108. TEODORO NICOLÁS MICIANO BECERRA. Un pintor apegado sin tregua a sus ideas.

23 12 2009

Teodoro1_jerezTeodoro Nicolás Miciano Becerra (Jerez de la Frontera 1903- Madrid, 1974) es uno de los grandes pintores del siglo XX, no sólo en la ciudad, a la que estuvo ggran parte de su vida apegado, sino de todo el país. Sólo la Guerra Civil y el posterior régimen dictatorial hicieron que su obra no relumbrara tanto, pero su legado es hoy ejemplo de buen hacer y de enseñanza para los artistas presentes y futuros. Y es que desde que terminó en 1926 los estudios en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, Teodoro Miciano vivió intensamente la vida cultural que en su ciudad natal Jerez se articulaba en torno al Ateneo. A los veintisiete años era director artístico de la¡ revista de esta institución, colaboraba como ilustrador de la revista África de Ceuta y su talento era reconocido en los círculos de la ilustración gráfica y cartelismo fuera del ámbito jerezano. Asimismo, simultaneó la actividad creativa con la docencia en la Escuela de Artes y Oficios de Jerez (1929-1931) y en 1933 obtuvo en Madrid el título superior de Pintura, Escultura y  Grabado. (Imagen extraída de la web jerezdecine.com).

Activo profesional y políticamente

Teodoro5_jerezSu actividad artística y profesional iba de la mano del compromiso social y político. El 14 de junio de 1931, sólo dos meses después del advenimiento de la II República, el ministro de Instrucción Pública, Marcelino Domingo, recibía una carta del dirigente republicano Fermín Aranda recomendándolo para el puesto de delegado provincial de Bellas Artes; además de sus méritos profesionales, aseguraba que era “republicano de antes de la República”. En 1932 fue vocal del primer comité local del partido Acción Republicana en Jerez, fue nombrado interventor en las elecciones de noviembre de 1933 y su vínculo con la clase política de la ciudad se estrechó cuando contrajo matrimonio con una hija del azañista Francisco Germá Alsina (la jerezana Francisca -Paquita- Germá Casas, ver nótula 036 sobre este personaje político jerezano, con quien estuvo en la cárcel tras el golpe de estado del 36)) que había sido alcalde de la ciudad. (Su faceta como activista político a través de su arte no pasa desapercibida en su obra).

En 1935 viajó a Madrid para realizar unas oposiciones y se estableció en la capital con su esposa por haber aceptado la dirección artística de la revista Mundial. Las circunstancias excepcionales de la guerra incidieron en su trayectoria profesional y política. La revista Mundial fue clausurada y trabajó como profesor de dibujo en una guardería infantil que cerró cuando los niños fueron evacuados a Valencia en noviembre de 1936. Esa fue, según su propia declaración en un documento interno de Partido Comunista, la fecha de su ingreso en la organización y posteriormente se afilió a la UGT. También fue miembro del Socorro Rojo Internacional, Amigos de la Unión Soviética y de la Asociación de Intelectuales Antifascistas. En 1938 formó parte de la junta directiva del Sindicato de Profesionales de las Bellas Artes, que fue estrecho colaborador de la Consejería Delegada de Propaganda y Prensa de la Junta de Defensa de Madrid y, posteriormente, de la delegación madrileña de la Subsecretaría de Propaganda.

Durante la guerra

Teodoro2_jerezNo hay una recopilación sistemática de su producción gráfica durante los años de guerra,  pero se conocen varias decenas de grabados y viñetas de carácter político y propagandístico publicados en el periódico comunista Mundo Obrero, en cuyos talleres tipográficos trabajó desde principios de 1937. En noviembre de 1938 dejó Mundo Obrero, al parecer porque su quinta fue llamada a filas. Él había sido declarado inútil en 1924, pero se incorporó al Ejército como oficinista y delineante. En 1939 marchó a Valencia con la intención de embarcarse rumbo a Argentina, donde residían sus hermanos desde hacía dos décadas, pero no pudo obtener pasaje y al terminar la guerra fue internado en el campo de concentración de la Plaza de Toros de Alicante. (Su obra ‘El columpio’).

