050. RAFAEL BERNAL GARCÍA DE VILLEGAS. Rociero Ejemplar.

7 09 2009

rafaelbernal_jerezEl 22 de mayo de 1914, el año que comienza la I Guerra Mundial, Rafael Bernal y García de Villegas, hijo de Enrique Bernal Tovar, nace en en número 42 de la Plaza Domecq. Hasta los cinco años permanece en el que fue su primera escuela: el Colegio de las Carmelitas, continuando sus estudios en el Colegio de los Marianistas. En su casa deciden que tenía que trabajar y hace el aprendizaje, como meritorio, en la Bodega del amigo de la familia Enrique O’Neale. Aquel joven meritorio, que no cobraba, al año entró ya en nómina de la empresa bodeguera.

El servicio militar lo realiza en la capital de la provincia, en Cádiz, desde cuyo acuartelamiento es trasladado a Zaragoza, con 22 años, tomando parte en la Guerra Incivil. Una vez terminada esta se reincorpora en la Bodega O’Neale. Durante su estancia en Cádiz conoció a quien sería, con el tiempo, su mujer, la egabrense María Dolores Bucet Caballero, cuya familia estaba afincada en la capital. De ese matrimonio nace su única hija: Pilar Bernal Bucet.

En 1942, Francisco Lobatón, amigo de nuestro protagonista, le propone la administración del Coto Doñana que él ostentaba y que, por sus múltiples ocupaciones no podía atender con el detenimiento que requería. Así, entra en contacto con la familia González Gordon, administrando la parte correspondiente a dicha familia, hasta muy avanzada edad, lo que le permitió conocer Doñana en profundidad. Mensualmente atravesaba a caballo aquellos parajes, acompañado por algún guarda; muchas veces con su amigo Antonio Chico Vázquez, de la misma edad que Rafael, con algunas mulas de carga con los enseres que se necesitasen.

En aquellos tiempo no existía la carretera asfaltada desde Almonte hasta la costa. Aquellos eran arenales y dunas y, el trayecto entre Jerez  el Palacio de Doñana era largo y bastante penoso. El primer recorrido entre Jerez y Sanlúcar lo hacía en coche y, en Bajo de Guía, “El Caroca”, barquero buen amigo de Rafael lo cruzaba a vela o a remo, que entonces era la única forma de hacerlo con las embarcaciones de entonces.

hermandadrocio_jerezEl contacto con el coto de Doñana hace que Rafael se impregne del sentimiento rociero. El simpecado de Jerez, el primitivo, así como los demás atributos de la Hermandad se guardaban en la Bodega La Constancia, de González Byass, custodiado por un sanluqueño: Pepe Gálvez. En 1945 la Hermandad del Rocío jerezana andaba de capa caída después de la contienda nacional. La gente no estaba para devociones, sino para salir adelante. Solo siete hermanos representaron a la cofradía de gloria jerezana en la aldea almonteña: Rafael Maté, Gabriel González Gordon, Manuel Barcel Nieves, Fernando González Gordon, José Mateos Hidalgo, Pedro Molina Surga y el propio Rafael Bernal.

Pero leamos, de sus propio puño y letra, que escribe Rafael Bernal sobre lo que ocurrió en los años siguientes 1946 y 1947 a la hermandad rociera jerezana: «En los años 46 y 47 toca fondo nuestra querida herman- dad. En el 46 encontrándome prácticamente solo, decido atravesar el coto, como tantas veces lo hice, a lomos de caballería, con la sola compañía del guarda Juan Robles (padre) que era el encargado de los mulos y con algunos de ellos llevamos el simpecado desmontado en una caja de madera, y los demás enseres en fundas de lona, hasta el Rocío.
Una vez allí llevé el Simpecado y los demás enseres a la casa de D. Salvador Noguera, donde monté el Simpecado en una habitación en la entrada, y desde allí partió la comitiva representativa de la Hermandad de Jerez. Previamente me había puesto de acuerdo con varios amigos y conocidos de Almonte y Sanlúcar,(a los que siempre tendré en el recuerdo) para que una vez hecha la presentación de esta ultima, y devueltas las insignias de la misma, se dirigieran a casa de D. Salvador Noguera donde los esperaría yó para hacer la entrada de Jerez. La comitiva a caballo iba encabezada portando el Simpecado, Encarna, una hija de Cayetano Bustillo. Después con las banderas y varas figuraban Manuel Escolá Peláez, Ángel Díaz de la Serna Carrión (ambos Almonteños) Cayetano Bustillo Delgado, Pepe Jurado, (le decían Pepe Pellejo, sin que él se molestara) Enrique Fernández, Pepe Espinar, Curro Marcha,”El Cubano”, “Los Mellizos” y algunos más, como único jerezano estaba yo, precedido todo ello por un?pitero de Sanlucar.

romeriadelrocio_antigua

Al año siguiente, el 47, y después de cruzar el Coto con la sola compañía de Juan Robles, como la primera vez, fue todo igual,con la excepción que los acompañantes en la presentación en la que porté el Simpecado, fueron una serie de amigos como Ramón Segovia, Gabriel y Fernando González Perico Molina Surga, Pepe Mateos, Manolo Barcell, Rafael Maté (este ultimo de Huelva) y varios amigos más. Gracias a todos los que acompañaron a nuestro Simpecado durante estos dos años, sobre todo a amigos sanluqueños, Jerez sigue conservando el puesto 16, y gracias a la Santísima Virgen, termina la penuria de nuestra hermandad jerezana y aparece la figura de un gran rociero y grandísimo amigo mío: Manuel Valderas Sevilla

En Septiembre de 1992, siendo Hermano Mayor del Rocío Juan Manuel Bocarando, se inauguró la Casa de Hermandad en la calle Chancillería. Aquel día, 19 de septiembre,  y durante los actos de inauguración se le impuso la medalla de plata de Hermano Ejemplar y se le entregó una placa recordatoria de la distinción.


Acciones

Informacion

Una respuesta a “050. RAFAEL BERNAL GARCÍA DE VILLEGAS. Rociero Ejemplar.”

15 08 2010
almebe (16:24:14) :

Lo conoci por que fue mi jefe en el concecionario de automobilies de su propiedad, y nos trataba estupendamente, muy educado, respetuoso hacia el personal, ni una palabra mas alta que otra. Un ejemplo que debian de tener algunos empresarios de hoy y lo digo por experiencia.

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree