261. LAS TUMBAS DE DOS COMERCIANTES DEL JEREZ EN EL CEMENTERIO DE ST. MARY DE LONDRES.

27 07 2010

mausoleocementerioSt_Mary

El comercio del vino de Jerez con las islas británicas se viene realizando desde hace siglos, pero es durante el siglo XIX cuando este adquiere un volumen y una intensidad nunca vistos hasta el momento. Esto obligó a las bodegas más importantes del marco del jerez a enviar a Gran Bretaña a sus representantes comerciales, o a instalarse en Londres los mismos propietarios, atraídos por la gran urbe, en esos momentos una de las ciudades más importantes del mundo. Dos de estos destacados comerciantes de vinos de Jerez en Inglaterra, Juan Bautista Dubosc y López de Haro y Manuel Misa y Bertemati, están enterrados en el cementerio católico de St. Mary, en Kensal Green, de Londres Curiosamente en el cementerio de Jerez de la Frontera existe en la actualidad, y desde finales del siglo XIX, una zona apartada dedicada a los miembros de la comunidad protestante, la mayoría de ellos anglicanos, y vinculados al mundo del vino.

Juan Bautista Dubosc López de Haro

Juan Baustista Dubosc López de Haro nació en Sanlucar de Barrameda (Cádiz), el 30 de enero 1805. Hijo de padre catalán de origen francés, y de madre sanluqueña. La gran amistad que le unía desde la infancia con el bodeguero Manuel María González Ángel, además de sus aptitudes para el comercio, facilitó que se asociaran en 1835.

Dubosc

El dominio de idiomas le permitirá instalarse en las islas Británicas como representante y agente de ventas de la empresa González&Dubosc para el norte de Europa y Rusia. Allí conoció la inglesa, Eugenie Elizabeth Jackson y Willet, originaria de Liverpool, con la que contrajo matrimonio en 1839.

Dubosc fallece en Southampton (Inglaterra), el 20 de agosto de 1861, a la edad de 56 años siendo enterrado en el cementerio católico de St. Mary (Kensal Green Cemetery), de Londres.

A la muerte de Dubosc, y con la entrada en la firma del comerciante inglés, Robert Blake Byass, se cambiará la denominación de la bodega, que será conocida desde aquí en adelante como González-Byass.

Manuel Misa y Bertemati, Marqués de Misa y Conde de Bayona

Manuel Misa y Bertemati nació en Bayona (Pontevedra), el 10 de Mayo de 1815. Allí realizó sus estudios, doctorándose en leyes por la Universidad de Santiago, en 1840. Su hermano, Ventura (Bayona, Pontevedra, 1802-Jerez, Cádiz, 1885), instalado en Jerez años atrás lo reclama para trabajar con él en la floreciente industria vinatera, enviándolo a Inglaterra para abrir nuevos mercados.

MisaBertemati

Vuelve a Jerez en 1844 para crear su propia bodega, a la que se le uniría la de su hermano, alcanzando en poco tiempo un enorme éxito. Años más tarde se instala definitivamente en Londres, donde el 20 de febrero de 1867 se casa con Elena Busheroy y Blake.

Durante este tiempo sufraga con seis millones de reales la creación de la Cámara de Comercio de España en Londres, sendo su primer presidente y presidente de Honor. Formó parte de los patrocinadores que iniciaron la construcción de la catedral católica de Westminster de Londres, costeando las vidrieras que la decoran. Y su casa de Londres, actual Embajada de España, la donó al Estado español.

Por todos estos méritos la corona española le otorga en 1875 el título de Conde Bayona, y en 1889 el de Marqués de Misa, con Grandeza de España de primera clase. Siendo condecorado con la Gran Cruz de Carlos III y la Gran Cruz y comendador de Isabel La Católica. También fue Senador electo del Reino en 1881 y de Derecho Propio a partir de 1891. Por su parte el Ayuntamiento de Jerez rotularía una calle de la ciudad con su nombre, al igual que hiciera con su hermano, y en 1892 aprobó nombrarlo hijo adoptivo de la ciudad.

Fallecería en Londres, el 9 de enero de 1903, siendo enterrado en el cementerio católico de St. Mary, de esta ciudad, donde se construyó el mausoleo de la familia. Su hija, Francisca, nacida en Londres se casaría con el jerezano Manuel José de Bertemati y Pareja, 2º Marqués de Bertemati, en 1874, estando emparentados en tercer grado de consaguinidad. Su otro hijo, Buenaventura Pablo Misa Busheroy, heredero de los títulos, nacería en Londres el 30 de abril de 1868. Fue abogado, y casó, el 1 de octubre de 1891, con Yola Davies y Penfold. El hijo de éste, tercer marqués de Misa y Conde de Bayona a partir de 1944, Enrique Ventura Misa Davies, nació en Londres el 1 de agosto de 1893, casándose con Andrey Fanshawe.

José Luis Jiménez.



260. JOSÉ BASTO. Por la senda (II)

22 07 2010

José-Basto_Artífice_puertosantamaria

En la imagen, José Basto en la Sala Artífice, durante la inauguración. (Foto: Tusitala Comunicación).

José Basto se va a la playa. Expone en El Puerto en la  Galería Artífice, a partir de hoy 22 de julio hasta el 21 de agosto. Se inagura a las 21:30 horas en la Casa de los Leones, en la Placilla, edificio del barroco civil portuense del S. XVII.

josebasto_gentede_jerez__Cuando quiere decirte algo con carga de profundidad, José Basto te mira por encima de las gafas, templando. Al gesticular te enseña con sutiles movimientos las palmas de las manos, en un alarde de transparencia propio de los hombres que tienen poco que ocultar. Pretende ser su pintura. No como su pintura. Él aspira, cuan artista que se precie, transfigurarse en su pintura misma. Fusionarse a ella. Mimetizarse en cada pincelada, en cada pigmento, en cada textura.

Habla del bien y del mal, sin bondades y maldades. Se considera en paz consigo mismo y lo más loable, con los demás. José Basto, Pepe Basto quiere quitarle las vallas al campo de su creación. Lleva toda la vida trabajando en ello. Te habla de los grandes, de que Pablo Picasso lo consiguió, también el universal Camarón de la Isla. Y en ese mismo espacio creativo que es el flamenco, se encuentra mucha de su esencia plástica. Al igual que en el cante jondo, para ver la pintura de este jerezano hecho a sí mismo, tiene uno que estar acompañado por el silencio, para de este modo descubrir las profundas dualidades que padece el lienzo, sobre todo en lo referente a la vida y la muerte y su permanente lucha.

porlasenda_josebasto_gentedejerez

José Basto se ilusiona a diario por la senda que discurre de su casa a su estudio en un caminar cotidiano que le permite calentar antes de enfrentarse al telar. Ya que en el trasiego conversa con quienes lo aprecian, orilla en las cátedras tabernas, se enjuta con el adversario, o simplemente observa y escucha, que no es poco. Su estudio, situado en la jerezana Plaza de Domecq, es un lugar con cierto aire sacramental que alberga una luz cómoda y resbaladiza que se cuela por unos lucernarios y un patio interior. Aún mantiene de fondo los golpes templados de la fragua que antes habitó, y un tesauro completo de paisajes y personajes, de parsimonias y visiones de Andalucía con todo el esplendor de su costumbrismo. Me cuenta el pintor, que restauró el inmueble buscando una morada donde indagar e indagarse, que estuviera cerca y a la vez lejos de todo.

José Basto vive de la pintura, pero lo más importante si cabe es que vive para pintar. No todos los pintores saben entender esta concreción. Pintar es el éxtasis de Santa Teresa (no precisamente la obra de Bernini), pintar es una cósmica autorrealización, pintar es un estigma generoso que acompaña siempre a voz en cuello. Pintar es eso mismo, pintar. (Texto: José Antonio Tejero).

Más información, nótula 173 en Gente de Jerez.



259. AJO CALIENTE CON TOMATE DE VIÑA.

19 07 2010

anamariapuerta_gentede_jerez

Ana María Puerta, del Mosto Domi, haciendo el ajo caliente en el dornillo donde lo maja a mano con la machacaera.

Este plato es típico de los cortijos que rodean Jerez y lo solían tomar los trabajadores de la vendimia. Se suele acompañar con mosto.  Este ajo se elabora con tomates de viña, unos ejemplares de pequeño tamaño que se crían en rama. Antes eran muy habituales en los campos jerezanos pero ahora está practicamente extinguido.

EL TOMATE DE VIÑA.
Es un tomate pequeño. Alcanza, aproximadamente, el tamaño de un huevo. Su principal ventaja es su capacidad para conservarse. Así, entre los agricultores de las viñas, era habitual, una vez que se obtenía la cosecha, allá por los meses de julio o agosto, colgarlos del “sombrao” a la entrada de la casa, donde se mantenían durante el invierno para disponer de ellos cuando hiciera falta. Se colgaban en ramas, similares a las que se ven por algunas tiendas como los tomates en rama canarios.

tomatedevina_gentede_jerezEl Grupo de Desarrollo Rural de Jerez, bajo la responsabilidad de las técnicos Ana Hurtado y Marisol Vieira, está haciendo una labor casí de arqueología agrícola con la intención de recuperar el cultivo de esta especie autóctona debido a su singularidad y a la exquisitez gastronómica de este producto, base de platos como los “ajos”, unas especies de gazpachos calientes que se hacen en las viñas cuando se recogen las cosechas o se degustan los mostos. El tomate de viña es una especie conocida por los más viejos del lugar. Hurtado y Vieira conocieron de su existencia gracias al proyecto “Mercado de Sabores”, un programa desarrollado por el Grupo de Desarrollo Rural de Jerez con el objetivo de promover el consumo de los productos de las pequeñas huertas que rodean la ciudad y donde se producen una importante variedad de cultivos, algunos de ellos ecológicos, de gran calidad gastronómica. Sin embargo, estos productos, destinados a veces al consumo familiar, no son conocidos y de ahí la necesidad de facilitar su comercialización para evitar la pérdida de esta riqueza cultural.

tomatedevinaenMostoDomi

Tomates de viña colgados en el sombrajo de una casa en las afueras de Jerez.

Tras indagar por la zona, las responsables de “Mercado de Sabores” tan sólo encontraron un par de viñas, cercanas a la carretera de Trebujena, donde se siguieran cultivando los tomates, aunque señalan que “tan sólo hemos empezado. Estamos seguras de que descubriremos más”. El Grupo ha estudiado este cultivo que se enmarca dentro de la actividad habitual que llevaban a cabo los cuidadores de las viñas del marco de Jerez. Estos, para abastecerse, aprovechaban los terrenos baldíos donde no había plantadas vides, para explotar un pequeño huerto para consumo propio. Entre los productos habituales de estos huertos estaba el tomate de viña. Marisol Vieira, ingeniera agrícola, destaca que el tomate de viña es, en origen, un cultivo de secano, aunque a veces se regaba algo las plantas para acelerar la cosecha. Se consigue un tomate pequeño pero de gran resistencia por lo que podía permanecer colgado meses a la interperie sin estropearse, una gran ventaja cuando todavía no existía el frigorífico. Los huertanos también los aprovechaban para hacer conservas. Ahora, el primer objetivo, es lograr contar con semillas de este tomate para poder recuperar su cultivo y luego tratar de que los huerteros lo planten. Por lo pronto, el proyecto ya ha cautivado el interés de Slow Food, el colectivo que recientemente se ha implantado en Jerez y que pretende la recuperación de productos tradicionales y también del proyecto Tierra Culta, un programa desarrollado por grupos de desarrollo rural de Andalucía y auspiciado por la Junta, que pretende impulsar los productos artesanos.

ajocalienteMostoDomi-con-rabanito

El ajo caliente ya listo para servir con su rabanito de adorno.

Esta receta que vamos a presentar pertenece a Ana María Puerta Vega, cocinera del Mosto Domi . Lo aprendió a hacer de su madre Dolores Vega, que fue la primera cocinera del establecimiento cuando se abrió en 1992. Este plato es típico de los cortijos que rodean Jerez y lo solían tomar los trabajadores de la vendimia. Se suele acompañar con mosto. Este está realizado con tomate de viña, unos ejemplares de pequeño tamaño que se crían en rama. Antes eran muy habituales en los campos jerezanos pero ahora está practicamente extinguido.  El propietario de esta venta Domingo Puerta, hermano de Ana María (que sale en la foto elaborando el ajo caliente en un dornillo con machacaera), es uno de los pocos que lo sigue cultivando ya que tiene la particularidad de que colgados en un sombrajo pueden aguantar todo el invierno sin estropearse.

Ingredientes (para 4 personas):
•    Medio kilo de tomates de viña maduros (se puede sustituir por tomate rojo).
•    4 dientes de ajo.
•    3 pimientos verdes.
•    Sal.
•    250 gramos de pan de telera asentado (hecho de uno o dos días).
•    1 litro de agua hirviendo.
•    200 mililitros de aceite de oliva virgen extra de la Cooperativa de Los Remedios de Olvera.
•    4 rabanitos pelados.

Elaboración
Lo primero es majar los 4 dientes de ajo con la sal en un majador. Luego, lo ideal es utilizar un dornillo, que es el recipiente típico para realizar este plato realizado en madera. Si no se tiene utilizar una cacerola o un recipiente amplio e incorporar en él el ajo majado con sal, el pimiento verde picado en trozos pequeños y el tomate triturado. En caso de utilizar tomate de viña, que es el que utilizan en este establecimiento, se pone entero. Si no se usa este y se utilizan tomates maduros lo mejor es quitarles la piel. Se pasan por la batidora y se incorporan al dornillo donde estaban los pimientos, la sal y el ajo machacados. Se coge el pan de telera y se parte a rodajas más bien finas y se va incorporando al dornillo. Se incorpora el aceite, en este caso de la Cooperativa de Los Remedios de Olvera. En el fuego se pone 1 litro de agua a hervir. Cuando esté hirviendo se echa por encima de los demás ingredientes. No echar toda, para poder rectificar luego y alcanzar el espesor deseado. Coger entonces una machacaera (palo de madera utilizado para majar los ingredientes) e ir triturando el pan y uniéndolo al resto de los ingredientes. Se obtendrá una sopa muy densa. Rectificar de agua si se desea y tapar con un paño, dejando reposar el conjunto unos cinco minutos. Se sirve caliente, en dornillos pequeños y adornado con un rabanito crudo entero, pero pelado, dejándole la raiz para poder cogerlo. (Textos y fotos: Pepe Monforte)



258. EL JEREZ JUDÍO.

8 07 2010

juderia1

El libro del Repartimiento de Casas y Heredades de Jerez es un libro donde el rey Alfonso X distribuye los bienes que tuvieron que dejar, obligadamente, los musulmanes que habitaban la ciudad ante la intervención militar del rey cristiano. El reparto se realiza entre nobles, altos mandos militares, oficiales, soldados, cargos eclesiásticos, etc. Sobre esta auténtica joya del Archivo Municipal se puede consultar un trabajo que lo transcribe íntegramente, a saber, González Jiménez, M. y González Gómez, A.: El Libro del Repartimiento de Jerez de la Frontera. Estudio y edición, Diputación Provincial de Cádiz, Instituto de Estudios Gaditanos, 1980.

juderia3

El preciado libro se encuentra actualmente en el llamado Archivo Histórico Reservado con la signatura C. 22, nº 14: Libro del Repartimiento de Casas y Heredades de Xerez dadas por Alfonso X el Sabio a los súbditos que le acompañaron en la conquista de la ciudad. Jerez, 1338. Lo que se conserva, ojo, no es el original, que debió redactarse en el siglo XIII, sino una copia del siglo XIV, pero es de vital importancia para el conocimiento histórico de aquellos momentos. Debió existir también un Libro del Repartimiento de carácter rural, es decir, de distribución y asignación de fincas, dehesas, donadíos, pinares, olivares, viñas, tierras de pan llevar, etc., a los participantes en la reconquista, pero este libro falta del Archivo Municipal desde hace siglos.
En el mismo se hace mención a la comunidad judía que permaneció en la ciudad hasta su expulsión en 1492.

Artículo: “Jerez de la Frontera: Su judería en 1266″
Autor: Fidel Fita Colomé (1835-1918)
Boletín de la Real Academia de la Historia [Publicaciones periódicas]. Tomo 10, Año 1887.
Leer en la web:

www.cervantesvirtual.com

Artículo: “Notas sobre arqueologia funeraria judia en época medieval”
Autor: Jorge Casanovas Miró
(Nota: Contiene referencias a Jerez)
Leer en la web: http://e-spacio.uned.es

Artículo: “Judeoconversos de Jerez y el obispado de Cádiz a fines del S-XV
Autor: Gonzalo Carrasco García
(Publicado en España medieval, nº 29, 2006)
Leer en la web: http://revistas.ucm.es

Web de Tarbut Sefarad:
http://www.tarbutsefarad.com/index.php?option=com_content&view=section&layout=blog&id=129&Itemid=3265

Bibliografía: ¿Por qué lloraron los judíos al abandonar Jerez?
Autor: Juan Félix Bellido. Ed. Caja de Ahorros de Jerez. Jerez, 1992.

Texto y foto: José Luis Jiménez.



257. DANIEL CARRETERO RUIZ-CORTINA. De la fotografía, una pasión.

5 07 2010

 

A veces me gustaría ser invisible para poder coger las expresiones más reales de la gente”, asegura Juan Daniel Carretero Ruiz-Cortina, conocido popularmente como El Penumbra. Es hijo, nieto y sobrino de una saga de fotógrafos de gran prestigio en la ciudad, y para quien la importancia de la fotografía radica en la posibilidad de crear arte. Desde que era pequeño vive rodeado del mundo de las instantáneas, algo que ahora adora. Siempre lleva una cámara con él porque “cuando voy por la calle me gustaría fotografiar cada cosa que veo, y a la gente, las expresiones de felicidad de las personas. Aunque es difícil porque la gente no parece feliz, todo el mundo va serio por la calle Larga”.

 

daniel carretero

Este arte lo considera como una manera de crear y trabajar para uno mismo. Por eso, es gran defensor de la fotografía digital, porque permite mucho juego. “Las nuevas tecnologías son el futuro de este arte porque se pueden hacer verdaderos milagros con algunos programas informáticos. Tu trabajo termina siendo muy divertido porque puedes jugar con estas herramientas”, aseguró Daniel. “Yo diseño porque es mi trabajo, pero también lo hago para mí. Hago fotografías para decorar mi casa, mi habitación o la tienda“, continuó. Es una profesión que le encanta porque permite crear y, sobre todo, trabajar para uno mismo, lo que tiene muchos beneficios morales, y además es mucho más fácil porque puede trabajar a sus anchas.

No sólo se desvive por captar momentos con su cámara sino que es fiel a la Semana Santa. A pesar de no tener tradición en la familia, con tan sólo nueve años, su madre lo tenía que llevar a ver el paso de la Amargura. Su espíritu es de cofrade. Actualmente es hermano de la Yedra, de la Sagrada Cena y del Soberano Poder. Tal es la pasión por la Semana Santa, que desarrolló una página web, www.sercofrades.com, que tuvo que dejar porque “estaba dando un servicio a los cofrades y ni siquiera yo me estaba desarrollando como cofrade, no me daba tiempo“, aseguró. Actualmente, trabaja en la tienda de su padre, Daniel Carretero, situada en la Porvera y además, será el responsable de la página web del Consejo de Cofradías. “Manuel Muñoz Natera había confiado en mí para la web del Consejo, e intentaré que esté actualizada y completa. Sólo seré las manos del consejo para comunicar los asuntos de las hermandades”.

Asegura que “aquí en la tienda le metemos mano a todo tipo de trabajo, desde una reproducción hasta una boda de algún famoso”. Eso es lo magnífico del mundo fotográfico, innovar con cada tema. En un curso aprendió la técnica y sus reglas. Con los años y los consejos de su familia aprendió mucho pero, sobre todo, intenta transmitir el reflejo de cada momento que capta con su objetivo. De una profesión una pasión.