De vuelta a ‘casa’

Teodoro3_jerezEl 6 de junio de 1939 obtuvo un salvoconducto para trasladarse a Jerez y se estableció en su antiguo domicilio, pero la Falange jerezana estaba en comunicación con la de Alicante desde antes de su llegada. El delegado local de Información e Investigación remitió a la Comandancia Militar un informe en el que se vertían toda clase de acusaciones contra él, desde haber participado en un homenaje a Nicolás Salmerón hasta sospechas de que podría haber colaborado en la evacuación de niños republicanos al extranjero, pasando por haber sido fotografiado en compañía de intelectuales de izquierdas. Como prueba de su actividad se adjuntaba un ejemplar del número extraordinario de Mundo Obrero, cuya portada, firmada por Miciano, magnificaba el poder militar soviético acudiendo en auxilio del Ejército Popular de la República. Fue suficiente para que la Comandancia Militar de Jerez ordenase detenerlo el 24 de junio y quedase ingresado en la Prisión del Partido de Jerez a disposición de la Auditoría de Guerra. Teodoro Miciano había sufrido 351 días de prisión preventiva y debía permanecer encarcelado hasta la completa extinción de la condena el 21 de junio de 1959. Las duras condiciones de vida de las cárceles franquistas son bien conocidas y en 1940 eran más de seiscientos presos los que se hacinaban con Miciano en la Prisión del Partido de Jerez. La mayoría de los presos políticos condenados por los tribunales militares no cumplieron íntegramente las penas, sino que recibieron los beneficios de reducciones, indultos y decretos libertad provisional. Miciano salió de la cárcel el 9 de febrero de 1942 y en abril se le concedió la libertad condicional. Hasta esa fecha había cumplido 771 días de prisión efectiva más 308 extinguidos acogiéndose al sistema de Redención de Penas por el Trabajo.

La emigración

Teodoro4_jerezAl salir en libertad se trasladó a Barcelona, donde trabajó como ilustrador para editores d alta bibliofilia vinculados a la Asociación Catalana de Bibliófilos. De su actividad artística en los años inmediatos hay que subrayar la obtención del diploma de segunda clase de la Sección de Grabado en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Barcelona en 1944 y la ilustración de La ilustre fregona de Cervantes, Fuenteovejuna de Lope de Vega, El Abencerraje de Antonio de Villegas, El capitán veneno de Pedro Antonio de Alarcón… En 1953 vio la luz el primer tomo de El Quijote de Ediciones Jurado, una de sus obras más emblemáticas.

Los éxitos

Desde 1948 impartía docencia en la Escuela de Artes y Oficios de Barcelona y los premios a su obra se acumulaban uno tras otro. Entre otros, la medalla de primera clase en la Exposición Nacional de Artes Decorativas de Madrid en 1949, el Concurso Nacional de Grabado de la Dirección Nacional de Bellas Artes en 1950…y hasta un total de setenta y seis premios en concursos para sellos de correos convocados entre 1950 y 1957 por la Dirección General de Plazas Africanas y por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Desde 1959 fue profesor de la Escuela de Bellas Artes y de la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Madrid. Finalmente, su trayectoria profesional culminó cuando en 1971 fue nombrado director de la Calcografía Nacional y en 1972 se incorporó a la Real Academia de Bellas Artes de Madrid.

Teodoro6_jerez

(Su ilustración de ‘El Quijote’ ha sido una de sus grandes aportaciones al arte del siglo XX).

El último galardón que se le otorgó fue la Medalla de Oro de la Bienal de Florencia en 1974. El Gobierno español había decidido no presentar sus grabadores a aquel evento, pero el comité organizador invitó a Miciano a título personal y le concedió el galardón por el conjunto de su obra. Era el mayor premio internacional que se había otorgado a un grabador español. Lo hubiera recibido en el acto de clausura de la Bienal, pero lo impidió un ataque cardíaco que acabó con su vida el 11 de junio de 1974 en Madrid. (Extracto de la biografía de Fernando Romero Romero y Ángel Blázquez Sánchez).

Su obra

Teodoro7_jerezAdemás de su trabajo como pintor, dibujante y grabador, hay que destacar el gran cartel que pintó para las Fiestas de Primavera de Jerez en 1930, originalmente titulado Noche jerezana, que acusa las influencias del grabado a través de las líneas del dibujo. Merecen ser destacados también los grandes cuadros que cuelgan de las paredes del Teatro Villamarta en su ciudad natal. Es uno de los más representativos artistas del siglo XX jerezano y su magisterio ha influido mucho en la obra de otros grandes pintores locales como Juan Padilla, Carlos Gallegos, Vicente Chamorro y Manuel Muñoz Cebrián. (El cartel que realizó para las Fiestas de Primavera de su ciudad, Jerez, en 1930, una de sus obras más valoradas y reconocidas en la zona).


Acciones

Informacion

Una respuesta a “108. TEODORO NICOLÁS MICIANO BECERRA. Un pintor apegado sin tregua a sus ideas.”

17 12 2012
zegeri (20:22:37) :

Todos, salvo los más jóvenes, hemos tenido en la mano una obra de Teodoro Miciano. El reverso de las monedas de 5, 25 y 50 pesetas de Franco son un grabado suyo. Estas monedas estuvieron en circulación desde 1957 a 1997 y tienen como motivo el águila de San Juan.
Es paradójico que el símbolo que mejor identifica al franquismo fuera obra de un ex-militante del PCE.

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree