031. RAMÓN CLAVIJO PROVENCIO. Director de Bibliotecas.

3 07 2009

Ramón-Clavijo-Provencio

Ramón Clavijo Provencio nace en Alcazarquivir (antiguo Protectorado español en Marruecos) el domingo 30 de octubre de 1955. Su padre era militar y en aquellos momentos estaba destinado en dicha ciudad. En 1956 el país vecino obtiene la independencia y comienzan a desmantelarse los últimos restos de la administración española.  Cuenta Ramón que el viaje de regreso a con sólo 2 años en 1957 lo hicieron en un Junquer  de origen alemán y que su padre siempre comentaba que aquella travesía fue horrible.  Su padre se incorporó a su nuevo destino en Cádiz,  aunque la familia se instala en El Puerto de Santa María en una casa de la plaza Isaac Peral próxima a la albertiana calle Nevería. En la ciudad porteña vivieron hasta 1962. (En la imagen, Ramón Clavijo, impartiendo una conferencia).

No me gustaría pasar de esta etapa sin citar dos claves en la vida de Ramón. La primera de ella es que su recuerdo más primigenio de los libros era el de su madre leyéndole en el trayecto en el tren de El Puerto de Santa María  a Cádiz cuando iban a visitar a su padre.

img071

Ramón con su padre, recién destinado a España, tras la independencia de Marruecos donde estaba destinado como militar. En casa de sus abuelos en Los Barrios alrededor de 1958.

Otra cosa que recuerda  ya con cierta nitidez Ramón,  son las maravillosas historias que le contaba su padre de Marruecos. Esos relatos y haber nacido en ese país ha traído como consecuencia su fascinación por el vecino del sur y también por la literatura viajera,  una de sus pasiones. Por esa razón, libros de autores como Bruce Chatwin o Regard  Brenan   siempre los tiene a mano. Un momento importante para Ramón fue cuando conoció a Chatwin un día de verano  de principio de los años ochenta  en un chozo (no un sofisticado chiringuito) en una playa cercana a Tarifa.

La alameda del Banco en 1955 cuando la actual sede de la Biblioteca Central era la sede del Banco de España.

La alameda del Banco en 1955 cuando la actual sede de la Biblioteca Central era la sede del Banco de España.

Pero después de este comentario tengo que hacer un flashbacks y volver a su etapa en Cádiz desde 1962 a 1976.  Un ambiente familiar en el que sus padres más que grandes lectores, siempre fueron conscientes del valor de la literatura. En su casa siempre hubo libros, aunque más que la cantidad, era el convencimiento instalado del valor de la lectura,  como algo indisoluble de la vida familiar. Todas estas circunstancias propiciaron que Ramón tuviera claro desde muy joven (algo poco normal en los años mozos) que tenía que estudiar Periodismo o Filosofía y Letras (la carrera que hasta hace unos años nutría de bibliotecarios y arqueólogos los centros de este país).

El Cabildo fue sede de la Biblioteca de Jerez y Museo Arqueológico desde 1873 a finales de los años setenta del pasado siglo.

El Cabildo fue sede de la Biblioteca de Jerez y Museo Arqueológico desde 1873 a finales de los años setenta del pasado siglo.

Su familia materna proviene de Málaga, y Ramón conserva  un recuerdo inolvidable de varios veranos, a mediados de los años sesenta (primero desde el Puerto, y luego desde Cádiz), cuando iban a Nerja, donde sus tíos y abuelos tenían una vivienda a pie de playa. Era una Nerja donde las famosas cuevas no eran tan famosas, y el pueblo no se había inundado de forasteros a raíz de la serie Verano Azul. Aquel fue su “paraíso” de la infancia, pero el de su adolescencia hasta el momento presente  son las arenas más allá del río Salado, en dirección a Tarifa. kilómetros y kilómetros que aún guardan determinados lugares donde aún es posible perderse. Quizás sea el legado de su familia paterna, oriunda de Los Barrios, aunque esa playa de Palmones de la que conserva recuerdos adolescentes, sea  ya una triste sombra de lo que fue.

ramonclavijoprovencio_02_jerez

Con su amigo Ángel Muñoz Vicente(a la derecha), en los años universitarios, en una acampada cerca de Bolonia en 1977. Casualmente Ángel Muñoz Vicente es actualmente Director del campo arqueológico de Baelo Claudia.

En 1976 se va a vivir a Sevilla para estudiar Geografía e Historia (rama de Historia) en la Universidad Hispalense. Se licencia en 1978 aunque posteriormente vive durante dos años en Sevilla. Trabaja en Jerez desde 1981, recuerda que uno de sus primeros trabajos fue una colaboración con la extinta Hoja del Lunes.

En 1985 hay un hito importante en su vida. Gana por oposición la plaza de Técnico Superior Bibliotecario del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera. Se le nombra a su vez Director de la Biblioteca Municipal de Jerez. En 1993  con la puesta en funcionamiento de las 3 nuevas bibliotecas de distrito, es nombrado Director del Departamento de Bibliotecas del Ayuntamiento de Jerez., cargo que ostenta en estos momentos. Se plantea entonces vivir en Jerez, cosa que hace definitivamente en 1993.

ramonclavijoprovencio_familia_jerez

Ramón Clavijo Provencio y su familia.

