZ



366. El jerez en el Congreso de Berlín de 1878

19 12 2011

En el grabado de la época se puede observar a los principales miembros del histórico Congreso Internacional tomar un refrigerio acompañado de una copa de jerez durante  uno de los descansos del mismo, tal como se puede leer al pie de la imagen, en inglés.

 La escena tiene lugar en el salón-comedor del Palacio Radziwill, en Berlín, en el verano de 1878. Entre los presentes se pueden distinguir a personalidades como: el húngaro, Gyula Andrassy, el alemán y anfitrión del Congreso, Otto von Bismarck, (en el centro de la imagen, en un segundo plano), el turco, Sadulah Bey, el Príncipe Chlodwy zu Hohenlohe Schillingfúrst, el ruso, Príncipe Gortchakov y los ingleses, Robert Gascoyne-Cecil, marqués de Salisbury, y el que fuera en esas fechas Primer Ministro, Benjamin Disraeli (ambos en el extremo derecho, junto a la mesa).

El vino de Jerez, en ese periodo de esplendor de su comercio y consumo, estaba presente en los más importantes acontecimientos y en las mesas de todas las cortes de Europa.

TEXTO E IMAGEN: José Luis Jiménez



365. JEREZ EN EL RECUERDO (II)

7 12 2011


364. LUIS BELLIDO SALGUERO. El cura bicicleta.

6 12 2011

Luis Bellido Salguero nació en Jerez en el Arroyo, el 1 de noviembre de 1924. De haber vivido ahora, el pasado día de los Tosantos hubiera cumplido 87 años. Hijo de  Antonio Bellido Troncoso,’Guerrerito’ banderillero de la cuadrilla del torero ‘Venturita’,  y de Trinidad Salguero, tenía cuatro hermanos: Antonio, Carlos, Encarna y Javier.  Entró en el Seminario en 1938, con 14 años. /En la imagen, Bellido en 1999, poco antes del homenaje que le tributaron. Era un fumador empedernido.

CURA EN EL PUERTO.
Se ordenó sacerdote el 23 de octubre de 1949, siendo apadrinado por Juan Miguel Pomar García y esposa quien, por encontrarse indispuesta, fue representada por Trininad del Pino, viuda de García Mier. Estuvo tres años en su primer destino: El Puerto de Santa María, entre la Iglesia Mayor Prioral de El Puerto de Santa María, ciudad donde le pusieron el apodo de ‘Padre Bicicleta’ por ser ese su medio de locomoción, tanto para desplazarse desde Jerez como para circular por las calle de El Puerto (vivía en la calle San Juan arriba y cogía carrerilla bajando la cuesta abajo); y no por decir la misa más rápido que nadie -que también-, como algunos creían. Dejó muy buena huella. Y la bicicleta, a su amigo Pepe Morillo, que estuvo en la calle San Juan, núm. 20 durante muchos años.

Luis Bellido, en su primer destino, El Puerto de Santa María, en esta ocasión en el escritorio de la Parroquia de San Joaquín.

Luis Bellido fue cura consiliario de Acción Católica. De pie, de izquierda a derecha, en la superior, José Bononato Sáez, Rafael Felices Morro, Pepe Morillo León, Jacinto Cossi Mora, Luís Jiménez González-Nandín, el Presbítero D. Luis Bellido Salguero, Francisco Rábago Vega, Antoñito Sampalo “El Aceitunero”, Pedro Crespo Blanquer, Andrés Alarcón Cañones, Luís Fernández-Sanz Blanco. Los tres de la fila de en medio: Francisco Basallote, José Luís López Franco, Antonio Pineda Crespo. Y en la fila de los que están sentados en el suelo Enrique Rodríguez primo de Juan Luís de los Santos, Antonio de la Torre González, Guillermo Benvenutty, Alarcón, Manuel Barba y Juan Luis de los Santos. /Foto Colección Vicente González Lechuga.

LA PRIORAL Y SAN JOAQUÍN.
De la Prioral, pasaría también a la parroquia de San Joaquín portuense siendo luego destinado a la iglesia de la Magdalena de Sevilla en 1953, donde nosotros le visitamos una vez, acompañando a su hermano Javier. Y luego el destino sería Jerez en 1956, como coadjutor de San Marcos y encargado, a su vez, de las iglesias de San Lucas y de San Juan de los Caballeros, donde tenía su vivienda, en la cual también recuerdo haberle visitado, en alguna ocasión. Posteriormente pasaría a su último destino, como párroco del templo del patrón de la ciudad, San Dionisio, en cuyas habitaciones anexas vivía con su anciana madre desde 1957.

En El Puerto, en la casa parroquial, con sus amigos Pepe Morillo, Manuel Ortega y Pepe Valiente.

SAN DIONISIO EN JEREZ.
En esta parroquia se entregó en cuerpo y alma, tanto a su labor espiritual, como a la restauración del templo, que le costó la mitad de su vida y su salud. Una obra que duró desde el día de Reyes de 1964, hasta la fiesta de la Inmaculada, de 1977, teniendo nosotros ocasión, por entonces, de entrevistarle sobre las mismas, con motivo de la visita que realizara a la misma un ministro, acompañado de diversas autoridades nacionales, locales y provinciales.

MISA ENTRE ESCOMBROS.
Por cierto que sabemos que hay quien guarda viejas fotografías en la que se ve a Bellido diciendo misa, con la iglesia llena de escombros, montones de arena y paraguas abiertos, en días de lluvia. Porque, en los trece años que duraron aquellas primeras obras de restauración, en las que se acometió la más profunda de las intervenciones, desde los cimientos, al artesonado nuevo, nunca se cerró la iglesia. Decía el sacerdote que si se cerraba el templo, jamás se restauraría. Y para sacar fondos para las obras se las ingeniaba de mil maneras, con carteles en los que aparecía montado en un camión de materiales, vestido con su inseparable sotana. Otras veces compraba cupones y, otras, lotería, pensando siempre en que podría pagar si le tocaban, aunque la diosa Fortuna no fue muy generosa con él. Y pidiendo y dando sablazos a unos y a otros, especialmente a determinados amigos y feligreses adinerados, a los cuales solía ir a buscar incluso a los bares donde paraban, para pedirles dinero para las obras. /Fachada de la iglesia de San Dionisio en los cincuenta.

En una visita, precisamente del ministro jerezano Manuel Lora Tamayo, también está el alcalde Miguel Primo de Rivera y el arquitecto Fernando de la Cuadra (también Rafael Manzano Martos), mostrándole las obras de San Dionisio. Bellido era cura de sotana perenne, afirmando que no gastaba en pantalones ni tenían que estar planchados.

MINISTRO LORA TAMAYO.
Una Semana Santa, cuando el ministro de Educación y Ciencia, Lora Tamayo, jerezano de nacimiento, vino a dar el pregón, al pasar delante del humilladero de San Dionisio, desfilando en la presidencia de una cofradía, Bellido se acercó a él, pidiéndole respetuosamente que le echara una mano en las obras de su templo; a lo que el ministro le contestó que iglesias en ruinas, había muchas en España; saltando inmediatamente el cura, contestándole que sí, «pero que ministros de Jerez solo hay uno» y, sin más, se marchó dejando plantado al ministro.

En 1974, durante la celebración de sus Bodas de Oro sacerdotales, con el Obispo Rafael Bellido Caro.

BELLIDO BARATO.
Bellido Salguero tenía una personalidad muy especial y, sobre todo, mucha gracia de la espontánea; sin perder nunca su seriedad; ya que era un sacerdote muy responsable y comprometido. Una vez dijo al Obispo Bellido, compañero suyo de seminario, que si don Rafael era el Bellido Caro, él era el Bellido ‘Barato’. Otra de sus características principales fue el gran amor por los pobres, socorriendo generosamente a cuantos acudían en masa a su despacho; repartiendo lo mucho o poco que tenía. Y en época de inicio del curso escolar, tenía un convenio con la Papelería Consistorio, de su amigo Pablo, para que diera los libros de texto a muchos niños de familias que no podían adquirirlos; pasándose luego él para pagarlos.

RUIZ MATEOS.
A otro amigo feligrés, dueño de una bodega, acudía de vez en cuando a pedirle dinero, en momentos en que las limosnas no le llegaban; se tomaba un te con él y se iba más que contento, porque ya podía aliviar los problemas de alguien. Sabemos que sufrió enormemente, cuando encarcelaron a José María Ruiz-Mateos, a quien estimaba muchísimo. Y cuando éste quedó libre, mandó repicar a gloria las campanas de San Dionisio, formando un gran alboroto; pues le decía a los monaguillos que tocaran «más fuerte, más fuerte, que se enteren en Madrid». /Con el Obispo Auxiliar de Jerez, José María Cirarda Lachiondo.

A LA INTEMPERIE.
Era tal su delicadeza, que cuando murió su madre, Trini Salguero, a la que amaba con locura, y ya vivía completamente solo, una noche tuvo que salir para llevar los últimos auxilios espirituales a un enfermo, olvidándose las llaves; y cuando volvió, ya de madrugada, para no molestar a nadie, se sentó en los escalones de su vivienda, anexa a la iglesia, donde se quedó dormido y allí pasó, en la puerta de la calle, el resto de la noche. De salud delicada, desde 1984 tenía instalado un marcapasos y sufrió, en total siete operaciones.

LE CURÉ DE SAN DENÍS.
Y algo que muchos desconocen: Luis Bellido Salguero era un extraordinario pintor, en la línea del gran paisajista José Montenegro Capel, al que imitaba perfectamente, firmando sus cuadros, que solía regalar a sus amistades y bienhechores, con el seudónimo de ‘Le Curé de San Denís’. Fallecía a las cuatro de la tarde del domingo 5 de marzo del año 2000. (Textos: J.de la P.)



363. VI HOMENAJE A SHAKESPEARE EN JEREZ

24 11 2011

 

Un año más, y ya es la sexta edición, un grupo de personas e instituciones jerezanas se han unido para llevar a cabo este evento cultural y festivo en torno a la figura del famoso escritor inglés, William Shakespeare, que ensalzó en sus obras los vinos de la tierra.
Al igual que en las otras ocasiones, junto a las actividades habituales como la lectura de Sonetos del propio Shakespeare,  en inglés y español, la actuación musical, la ofrenda floral y el brindis con jerez, se tiene previsto otras especiales como la edición de un valor postal especial en colaboración con el Club Filatelico de Jerez así como la inauguración de la Avenida que lleva el nombre del escritor en Puertas del Sur.
Este encuentro tendrá lugar el próximo día 26 de noviembre, a las 12´00h, junto a su monumento ubicado en el Parque González Hontoria, recordando de esta manera aquel primer homenaje que un grupo de jóvenes intelectuales organizaron allá por 1957.
Para ello pretendemos contar con la organización y colaboración de instituciones como el Cine-Club Popular de Jerez, las Bodegas González Byass, Consejo Regulador, Ayuntamiento, Escuela de Hostelería, Grupo de Teatro Dionisio, la Orquesta Maestro Joaquín Villatoro, Genatur, JerezSiempre y el Club Filatélico.

TEXTO E IMAGENES:  José Luis Jiménez, Cine Club Popular Jerez

 

 

 



362. JEREZ EN EL RECUERDO. Imagenes del siglo XX

23 11 2011

 



361. JUAN NÚÑEZ NÚÑEZ: El coleccionista de etiquetas

4 11 2011

A Juan  Núñez Núñez no le gustan las repeticiones. Aunque sus apellidos se multiplican, este jerezano nunca ha permitido coleccionar más de una de sus singulares estampas del vino de Jerez. Coleccionista de etiqueta de los caldos del marco del jerez, brandies y licores, nunca ha obtenido ningún reconocimiento público por su labor de conservación de un patrimonio material vivo, histórico, y que tal vez debería declararse Bien de Interés Cultural.

Sus etiquetas, más 15.000 distintas, suponen un ingente esfuerzo conservador; conservador de nuestra frágil memoria cultural con un bien tan nuestro, tan propio como el que acuñaron en su día las cientos de bodegas que salpicaban el municipio de Jerez y otros anexos; y que son ejemplo incalculable de una tradición tipográfica muy desconocida.

Las industrias auxiliares del vino, como el caso de las imprentas, no sólo eran prosperas hace siglos; sino que también eran modelo a imitar por otras, con impresiones de alta calidad que hoy día brillan por su ausencia. “Antes, hasta los marcos de las etiquetas se imprimían con una pátina de oro”, recuerda Juan con añoranza  mientras paseamos por el Centro Social La Granja, donde estos días expone una amplia representación de su rico legado. Legado que ha mostrado en infinidad de ocasiones al público, caso de Vinoble desde 1996.

 

Sin embargo la crisis, maldita crisis, le obliga a ponerlasallí mismo a la venta. 30.000 euros por coleccionar toda la historia de las bodegas del marco, y por recordarnos la potencia vitivinícola que fuimos antaño. Mientras conversamos me señala alguna de ellas: “Esta es la más antigua, de 1650, de Joaquín María Rivero”, apunta mientras su dedo índice marca ya para mi mirada el siguiente tesoro.

Otras de las etiquetas más valoradas por él está fechada en 1845 y perteneció en su día a un caldo de la bodega González y Dobo (ahora González Byass). Al igual que con ésta,  desde que tras el servicio militar decidiera dedicar su tiempo de ocio a ello, ha movido cielo y tierra para conseguir las más antiguas, las más inéditas, las más sofisticadas… Entre ellas inició su particular recuperación de la memoria histórica de las bodegas “con aquellas de flamencos y toros”.

La preservación de la cultura se ha convertido en estos tiempos que corren en una tarea costosa y compleja; a pesar de que como reza el dicho “quien no cuida su pasado está olvidando su futuro”. Durante media década Juan se ha privado de otros caprichos por completar posiblemente una de las mejores colecciones del mundo de estas características, pero quiere que le sustituyan. Vayan a verla porque es imposible explicar mejor la historia de nuestro vino, la idiosincrasia de nuestra cultura, los estereotipos de épocas ya pasadas… y sobre todo el esplendor perdido de un marco que busca ser lo que un día fue y nunca debió perder.

A ellas les seguirían otras que iba pidiendo bodega a bodega “cuando las regalaban” señala. La amistad y la compra e intercambio de otras en el tradicional mercadillo de la Alameda Vieja ha enriquecido la colección, insuperable a todas luces y que casi con toda probabilidad pasará a manos privadas.

 

 

 



360. Las murallas de Jerez, según Delocraix

19 10 2011
 

A mediados de  enero de 1832, el reputado pintor francés, Eugene Delacroix (1798-1863), iniciará un viaje de seis meses que será crucial en su vida y que le llevará a visitar el norte de África, Marruecos y Argelia, incluyendo una breve gira por Andalucía. Este singular periplo influirá enormemente en su pintura posterior, haciéndole descubrir la deslumbrante luz y color de esos paisajes, la sensualidad y el misterio de sus gentes .La decisión de Luis Felipe de Francia de enviar una delegación especial a Marruecos, encabezada por conde Charles Edgar de Mornay, para mantener el control sobre el Mulay Abd ar-Rahman ibn Hicham, servirá para que la amante del conde, Mademoiselle Mars, le sugiera incluir en la lista de viajeros al pintor.En Toulon embarca en la fragata La Perle, zarpando el 11 de enero con rumbo a África. Ya en Tánger se desplazará a España a mediados del mes de mayo, acuciado por conocer la pintura española llegará  a Cadiz el 18 de mayo, siendo atendido por el viceconsul francés, M. Angrand. Pero lo que más nos interesa de esta historia es que a finales de ese mes, en el trayecto que va desde Cádiz a Sevilla, realiza una breve parada en Jerez para contemplar sus murallas y el Alcázar, de los que hace un ràpido boceto a lápiz de la torre octogonal y su entorno, titulado    Murailles á Xerez. Este sencillo dibujo formaba parte de su Album de voyage au Maroc, Espagne, Algerie, parte del cual adquirió el Museo del Louvre en 1983 para su conservación en el departamento de Artes Gráficas, donde se encuentra actualmente.

De esta breve estancia en la zona comentó en su Diario:”He hallado en España todo lo que había dejado entre los moros. Nada ha cambiado, salvo la religión; el fanatismo por lo demás es el mismo. He visto las bellas españolas que no desmienten su fama”.

Delacroix regresará a su pais, al mismo puerto desde donde partió, el 5 de julio, y en su equipaje llevaba una carpeta repleta con más de cien dibujos. Como curioso contrapunto a esta relación de Delacroix con Jerez, en 1833, y con motivo de la decoración del salón donde el escritor Alenjandro Dumas va a organizar un baile de disfraces, pintará un singular retrato del vencido rey godo, Don Rodrigo, tras la batalla de Guadalete.

La pintura es una témpera, sobre varios papeles, donde se muestra al rey desfallecido, herido de muerte en su enfrentamiento contra los árabes, y  que sólo se mantiene sobre el caballo gracias a su valor. Su corona y su cetro han caído en el lodo junto a su paje. Tras él, a la luz del atardecer, aparece representado el campo de batalla.

La obra, propiedad del Ayuntamiento de la ciudad de Bremen, se puede contemplar en la actualidad en la Neue Pinakothek de Munich.
 

 TEXTO E IMAGEN: José Luis Jiménez García

 

 
 

 



359. Se presenta la nueva obra de Antonio Mariscal

6 10 2011

Hoy jueves 6 de octubre, a las 20.30 horas, se presenta en la Sala Compañía de Jerez el nuevo libro de Antonio Mariscal Trujillo que lleva por título JEREZANOS PARA LA HISTORIA Siglos XIX y XX .

Se trata de una nueva edición, actualizada y ampliada, de un anterior trabajo del autor, que tuvo una excelente acogida por los lectores.

Antonio Mariscal, conocido escritor e investigador, es miembro de la Academia de San Dionisio y del Centro de Estudios Históricos Jerezanos y autor de numerosos escritos entre los que destacan también títulos como Por las calles del viejo Jerez, Historias de la Historia de Jerez de la Frontera, La sanidad jerezana, 1800-1975 o Alrededor de Jerez, entre otros.