Pero volvamos a su llegada a la biblioteca que no tiene desperdicio: Ramón jamás podía haber adivinado que su labor profesional terminaría en una biblioteca  con la riqueza patrimonial y, sobre todo, la historia de la de Jerez. Lo curiosos es que cuando comenzó a trabajar en ella casi nadie sabía de su riquísimo pasado.

 su amigo Diego Caro Cancela

Entre sus amigos más queridos, cita especialmente y se enorgullece de ello, a Diego Caro Cancela, profesor de la UCA (Departamento de Historia  Contemporánea), con el que entabló  amistad en los difíciles años 80, cuando  era un joven investigador de la historia y Ramón un principiante en el fascinante mundo de las bibliotecas. Muchos recuerdos tiene junto al historiador trebujenero cuando organizaban la Biblioteca Municipal de Jerez, en los tiempos previos a la inauguración de su actual sede en la plaza del Banco, en unas deficientes instalaciones de la calle Rosario, entonces economato de Rumasa y hoy Conservatorio de Música, procurando preservar el rico legado bibliográfico para las generaciones futuras. En la cámara acorazada del antiguo Banco de España, recuerda Ramón que había una parte importante del patrimonio de la Biblioteca de Jerez, eso sí, todo muy ordenado, aunque el trabajo que le quedaba por hacer era enorme. (En la imagen, el Prof. Dr. Diego Caro Cancela).

Ramón recuerda con emoción en sus primeros tiempos como director de la biblioteca a Miguel Benítez, un auxiliar que para él siempre fue un buen amigo a pesar de la diferencia de edad. Cuando le conoció estaba a punto de jubilarse, pero fueron impagables las historias y anécdotas que le llegó a contar de su época al lado de Manuel Esteve Guerrero, el bibliotecario y arqueólogo sin el que no podemos comprender la historia de la biblioteca y el Museo de Jerez de la primera mitad del siglo XX. Miguel le permitió a través de él, tener una visión de muchos personajes y, como no, de estas importantes instituciones y de la vida cultural de Jerez de esos años.

Con Miguel Benítez su amigo y compañero en sus primeros tiempos al frente de la Biblioteca Municipal por entonces instalada en la calle Rosario.
Con Miguel Benítez su amigo y compañero en sus primeros tiempos al frente de la Biblioteca Municipal por entonces instalada en la calle Rosario.

La integración de Ramón Clavijo en el mundo cultural de Jerez  ha sido intensa desde que comenzó a trabajar en nuestra ciudad hace 24 años. Con el riesgo de omitir algo importante de sus numerosas actividades, voy a tratar de pormenorizar algunas de ellas:

  • Colaborador del Diario de Jerez desde su fundación en 1984. Como lector compulsivo,  lleva una sección en colaboración con el buen amigo José López Romero que se llamaba “Lectores sin remedio”  de la que pronto sacarán un libro. Casualmente uno de los últimos dedicado a  Chatwin, como dijimos antes, uno de sus autores de culto.
  • Miembro fundador de la ASOCIACIÓN DE HISTORIA DE JEREZ (SERIS) en 1986, asociación actualmente integrada en el C.E.H.J (CENTRO DE ESTUDIOS HISTORICOS JEREZANOS) del que es miembro de su Junta Directiva.
  • Fundador de las JORNADAS DE HISTORIA DE JEREZ (1986)
  • Miembro del consejo de redacción de la REVISTA DE HISTORIA DE JEREZ desde su fundación en 1989, siendo  su Director desde 2004.
  • Autor de varias obras entre las que destacaríamos “La biblioteca Municipal, 112 años de historia” (1986); “Jerez y los viajeros” (1989), o “Manuel Esteve, medio siglo de cultura jerezana”. Fue coordinador y coautor de la obra “Historia general del Libro y la cultura en Jerez” (2003).
  • Ha colaborado con numerosas publicaciones periódicas de ámbito nacional como Historia y Vida o Revista de Literatura.
  • Miembro de la Asociación andaluza de Bibliotecarios  desde 1985 ha formado parte de los comités organizadores de numerosos eventos relacionados con el mundo del libro, entre los que destacaríamos Las X Jornadas Bibliotecarias de Andalucía (Jerez 1998), y el II Congreso Nacional de Encuadernación Artística, Bibliofilia y Patrimonio Bibliográfico ( Cádiz, 2004).
  • Es miembro de la REAL ACADEMIA DE SAN DIONISIO DE CIENCIAS, ARTES Y LETRAS, desde 2001.

ramonclavijo_riosruiz_jerez

Con el poeta jerezano Manuel Ríos Ruiz en el año 2000 que le invitó a dar una conferencia en la Real Gran Peña de Madrid a los “jerezanos de la diáspora” sobre la historia de la Biblioteca Municipal de Jerez.

En su ámbito personal, Ramón Clavijo está casado con Rosario Sacaluga, nacida en Cádiz, y que pertenece a esas pioneras del cuerpo de funcionarios de la administración del Estado que en su día dieron el paso de pedir ser transferidos a la entonces pionera administración de la Junta de Andalucía.  Eso fue al comienzo de la década de los ochenta del pasado siglo. Actualmente desempeña su trabajo en delegación de Hacienda de la administración andaluza en Jerez.  Tienen dos hijos: Laura, que estudia en el campus de Jerez la carrera de Empresariales, y Ramón que el próximo curso comenzará estudios de psicología en Universidad de Sevilla.

Vive en la avenida de Méjico de Jerez desde comienzos del año 1995. Tal vez en esa zona sigan prendidos en el aire los ecos de tardes de gloria (pocas) del Xerez F.C. o del Xerez Club Deportivo.

Para concluir y aunque se me perciba subjetividad,   quiero añadir que Ramón Clavijo Provencio es un magnífico tipo con la categoría de haber venido de fuera para quedarse y mostrarnos a los jerezanos la maravilla de nuestro legado bibliográfico. Después de tan manida trinidad: “VINO, CABALLOS y FLAMENCO” bien estaría ponderar nuestra maravillosa biblioteca fundada en 1873 y que tiene en Ramón Clavijo Provencio su principal custodio para las generaciones venideras

José Prudencio López Campuzano


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree